01/10/2010 / 09:45
Hemeroteca


La MAS destina 700.000 euros a obras que incentiven el ahorro de caudales


Jesús Domínguez.
Se renovarán redes de abastecimiento y se construirán depósitos en varios pueblos
Ocho proyectos de los pueblos que integran la Mancomunidad de Aguas del Sorbe serán los beneficiarios de la subvención total de 700.000 euros que otorga este organismo para incentivar el ahorro de agua y la racionalización del consumo. Con esta cuantía económica no sólo se permitirá renovar redes de abastecimiento y saneamiento, sino que también se apoyará la construcción de nuevos depósitos o la ejecución de nuevas infraestructuras para mejorar los sistemas de riego.
La Mancomunidad de Aguas del Sorbe destinará 700.000 euros para la ejecución de obras en los municipios mancomunados que permitan la racionalización del consumo de agua. Así lo autorizó la última asamblea de este organismo, en la que se autorizó la adjudicación de los diferentes proyectos cuya subvención ha recaído en Alcalá de Henares, Alovera, Azuqueca, Fontanar, Guadalajara, Mohernando y Yunquera. La iniciativa más ambiciosa –dado su elevado coste– es la que pretende poner en marcha el Ayuntamiento aloverano. Se trata de la construcción de un nuevo depósito regulador que permita incrementar la capacidad de la red de abastecimiento. La intención es demoler el aljibe existente y levantar la nueva infraestructura en el mismo emplazamiento, para así no acometer ninguna expropiación. La inversión para acometer estos trabajos supera los 400.000 euros, de los que más de 76.000 serán subvencionados por la MAS. El nuevo depósito dobla la capacidad del antiguo –podrá almacenar con 1.500 m3– para dar respuesta a las necesidades surgidas del desarrollo urbanístico previsto y el crecimiento poblacional que ha experimentado esta localidad.
La capital alcarreña contará con el apoyo de más de 135.000 euros para materalizar dos medidas. La primera es la construcción de un depósito regulador para aprovechar el caudal existente de una captación de aguas existente al Este del casco urbano y que actualmente no se utiliza. Este recurso se pretende aprovechar, gracias a la ejecución de este depósito y de una nueva instalación hidráulica, para abastecer las redes de riego tanto del Parque de San Roque como del de la Fuente de la Niña. La nueva infraestructura contará con una capacidad de 250 m3 y se ubicará en una zona verde junto al Paseo de San Roque. La segunda de las iniciativas subvencionadas por la MAS es la que busca renovar las “fuentes de chorro” instaladas en la ciudad, por otro tipo de fuentes provistas de grifo para conseguir un ahorro de agua. Estas últimas sólo dan el agua demandada en el momento preciso y evitan la pérdida constante de agua.
Con más de 75.000 euros se subvencionará la renovación de la red de abastecimiento de las calles Antonio Pérez y Río Ebro en Azuqueca de Henares. El proyecto, valorado en cerca de 111.000 euros, buscará renovar la instalación hidráulica de estas vías para garantizar un mejor suministro. Se sustituirán las tuberías existentes y se acondicionarán las acometidas domiciliarias. Para su ejecución se propone un plazo de dos meses desde el inicio de los trabajos. También, gracias a esta línea de subvención, se remozará la instalación hidráulica de varias calles de Fontanar que permitirá culminar la actuación que ha permtido renovar casi la totalidad de la red de distribución de agua potable en esta localidad. Supondrá una inversión de 46.678 euros, que serán totalmente subvencionados por el ente mancomunado.
Mohernando percibiriá 45.419 euros para construir un nuevo depósito con una capacidad útil de 243 m3. Las instalaciones actuales con las que cuenta el municipio para el almacenamiento de agua potable están constituidas por un depósito elevado de 30 m3 y su Ayuntamiento las considera insuficientes y que hace que quede sin capacidad para guardar este caudal en el momento de una avería o corte del suministro por parte de la MAS.
El último de los proyectos que será apoyado económicamente por este ente mancomunado es el que se refiere a la renovación de los colectores de varias calles del casco urbano de Yunquera de Henares. Se mejorará así la recogida de aguas residuales y pluviales.

2007 registró el consumo más bajo del trienio

Gracias a la ejecución de medidas de estas características, así como la labor de concienciación que desarrolla la Mancomunidad de Aguas del Sorbe para sensibilizar a la población de que el agua es un recurso escaso, se consigue una reducción progresiva de su consumo. Desde que en el año 2005 se alcanzara la cota máxima de consumo, existe una tendencia al ahorro en los pueblos mancomunados que ha permitido que en 2007 se consiguiera la cifra de consumo más baja de los últimos tres años, pese al incremento demográfico que han experimentado estas localidades. El conjunto de pueblos abastecidos por la MAS redujo el gasto de agua en cerca de 110.000 metros cúbicos de agua. Los muncipios de pleno derecho son los que más han logrado disminuir estas cifras, situándose ya por debajo de los 40 hectómetros cúbicos. Consumo que, además, se encuentra muy por debajo de la concesión de caudales concendida por la CHT –se eleva a los 41 hm3–. No obstante, las localidades no mancomunadas y las mancomunidades de La Muela y Campiña Baja han aumentado su consumo, pero en menor medida que la disminución lograda por las localidades de pleno derecho de la MAS.

Leve aumento
de las tarifas

de suministro

La Mancomunidad de Aguas del Sorbe ha incrementado levemente la tasa que cobra a los ayuntamientos por el suministro de agua. Las tarifas permanecían congeladas desde el año 2002 y este año la asamblea acordó elevarla hasta los 0,11 céntimos por metro cúbico dado que no se llegaba a cubrir el coste del servicio con la actual tasa –0,10– debido a las nuevas infraestructuras hidráulicas cuyas obras irán viendo la luz durante este año. Entre otras actuaciones se encuentran la ampliación de la potabilizadora de Mohernando, la conexión desde el pantano con la misma así como la construcción de la tercera tubería para cuya ejecución se está negociando con la CHT para que apoye económicamente esta obra que deberá ver la luz esta legislatura. “Aunque el desembolso para la ejecución de estas obras lo adelante la Administración, las infraestructuras deben ser sufragadas por los usuarios”, destaca el presidente de la MAS, Jesús Domínguez. De ahí que en los próximos presupuestos del ente mancomunado se haya fijado un desembolso económico para realizar un estudio económico-financiero que sustente y regule las futuras subidas de tarifas, en función de las amortizaciones y pagos que se deban realizar por la ejecución de los citados trabajos. Una subida en la que “a pesar del incremento, el coste es mínimo, por lo que esta subida se traducirá en céntimos en la factura que pase cada ayuntamiento, aunque también depende de cómo vendan el agua en cada municipio”, señala el propio Domínguez. Éste afirma que el agua de la MAS es más barata, por ejemplo, que la distribuida por el Canal de Isabel II.

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3038 seg., Memoria Usada: 1.24 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019