24/06/2020 / 14:09
Redacción


Imagenes

La Junta ha realizado trabajos selvícolas en 1.200 hectáreas de terreno


El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Empresa Pública de Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha (Geacam), ha realizado hasta el momento tratamientos selvícolas preventivos en cerca de 1.200 hectáreas de masas forestales de la provincia de Guadalajara, una cifra que se prevé incrementar hasta las 1.700 hectáreas cuando finalice el año.

Estos datos, relativos a la campaña de prevención de incendios de 2020, “dan una idea de la envergadura de una labor que, aunque quizá poco conocida, no resulta menos importante para la gestión de las masas forestales en tanto ayuda a minimizar el riesgo de incendios y su propagación en la época estival”, ha subrayado el delegado de la Junta en Guadalajara, Eusebio Robles, durante la visita que ha realizado a la Sierra Norte de Guadalajara acompañado del delegado provincial de Desarrollo Sostenible, José Luis Tenorio, para comprobar sobre el terreno algunos de los trabajos que se han llevado a cabo estos últimos meses.

El delegado ha recordado durante su recorrido que es tanta la importancia que desde el Gobierno regional se da a los trabajos preventivos, que de los 14.580.000 euros de presupuesto con el que cuenta la campaña de prevención y lucha contra incendios forestales en la provincia de Guadalajara para este 2020, prácticamente la mitad, siete millones de euros, se destinan a la ejecución de trabajos selvícolas, mientras que el montante restante se destina a la extinción.

Los trabajos de selvicultura preventiva realizados en la provincia de Guadalajara, en los que han participado cerca de 350 efectivos, se han centrado fundamentalmente en la creación de franjas de 100 metros adyacentes a las carreteras y caminos principales, para lo que se ha procedido a eliminar el matorral y a la poda del arbolado. Con esta actuación se persigue un doble objetivo: eliminar el combustible forestal y aumentar la seguridad de los usuarios de la carretera en caso de que tengan que ser evacuados a causa de un incendio.

En cuanto a la manera de proceder, los trabajos de selvicultura preventiva pueden realizarse mecánicamente con un tractor y una desbrozadora siempre que las condiciones del terreno lo permitan, siendo indispensable que el mismo no supere el 30 por ciento de pendiente o desnivel, no tenga mucha pedregosidad y la distancia entre árboles sea de al menos tres metros de distancia. En el caso de que no sea posible apoyarse con maquinaria, la tarea se hará de manera manual, como también lo será sin excepciones la poda de árboles, y para la que los efectivos se ayudarán de una máquina motosierra.

 “Con la realización de estos trabajos lo que queremos conseguir es generar una red de áreas de defensa que esperamos llegue a completarse en un plazo de dos o tres años. Para ello se seguirá compartimentando el territorio en teselas, con una superficie aproximada de 2.000 hectáreas, lo que nos va a permitir, en cierta medida, evitar grandes incendios forestales en la provincia y acotarlos a esa superficie máxima en el caso de que se produzcan”, ha avanzado Robles.

Paralelamente a los trabajos realizados por el personal del servicio de prevención, y que se extienden a lo largo de ocho meses al año (desde el 1 de octubre al 30 de mayo), se desarrolla el programa de pastoreo mediante el que el Gobierno de Castilla-La Mancha subvenciona a los ganaderos que incentiven el pastado de su ganado, fundamentalmente ovejas, cabras y vacas, en las franjas adyacentes a las carreteras, colaborando así en el desbroce natural de las zonas asignadas. En la provincia de Guadalajara están acogidos a este programa un total de 22 ganaderos, que pueden llegar a percibir una retribución por hectárea adecuadamente pastada de hasta 124 euros por hectárea y con un máximo de 647 hectáreas.

 

Visita a la base aérea de Hiendelaencina

Tras visitar algunas de las actuaciones preventivas realizadas en las inmediaciones del paraje del Alto Rey, el delegado de la Junta ha visitado junto con el alcalde de la localidad, Mariano Escribano, la base aérea de Las Minas-Hiendelaencina, donde ha tenido oportunidad de comprobar que tanto los medios materiales como humanos destinados a la campaña de extinción de incendios en la provincia de Guadalajara se encuentran preparados y en alerta ante cualquier eventualidad que pudiera producirse en el territorio.

La de Hiendelaencina es una de las cuatro bases de medios aéreos que tiene la provincia de Guadalajara junto con El Serranillo, Corduente y Peralveche. Los medios aéreos del operativo de extinción se componen de cuatro helicópteros de transporte de brigadas y extinción y un avión de carga en tierra. Completan el operativo tres equipos de maquinaria pesada, tres brigadas helitransportadas, siete brigadas terrestres, siete autobombas, nueve autobombas-retén, una nodriza, seis patrullas móviles y 26 puestos de vigilancia fija.

Por último, y ante el incremento de temperaturas en los próximos días, Robles ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que extreme las precauciones en sus desplazamientos a los entornos naturales de la provincia para evitar incendios forestales, y ha recordado que “nueve de cada 10 incendios son evitables, por lo que está en nuestra mano preservar estos entornos tal y como los conocemos hoy”, ha concluido.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.6091 seg., Memoria Usada: 1.25 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2020