El Quabit sigue jugando con fuego

Los morados caen ante el Atlético Valladolid y desperdician la oportunidad de acercarse a una permanencia que cada vez pinta más complicada (28-31).


Dejó pasar la oportunidad de alejarse del peligro el Quabit Guadalajara, y de paso meter en la pelea por evitar la quema a un nuevo rival, un Recoletas Atlético Valladolid que, tras ganar en el David Santamaría, avanza hacia una salvación que pinta cada vez más complicada para el conjunto alcarreño. No bastaron los arreones (que situaron al bando local a sólo un gol: 26-27 a falta de seis minutos y 28-29 con 90 segundos por consumir) ni el buen papel de Santamaría en el segundo tiempo para evitar una derrota de difícil digestión. Obliga el calendario a resetear rápido porque el sábado (18.30 horas) llega el colista Villa de Aranda, ante el que solo vale ganar. 

Arrancó fuerte el Quabit, con un parcial de 4-1 gracias a tres goles consecutivos de Paredes. Los forasteros se repusieron rápido y le devolvieron el parcial de 1-5 para ponerse por delante en el marcador superados los diez primeros minutos (5-6). Los hombres de David Pisonero cerraron la defensa, y desde la portería Carlos Calle comenzó a sumar paradas para desesperación de la primera línea del equipo alcarreño, que no encontraba rendijas en la muralla. A través de esas paradas, el Atlético Recoletas pudo correr y encontró superioridades en los extremos en los que, tanto Jorge Serrano como Daniel Pérez,  golpearon para mantener una renta de dos tantos de ventaja.

Los locales resurgieron alrededor del minuto 12, cuando Mariano Ortega ajustó su defensa 6:0 y los forasteros no entraron en una fase de bloqueo. La velocidad y el acierto a la contra de Jaime Gallardo y José Luis Román mantuvieron al Quabit en el choque. Pisonero cambió entonces la portería y Pérez Verdejo salto a la cancha para mantener la ventaja e incluso el Atlético Valladolid se marchó de tres en el marcador en los últimos segundos de la primera mitad, pero el Guadalajara, con un tanto afortunado de Ismael Korchi, recortó la desventaja (17-19).

Pero los hombres de David Pisonero salieron con la misma determinación en la segunda mitad y, tras un acelerón inicial comandado por Diego Camino, llevaron la renta a una máxima de cinco goles (19-24, min. 38). Pérez Vallejo había bajado definitivamente la persiana y el Quabit no sabía como atacar la defensa vallisoletana, que además se aliaba con la madera cuando los locales encontraban posiciones de lanzamiento. La desesperación se fue apoderando de los locales, que ni siquiera en claros contragolpes eran capaces de anotar. Ahí la intimidación de Pérez Verdejo fue clave. Y la respuesta llegaba desde la otra portería, en la que Dani Santamaría empezó a encadenar paradas para mantener a su equipo en el partido. En el ecuador de la segunda mitad, las paradas de los porteros explicaban el 21-25 que lucía en el marcador. 

El Quabit aceleró su juego ofensivo y comenzó a encontrar opciones claras de lanzamiento, sobre todo a través de los extremos, y así redujo la diferencia a solo dos goles (24-26, min. 49). Pero entonces volvió a parecer Pérez Verdejo para sofocar la rebelión morada. Dos intervenciones consecutivas de Dani Santamaría, una en un siete metros y otra en el rechace a Camino, permitieron al Quabit Guadalajara ponerse 26-27 a falta de seis minutos para el final. Entre Diego Camino y Miguel pérez devolvieron la ventaja a los forasteros; a falta de tres minutos ganaban por tres tantos de diferencia (26-29). La madera le negó la fortuna a Paredes y posteriormente en dos contras fueron Gallardo y Javi Rodríguez los que volvieron a apretar el tanteo (28-29) a falta de minuto y medio.

En esos compases finales un gol de Miguel Camino y una nueva parada de Pérez Verdejo terminaron de certificar la victoria vallisoletana. Todavía tendría el Quabit un siete metros pero esta vez Korchi estampó su lanzamiento sobre la cabeza del portero rival, lo que le costaría la expulsión. Miguel Camino aprovechó los últimos segundos para poner el 28-31 definitivo .

Ficha del partido:

Quabit Guadalajara: Hombrados; Savini (2), Paredes (4), Dariel García (1), Gastón (4), Alberto Sanz (1), Gallardo (6) -siete inicial- Santamaría, Korchi (4, 3p.), Romanillos, Arthur, Román (3), Alex López, Javier Rodríguez (2) y Tito Díaz (1).

Recoletas Atlético Valladolid: Calle; Nico López, Turrado, Dani Pérez (4), Miguel Martínez (3), Serrano (4, 1p), Víctor Rodríguez (1) -siete inicial- César Pérez, Diego Camino (5, 2p.), Ugarte (4), Adrián Fernández (3), Miguel Camino (3), Roberto Pérez, Álvaro Martínez (2) y Manu García (2).

Parciales: 3-1, 5-5, 7-9, 10-12, 14-15, 17-19 (descanso), 18-21, 20-24, 21-25, 24-27, 26-28 y 28-31 (final).

Árbitros: Peñaranda Ortega y Yagüe Moros (Comité aragonés). Excluyeron dos minutos a Dariel García, Tito Díaz, por el Quabit Guadalajara, y a Víctor Rodríguez (2), Roberto Pérez, por el Recoletas Atlético Valladolid. Expulsaron con roja directa al local Korchi (min. 59) y al visitante Ugarte (min. 59). Amarilla a Gastón; Ugarte y Víctor Rodríguez.

Incidencias: Pabellón David Santamaría. Encuentro pendiente de la jornada 24, disputado a puerta cerrada.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 1.4775 seg., Memoria Usada: 1.02 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2021