16/08/2019 / 11:31
Redaccion


Imagenes

Cuatro toros de El Montecillo coparán la atención de miles de personas en el tradicional encierro de Brihuega

La suelta será este viernes, 16 de agosto, a las 18.30 horas. 


Cada 16 de agosto, la localidad de Brihuega se convierte en el epicentro del mundo taurino de nuestro país. El emblemático encierro de la localidad congrega a miles de aficionados a correr delante de los astados, y ya está todo preparado para que hoy salga todo como está previsto. 

En esta edición se contará con cuatro ejemplares de la ganadería de El Montecillo, perteneciente a la Unión de Criadores de toros de lidia. La vacada de El Montecillo pasta en Orgaz, al pie de la sierra de Los Yébenes (Toledo) y es el segundo hierro del ganadero Francisco Medina tras la venta de El Ventorrillo, que llegó a la cima de las principales ganaderías de bravo. La ganadería, de reciente creación, está formada por 90 vacas y varios sementales de El Ventorillo. El origen es de Juan Pedro Domecq.

Los toros protagonistas en Brihuega son: Rejonero (nº 14), nacido el 19 de octubre de 2014, herrado con guarismo 5, de pelo negro; Carpetón (nº 34), nacido el 17 de febrero de 2015, herrado con guarismo 5, de pelo negro;  Republicano  (nº 39), nacido el 22 de abril de 2015, herrado con guarismo 5, de pelo colorado salpicado bragado corrido ojo de perdiz;   Luminoso (nº 43), nacido el 19 de octubre de 2014, herrado con guarismo 5, de pelo negro bragado meano corrido. 

La reconocida ganadería Campo Bravo Alcarreño de José Luis Viejo será, por quinto año consecutivo, la encargada de conducir el encierro. 

Y como la expectación es cada año mayor, el Ayuntamiento de la localidad ha instalado numerosas barreras que se dispersan por el recorrido del encierro y además, para el desarrollo del mismo contará con un amplio despliegue de dispositivos civiles y de seguridad con el fin de evitar incidentes de cualquier tipo. 

Desde por la mañana, cientos de taurinos y curiosos se acercarán a la localidad alcarreña para disfrutar de este acto. Pero la verdadera oleada de visitantes tendrá lugar cuando apenas resten dos horas para el preludio de este encierro, que es cuando los aficionados comienzan a llegar y repartirse por el pueblo para coger sitio y garantizarse así las mejores vistas de esta suelta. De esta forma, se reparten a lo largo de las calles de la villa y las laderas de los montes.

‘Parapachumba’

Tan tradicional como éste encierro son sus preparativos, con la reunión de peñas y vecinos que, vestidos de blanco y rojo y agarrados de la cintura o con la vara en alto, inician el multitudinario pasacalles a las 18.00 horas desde el Parque de María Cristina hasta la Plaza del Coso al son del conocido Parapachumba, interpretado por la Banda de Música de Brihuega. Es, sin duda, una costumbre muy arraigada a través de la cual se anuncia que solo falta media hora para la salida de los astados.

Si hay algo que marca las fiestas del municipio briocense es la tradición por una historia y unas raíces ligadas al mundo del toro que, en cierto modo, es una de sus señas de identidad. Según los escritos, sus orígenes se remontan al año 1584, siendo así el segundo encierro más antiguo del país después del de Cuéllar, en Segovia. Aunque las formas han cambiado con los años, guarda su esencia fundamental.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.8111 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019