21/01/2022 / 12:02
ROSA SAN MILLÁN / REDACCIÓN


Imagenes

Javier Balaguer: “Estamos todavía en la mitad de la curva y podríamos duplicar el número de casos”

El presidente del Colegio de Médicos de Guadalajara insiste en apoyar a los sanitarios en la situación de sobrecarga que están sufriendo.


Después de una Navidad difícil, el presidente del Colegio de Médicos de Guadalajara, Javier Balaguer, alude a la realidad que viven los sanitarios y ciudadanos en el día a día, al colapso de la atención primaria y a la situación del Coronavirus en la provincia de Guadalajara.
    

La variante Ómicron está colapsando la atención primaria y se están generando situaciones de conflicto entre pacientes y sanitarios.

Efectivamente. Hemos tenido unas Navidades muy complicadas porque los servicios de atención primaria, incluso el servicio de urgencias del Hospital, tiene una sobrecarga muy importante. Es fundamental que la población general y nuestros políticos tengan en cuenta que esa sobrecarga no viene condicionada por la actividad de los médicos en el día a día. No son los responsables de las listas de espera que hay en los centros de salud ni son responsables de las esperas cuando tenemos que llamar por teléfono. Esto se debe a la persona que debe organizar y gestionar la atención primaria. Sabemos que es una situación muy difícil porque a veces cuando uno llega enfermo o con unos síntomas que le preocupan, la espera en urgencias es muy larga y eso hace que uno se ponga nervioso, pero hay que entender que el médico que le va a atender está en la misma situación o peor porque viene soportando una sobrecarga asistencial de dos años de duración y además el Covid también lo tiene luego en su casa por la tarde.

La gente llama a su centro de salud, no les atienden o le rebotan la llamada de un lado a otro. Esto genera que las personas que tengan Covid se acaben presentando en el propio Centro, y no de muy buen humor.

Claro, pero es muy importante que esa persona, cuando acuda al centro de salud, sepa y entienda que el responsable de esa gestión no es el médico que le atiende. Ese médico le está atendiendo sufriendo una sobrecarga asistencial que llega incluso, en algunos centros de salud a 90 y 100 pacientes en una consulta de un día. Eso es absolutamente inabordable. Entonces es muy importante que los servicios sanitarios, que el Sescam, tenga en cuenta la situación que está sufriendo la atención primaria y que esto nos sirva para, de una vez, reorganizarla.

Hay muchas personas que tienen que cogerse la baja y el paso obligatorio para ello es hablar con su médico de cabecera, pero llamas al centro de salud y nadie te coge el teléfono. ¿No habría posibilidad de que esas altas y esas bajas las pudiera gestionar otra persona que no fuera el médico de cabecera?

Desde la Consejería se nos comunicó que se iba a cambiar un poco y se iba a agilizar esto. Es verdad que no está funcionando, al menos en la provincia de Guadalajara, lo bien que nos gustaría, y es verdad que se había pensado en que eso lo pudiera hacer otro tipo de especialistas, pero realmente ahora mismo no se está llevando a cabo. Esto de alguna manera es una nueva sobrecarga para los médicos de atención primaria ya que no solo tienen que atender a muchos más pacientes a lo largo del día, sino que la actividad que conlleva el dar las altas y las bajas se ha multiplicado por diez. Esto también es un tiempo que ese médico tiene que retraer de su actividad habitual. Están absolutamente sobrepasados.

Pero no es necesario que sea un médico de cabecera per se, ¿no?

Estamos otra vez en el punto fundamental; la gestión. Es verdad que es una gestión complicada, que de alguna manera ha hecho que los centros de la salud de todo el país estén absolutamente sobrecargados. No es la provincia de Guadalajara ni Castilla-La Mancha la única comunidad que ha visto desbordados los centros de atención primaria. Todos los centros de atención primaria del país están sobrecargados, pero es verdad que deberíamos hacer mucho hincapié ahora para intentar ayudar a nuestros compañeros de atención primaria, que están en una situación totalmente deplorable. Además están sufriendo muchas veces agresiones verbales y, si esto sigue empeorando, se puede llegar a otro tipo de agresiones que nos tienen muy preocupados en el Colegio de Médicos, como no podría ser de otra manera. 

Este tipo de enfrentamiento, con la incursión de políticos o la “utilización” de todo el coronavirus de estos dos años como arma política, genera más tensión todavía.

Es muy importante que desliguemos a la política de la gestión sanitaria. Desgraciadamente los políticos no son capaces de liberar a la Sanidad de la gestión porque evidentemente es un arma electoral que les interesa y que tiene un peso muy importante, pero es fundamental que sean capaces de dejarse asesorar por los especialistas sanitarios y seamos los sanitarios los que podamos decir qué medidas hay que tomar. Hay que pedirles por favor que no pongan más ascuas al fuego porque la situación ya es lo suficientemente difícil como para que por declaraciones suyas o por actitudes suyas se incentive la agresividad hacia los médicos, que lo único que están haciendo es intentar tratar y paliar esta pandemia.

Llevamos diciendo desde hace muchas semanas que en la sexta ola hay muchos contagios pero que no pasa nada porque en el Hospital todo está bien. Los centros de salud están colapsados y en el Hospital hay 83 pacientes en cama convencional y 6 en la UCI. Los datos buenos no son.

No, en absoluto. Como ya era previsible, la presión sobre el hospital va aumentando en función del porcentaje de pacientes que sufre la infección. Es verdad que el número de personas vacunadas en nuestro país y en Guadalajara es realmente alto, la vacuna está previniendo las formas más graves como la Delta y, aunque esta forma no la previene adecuadamente, sí que está claro que la severidad de la infección es menor. Es un problema de porcentajes; si hay mucho paciente infectado, aunque el porcentaje de pacientes graves sea menor, al final terminas sobrecargando. Es verdad que 10 pacientes en la UVI de nuestro centro hoy en día es absolutamente soportable pero si esto sigue creciendo, de nuevo va a repercutir negativamente en la actividad que realizamos sobre otras patologías. Los pacientes siguen teniendo tumores, siguen teniendo patologías traumatológicas. Todas estas patologías se van a retrasar y va a llegar un momento en el que las listas de espera van a ser absolutamente irresolubles.

¿El hecho de que ahora no se hable de los contagios del entorno, de que no se haga esa trazabilidad que se hacía antes, hace que se dificulte más ponerle cerco al Coronavirus?

Ahora mismo es imposible ponerle cerco debido al porcentaje de personas infectadas. No tiene ningún sentido intentar hacer trazabilidad porque es inabordable. Solo podemos recurrir al sentido común, que a veces lo perdemos. Es muy importante seguir manteniendo las medidas de seguridad; la distancia, la mascarilla, el lavado de manos y evitar las reuniones con gente con la que no tienes una relación continua para intentar evitar que esto siga creciendo. Es importante que la población no empiece a pensar que esto es una gripe. Desgraciadamente la situación en la que estamos ahora mismo no se puede tratar como una gripe aún. Es verdad que si el virus sigue cambiando, sigue mutando y empieza a tener formas menos agresivas, seguro que vamos a tener que aprender a convivir con el Coronavirus, pero ahora mismo no podemos hablar de una gripe. Es una situación más grave y que puede volver a colapsar el Sistema Sanitario si sigue creciendo.

Y no hay que relajarse porque el hecho de que nos hayamos contagiado de Coronavirus no nos exime de volver a contagiarnos. Las reinfecciones se están dando.

Sí, es muy importante saber que las reinfecciones con esta forma del Coronavirus son mucho más frecuentes que con la otra. Este es uno de los problemas que estamos teniendo en esta nueva ola y que hace que haya tanto porcentaje de pacientes infectados. La vacuna no previene de la reinfección, pero sí que hace que esa reinfección sea más leve. Pero incluso teniendo la vacuna hay formas graves y hay pacientes que están ingresando en la UVI incluso a pesar de tener tres dosis de la vacuna. O sea que hay que seguir manteniendo mucha precaución, y sobre todo ahora que estamos en una situación en la que todavía tenemos crecimiento y todavía no hemos llegado a la cúspide de la ola. Si tenemos en cuenta algunas comunidades autónomas como Navarra que tiene casi 7.000 casos por cada 100.000 habitantes, nosotros estamos todavía a mitad de la curva, podríamos duplicar todavía el número de casos.

Por último, hay que ponerse las pilas. Hay que encontrar soluciones a los problemas que tenemos porque ya llevamos dos años con el Covid. Me imagino que el Colegio de Médicos, como siempre, está a disposición de hablar las veces que sean necesarias con la gerencia para buscar una solución.

Sin duda. Desde el Colegio de Médicos saben que estamos absolutamente abiertos a la Gerencia de Atención Integrada en Guadalajara para colaborar en todo lo que haga falta. Incluso con la Consejería hemos pedido, no solo el Colegio de Médicos de Guadalajara, sino todos los Colegios de Médicos de Castilla-La Mancha, una reunión con la directora gerente del Sescam para volver a hablar del tema e intentar ver cómo podemos paliar la situación que está sufriendo la atención primaria.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 4.1935 seg., Memoria Usada: 0.99 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2022