16/05/2020 / 21:30
Redacción


Imagenes

Fuentenovilla ha celebrado de manera emotiva y especial, por la pandemia, sus fiestas de mayo


Si bien este año no se han podido celebrar las fiestas patronales de Fuentenovilla, precisamente por eso, la carga emotiva de la ceremonia religiosa de este año, ha sido muy intensa.

En una Alcarria verde, con cielo de nubes y claros, y antecediendo a una tarde salpicada de tormentas, afortunadamente sólo de agua, las imágenes de San Isidro Labrador, a un lado, y de la Virgen del Perpetuo socorro, al otro, presidían, adornadas de flores, el altar de la Iglesia de La Asunción de Fuentenovilla.

Por supuesto, todo había sido dispuesto en el interior del templo para que se cumplieran las normas de seguridad para poder celebrar el acto en las debidas condiciones ante la crisis sanitaria.

Ofició la misa el párroco local, Hilario Murillo. Y, pese a que no se podía celebrar, por motivo de la pandemia, la procesión vespertina de San Isidro, los fuentenovilleros sintieron la celebración hondamente. La misa se compartió por las redes sociales del Ayuntamiento.

Además de los concejales de la corporación, encabezados por la alcaldesa, Monserrat Rivas, asistieron también Manuel García, presidente de la Asociación de Labradores de Fuentenovilla, y Félix Herrero, presidente de la Asociación de Cazadores. Ambos, asiduos de la celebración, no se la han querido perder tampoco hoy, aún en estas condiciones anómalas.

Para Manolo, como hijo del pueblo, y representante de los agricultores locales, el de ayer era un día especial, por el hecho de tener que celebrar el día de una manera diferente. “Echas de menos el ambiente, a la gente. Y, aunque no se hayan podido bendecir los campos, los agricultores mantenemos la fe en nuestro patrón”, decía ayer. En lo meteorológico, el año está siendo bueno. Sin embargo, Manuel, prudente, como buen hombre de campo, afirmaba que “no se pueden echar las campanas al vuelo hasta que el grano no esté en el granero”. Y lo mismo le ocurría a Félix, que se refería a la de este año como una celebración tan diferente como sentida, por nostálgica. “El año que viene, la fiesta va a ser el doble”, añadía por su parte.

Al finalizar el oficio religioso, el párroco, Hilario Murillo, hacía extensivos sus parabienes a la inmensidad de La Alcarria.

Hoy, a partir de las 12:30 horas de la mañana, Murillo ha oficiado la misa en honor a la Virgen del Perpetuo Socorro de Fuentenovilla, a la que la villa alcarreña venera con fervor.

Tampoco ha podido la talla de la patrona seguir la procesión por su recorrido habitual, partiendo de la Plaza Mayor, calle del Ángel y del Peligro, calle Mayor y Francisco Castellote, ni se le han tocado los motetes a la puerta de los vecinos a quienes la Señora haya cumplido alguna gracia.

Por esto, también han echado de menos hoy los fuentenovilleros a su Banda de Música, que cada año interpreta una selección de marchas procesionales en las procesiones de sus patronos.

“A ambos, San Isidro y Virgen, les pedimos que pase pronto la pandemia, para que el año que viene lo podamos celebrar nuestras fiestas con el doble de ilusión y de ganas”, termina Monse Rivas, alcaldesa de Fuentenovilla.

 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3824 seg., Memoria Usada: 1.25 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2020