18/01/2019 / 18:13
D.Pizarro


Imagenes

Guadalajara incrementa el número de pueblos con menos de 100 vecinos, pero gana población

Sigüenza y Azuqueca lideran el grupo de localidades que pierden habitantes.


La provincia de Guadalajara volvió a ganar población el pasado año hasta alcanzar los 254.308 habitantes. Según la revisión del padrón municipal a 1 de enero de 2018 publicado por el INE (Instituto Nacional de Estadística), Guadalajara ha ganado 998 habitantes respecto a 2017, un 0,39 por ciento más. Se consolida así la tendencia de crecimiento de los últimos tres años. Y es que desde 2010, la provincia ha vivido dos momentos de retroceso en las cifras de población: el primero fue en 2013, con 257.723 habitantes a 1 de enero, 1.814 menos que un año antes; y en 2014, cuando se descendió en 2.297 habitantes hasta los 253.686. De cualquier forma, y a pesar de esas idas y venidas en el padrón, la provincia tiene ahora 2.745 habitantes más que en 2010.

    Pese a esa ganancia, avanza la despoblación en las zonas rurales de la provincia de Guadalajara. Y es que según los últimos datos del INE, el número de pueblos con menos de 100 habitantes han pasado de 178 a 180 en el último año. En el conjunto de la provincia se registran 288 localidades, de las que sólo una se encuentra en la horquilla entre 50.001 y 100.000 habitantes –la capital–. Luego hay otro municipio de 30.001 a 50.000 (Azuqueca); ninguno de 20.001 a 30.000; y tres de 10.001 a 20.000 –el año anterior eran dos, pero en 2018 se incorporó a este grupo Cabanillas del Campo–. Tres pueblos tienen entre 5.001 y 10.000 vecinos (frente a los cuatro de 2017, tras la subida de Cabanillas); mientras que siguen siendo seis los que se sitúan entre los 3.001 y los 5.000. Otros seis pueblos tienen de 2.001 a 3.000 vecinos; mientras que 12 se encuentran entre los 1.001 a 2.000 habitantes (un año antes eran 11). Diez se mantienen entre los 501 y los 1.000 habitantes; pero en la horquilla de 101 a 500 han pasado de 69 a 66 en el último año.

    Pese a haber ahora más municipios con menos de 100 habitantes, el número de vecinos que viven en estos pueblos de la provincia han descendido en el último año. Así, 8.605 personas habitaban en 2017 en estas localidades, mientras que ahora son 8.451. Es cierto, no obstante, que en comparación con 2010, ahora son 805 más.

La pérdida de vecinos en la Guadalajara más rural contrasta con el incremento de población en la mayoría de las grandes ciudades. La capital, por ejemplo, gana 765 habitantes hasta los 84.910, un 0,91 por ciento de incremento. Tras registrar crecimientos negativos en 2013, 2014 y 2015, se mantiene ahora la tendencia alcista. Y es que desde 2010 se ha incrementado el padrón en 1.121 habitantes.

Los que no tienen mucho que celebrar son los 194 municipios que perdieron población en el último año. A la cabeza, con 140 vecinos menos, se encuentra Sigüenza, que se queda con 4.356. Sorprende encontrar en esta lista, y en segundo lugar, a Azuqueca de Henares, que suma 34.685 habitantes, 83 menos. En tercera posición se encuentra Molina de Aragón, que se deja 70 habitantes menos, 3.295 en total. Brihuega, con 2.399, pierde 66 vecinos; mientras que Cifuentes, con 52  menos, retrocede hasta los 2.399 vecinos. Trillo se queda con 1.319, 36 menos que un año antes; y Almoguera pierde 34 hasta los 1.306. Cogolludo, Pareja, Yebra, Loranca de TAjuña, Jadraque, Tendilla, Aranzueque, Sacedón, Torremocha del Campo, Hita y Atienza están entre los municipios que pierden entre 20 y 32, aunque la lista se extiende hasta los que se quedan prácticamente como estaban. Los que realmente están en este grupo –con resultado 0– son los 21 municipios que no registran variación en sus padrones, entre los que están Establés, Henche, Utande, Valdeconcha o Torrecuadradilla.

            El grupo de los que consiguen ganancias –y quizá algún concejal más en las próximas elecciones– lo lidera la capital, mencionada anteriormente. La segunda posición es para Yebes, que suma 442 habitantes hasta los 3.518. Cabanillas del Campo consigue superar la barrera de los 10.000 (10.123) gracias a 176 nuevos vecinos. Pioz, Marchamalo, Torrejón del Rey y Torre del Burgo completan las ganancias por encima de los 100 habitantes. Alovera se queda con 92 más y llega a los 12.570, mientras que Chiloeches suma 84 (3.508) y Yunquera roza los 4.000 (3.937)  con sus 62 nuevos habitantes. Torija, Alarilla, Heras de Ayuso, Humanes, Trijueque, Quer, El Casar, Fontanar, Tórtola, Matarrubia o Ciruelas son otras de las localidades que se encuentran entre los 73 municipios que consiguieron ganancias entre 2017 y 2018.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3436 seg., Memoria Usada: 1.42 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019