01/02/2021 / 16:46
JOSE REDISEÑA / EL CINÉFAGO


Imagenes

La escalera de Jacob: Delirios de Pesadilla

Jose Rediseña y nuestro Cinéfago se sientan ante los micrófonos del Majestic para conversar sobre una película de culto: La escalera de Jacob.


Os invitamos a recorrer “La Escalera de Jacob”, la película dirigida por Adrian Lyne en 1990 y protagonizada por Tim Robbins. Un peligroso y perturbador viaje al alma de Jacob Singer, un veterano de la guerra de Vietnam que empieza a tener una extrañas visiones que lo llevarán al límite de la locura.

Otra de esas joyas, ahora quizás un poco olvidadas, que me ha encantado descubrir junto a un nuevo invitado, Javier Pastrana, periodista y crítico de cine en el periódico Nueva Alcarria de Guadalajara.

Así que ya sabéis, ocupad vuestras butacas, que esto está a punto de empezar.

 

PINCHA EN LA IMAGEN PARA ESCUCHAR EL PROGRAMA

 

EL CINÉFAGO: EL DESCONCIERTO COMO FORMA DE MUERTE

Imaginen que su realidad se viene a bajo. Pero no venirse a bajo en plan mi mujer me abandona el mismo día que a mí me echan del trabajo, no. Venirse a bajo de verdad, de que de repente hay demonios que te acechan; de que te despiertas y tu vida, tu compañera de cama, no son las que eran al despuntar el sol; de que tu hijo muerto está vivo y puede que el Estado te quiera muerto.

La Escalera de Jacob es un puzzle, uno delirante. Es un viaje del que poco se puede contar, más allá de sus primeros cinco minutos, sin mentir o destripar la trama. Es una experiencia emocional, un viaje onírico. Si el director Adrian Lyne y Bruce Joel Rubin querían hacer una película perfecta desde el punto de vista racional, fracasaron. Si su idea era proponer al espectador un viaje entre lisérgico y espiritual, pueden felicitarse.

La pesadilla del bueno de Jacob, su viaje, necesitan la complicidad del espectador. Sin ella, la película no funciona. Hay que dejarse atrapar por el desconcierto que inunda constantemente al bueno de Tim Robbins, ese cartero que ha dejado una parte de su vida, puede que más de la que él piensa, en Vietnam. Lyne, desde luego, lo pone fácil. Su Nueva York sucia y opresiva nos invita a soñar mal, feo, a angustiarnos y patalear, a ver ángeles y demonios. Y lo que es peor, a ver como los ángeles se convierten en demonios y nuestros alrededor en infierno. No es terror rotundo y macabro, es malestar psicológico, duda, paranoia y thriller político sobrenatural sobre la guerra del Vietnam. Es tantas cosas, que acaso no tenga sentido explicarla, tan solo vivirla.

 

Título original :Jacob's Ladder (1990, USA)
Director: Adrian Lyne
Guion: Bruce Joel Rubin
Reparto: Tim Robbins, Danny Aiello, Elizabeth Peña.

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.6575 seg., Memoria Usada: 0.96 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2021