17/10/2018 / 13:21
Redacción


Imagenes

Page firma un convenio para que la finca de Solanillos sea centro de recuperación de fauna silvestre

El acuerdo fimardo con la Junta, integra las instalaciones gestionadas por Apadrina un Árbol dentro de la red regional de centros de recuperación y ha contado con la colaboracion de Quabit Inmobiliaria y Agrobank que han aportado 25.000 euros respectivamente para equipar las instalaciones.


La Finca de Solanillos tendrá un Centro de Recuperación de Fauna Silvestre que, además, estará incluido en la red regional. Así lo confirma el convenio firmado por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; el presidente de la Fundación Apadrina un Árbol y Quabit Inmobiliaria, Félix Abánades; y el director de Agrobank  Dirección Territorial de La Caixa  en Castilla-La Mancha, Arturo Tienza. 

El Centro estará ubicado en las instalaciones gestionadas por Apadrina un Árbol en la finca Dehesa Común de Solanillos y está previsto que abra sus puertas durante la primavera de 2019. Se trata de un proyecto promovido por la Junta y la Fundación Apadrina un Árbol en 2010 y que estará financiado a través de las medidas compensatorias de la Declaración de Impacto Ambiental de los Parques Eólicos de la comarca. Además, contará con 25.000 euros de Caixabank y otros 25.000 de Quabit que servirán para dotar las instalaciones de los medios y materiales necesarios. En cuanto al Gobierno regional, será quien se encargue de ponerlo en marcha y mantenerlo. 

La iniciativa servirá para promover el desarrollo del medio rural y, con esta iniciativa, la Finca de Solanillos pasará a formar parte de la Red Regional de Centros de Recuperación de Fauna, que depende de la Consejería de Agricultura. Además, cumplirá un importante papel para atender a la fauna de la comarca de Molina de Aragón-Alto Tajo, algo muy relevante si se tiene en cuenta el elevado valor ecológico que posee este entorno. 

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, indicó que este acuerdo cumple “un reto” que el propio presidente de Castilla-La Mancha se fijó en el inicio de la legislatura, ya que servirá para que se conozcan los valores del entorno a través de las actividades que en él se desarrollen. Esto será posible gracias a la inclusión del centro  en el Programa Operativo de Educación Ambiental, recuperado por el actual Gobierno regional y que está dotado con 1,5 millones de euros.

Además, Martínez Arroyo  puso de manifiesto la importancia de contar con un centro de recuperación de fauna propio para la provincia de Guadalajara, ya que aquí se recuperan cerca de 3.000 aves rapaces al año gracias a la labor de los técnicos y especialistas.

Instalaciones equipadas
El Centro, de 6.000 metros cuadrados, cuenta con unas instalaciones muy completas, orientadas tanto a la recuperación de las diferentes especies (con área de hospitalización, rehabilitación y un módulo de cría en cautividad) como a la educación ambiental, complementando así el resto de las instalaciones del complejo. 

Tras la puesta a punto, el centro contará con una amplia zona educativa en la que se recrearán los diferentes hábitats del entorno, desde los humedales a los cortados, el medio agrario-rural y el bosque.  

En la zona de recuperación de fauna existe un área de hospitalización y otra de rehabilitación que permite preparar a las distintas especies para su reintroducción en el medio natural.

Este centro, en palabras del presidente de la Fundación Apadrina un Árbol, realizará una doble función en la comarca, ya que “no sólo contribuirá a la recuperación de las especies que sufran algún daño, si no que además supondrá un revulsivo para la zona, atrayendo visitantes y generando puestos de trabajo directos e indirectos en esta comarca, la más despoblada de toda Castilla-La Mancha”.

Está previsto que el Centro de Recuperación de Fauna atraiga visitantes de todo el país, por lo que se ha dotado a las instalaciones de cristales espía y zonas educativas que permiten a los visitantes ver a las diferentes especies y el trabajo que se realiza con ellas, sin causarles ninguna molestia ni interferir en su recuperación. 

Por otro lado, los animales que, por el daño sufrido, no pueden reintroducirse en el medio, vivirán en las instalaciones del centro, cuidados por personal especializado y contribuyendo en los proyectos de educación ambiental que se llevan a cabo a lo largo del año desde la Fundación Apadrina un Árbol. 

 

Las instalaciones del Centro de Educación Ambiental de Solanillos se pusieron en marcha después del incendio ocurrido en Guadalajara en julio de 2005. Cuentan con un albergue con capacidad para más de 100 personas, una sala de conferencias y de exposiciones, aulas, sala de audiovisuales, comedor, cocina, merendero, vivero forestal, huerto educativo, parques de ocio en altura para diferentes edades, poblado infantil, piscina, pistas polideportivas y amplios espacios al aire libre para la realización de actividades de ocio y multiaventura en plena naturaleza: bicicleta, tiro con arco, circuitos de orientación, rutas de senderismo, jornadas de voluntariado ambiental… etc.

Albergan a lo largo de todo el año a grupos de escolares, empresas que realizan actuaciones combinadas de voluntariado ambiental y multiaventura, diferentes grupos de todas las edades, amigos, familia y asociaciones que encuentran en las instalaciones un lugar ideal para disfrutar de su tiempo de ocio a la vez que colaboran con la recuperación y la preservación del medio natural. 


 

Con la puesta en funcionamiento del Centro de Fauna, la Fundación cuenta con un recurso añadido para la realización de talleres y actividades para sus visitantes a la vez que realiza una importante labor en recuperar a los animales y devolverlos a su hábitat.

 

    Un trágico incendio
El proyecto de Solanillos nació tras el trágico incendio de 2005, en el que se produjeron 11 víctimas mortales “nos hicieron temblar a toda la región”, recordó el presidente regional.  Así, puso en valor la reacción que se tuvo tras la tragedia y aseguró que hemos “aumentado los recursos, dignificado el trabajo, e incrementado la dedicación” en la lucha contra los incendios para evitar que algo así vuelva a ocurrir.

 

    Instalaciones perfectamente equipadas  
En la zona de recuperación del centro que estará ubicado en Solanillos se encuentran las áreas de hospitalización, de 700 metros cuadrados, y rehabilitación, de 770 metros cuadrados, con la presencia de voladeros tanto en enfermería como en rehabilitación, y una zona de mudas. Todas ellas, dotadas de cristales denominados espía que facilitan la visualización, pero sin interferir en la actividad del ave y con la presencia de cámaras para la observación de la evolución de los animales, un proceso incluido en la parte de hospitalización, rehabilitación. Además, cuentan con un módulo de cría en cautividad.
 

 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.5041 seg., Memoria Usada: 1.26 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019