23/02/2019 / 13:02
Alberto Bellera (Opta) / Huesca


El Quabit Guadalajara se topó en Huesca con Adrià Pérez y la defensa rival

Derrota en tierras oscenses (26-25) tras sufrir una nueva remontada y cuarta consecutiva para un Quabit Guadalajara que no levanta cabeza en la segunda vuelta.


La defensa planteada por el Bada Huesca logró marcar el partido del Quabit Guadalajara, más concretamente en la segunda mitad, ya que permitió que el conjunto local dispusiese de varios contraataques que, sumados a la gran aportación goleadora de Adrià Pérez (9 tantos), acabaron con un Quabit Guadalajara sin ideas excesivamente claras en ataque y con una defensa que sufrió para impedir los 26 tantos oscenses. Al final, 26-25 y cuarta derrota consecutiva para un Quabit Guadalajara que sigue sin levantar cabeza en la segunda vuelta de competición.

Dominio morado en la primera parte
Comenzó la defensa del Quabit Guadalajara ahogando las ideas ofensivas locales, algo que permitió al conjunto alcarreño tener diversas situaciones de contraataque -en una de las cuales provocaron la exclusión de dos minutos a Alex Marcelo- que aprovechó para ponerse 1-4 a los seis minutos de encuentro.

Sin embargo, el Bada Huesca supo recuperarse, y gracias a la buena movilidad que le dio al balón pudo igualar la contienda a seis goles.

De todas formas, los de César Montes supieron reponerse de ello y, gracias a los destellos de calidad en cuanto a los lanzamientos exteriores, lograron llevar su distancia sobre el siete oscense hasta los cuatro tantos en el minuto 18 de la primera mitad, gracias a un muy buen parcial de 1-5 marcado por el látigo de Chema Márquez, que les hizo llevar las riendas del partido durante varios minutos.

De hecho, podría haberse incrementado dicha distancia en buenas cantidades para el siete morado, pero no fue así como quiso que fuera Jorge Broto, el tercer portero del Bada Huesca, que se vio en el siete inicial debido a las lesiones de los dos porteros rojillos, ni tampoco JJ Hombrados, ya que ambos protagonizaron varias paradas para acabar siendo lo más destacado de los primeros 30 minutos.

De esta manera, el ‘colchón’ visitante no se fue a más de los dos goles al término de la primera parte (12-14).

Remontada del Huesca
Tras el paso por los vestuarios, la dinámica del encuentro continuó siendo la misma, en la que el conjunto castellanomanchego necesitaba su artillería en el lanzamiento exterior, lo que le permitía seguir al frente del marcador.

Sin embargo, el Bada Huesca, una vez pasados varios minutos de la segunda mitad, reajustó su defensa, y con sendas faltas en ataque provocadas, logró volver al empate.

Dicho empate provocó que el entrenador morado, César Montes, parase el reloj en el minuto 39:25, ya que necesitaba que su defensa diese un poco más de sí y pusiese en apuros los ataques oscenses.

Tras este tiempo muerto, la cosa no cambió demasiado, puesto que las diferencias en el electrónico seguían variando entre el empate y las rentas mínimas para el Huesca.

En todo caso, a falta de poco más de siete minutos para el final, los de Guadalajara conseguían volver a poner el empate en el marcador, el cual se alargaría hasta los instantes finales del encuentro.

A poco más de un minuto, con un 26-25 en el marcador, Chema Márquez trató de poner las tablas con una internada por el lateral derecho que Broto impidió que besase las mallas de su meta.

Tras un tiempo muerto solicitado por José Francisco Nolasco, y en una defensa muy presionante del Guadalajara, los locales perdieron el esférico, dejando a los de César Montes un ataque que elaboró en el tiempo muerto solicitado a falta de 40 segundos, en el que un intento de pase hacia el pivote visitante se perdió entre la zaga oscense, finalizando de esta manera los sesenta minutos, y quedándose los dos puntos en Huesca.

BADA HUESCA, 26; QUABIT GUADALAJARA, 25
BADA HUESCA:
Broto (37,5 %); Carmona (3), Marcelo (1), Filipe Mota (3 de penalti), Bonanno (5), Adrià Pérez (9, 2 de penalti) y Carró (2) -siete inicial-. Arguillas, Casterad (0%); Val, Camas, Ostojic (1), Eloy Félez, Zungri (2), Marco Mira, Miguel Malo y Miana.
QUABIT BM GUADALAJARA: Hombrados (30,8 %); Moya (6, 2 de penalti), Chema Márquez (6), Javi García (5), Paredes (1), Parra y Víctor Vigo (3) -siete inicial-. Donderis (25,0 %), Eceolaza (0%); Celada (1), Mellado, Serradilla (3), Alberto Sanz, Fuentes, Niewrzawa y Gallardo.
ÁRBITROS: Ignacio Pascual Sánchez y Carlos Luque Cabrejas (Federación Territorial de Cataluña). Excluyeron a Marcelo, Marco Mira y Carró por el Huesca y a Fuentes, Alberto Sanz, Paredes y Chema Márquez por el Guadalajara.
PARCIALES: 1-4, 4-5, 7-8, 9-12, 11-14, 12-14 (descanso). 15-17, 17-17, 19-19, 22-21, 24-24 y 26-25 (final).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 19ª jornada de la Liga ASOBAL 2018/19. Palacio de los Deportes de Huesca. 1.000 espectadores.

 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 1.3792 seg., Memoria Usada: 1.20 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019