28/07/2020 / 13:05
Raquel López


Imagenes

Los estudiantes más “sobresalientes” de Guadalajara destacan en la EvAU 2020

Alonso Sancho, Clara Sánchez y Marcos Caballero, los tres alumnos han obtenido una puntuación de 13,825 en la prueba de acceso a la universidad


El jueves 12 de marzo Emiliano García-Page anunciaba en rueda de prensa la suspensión de las clases en todos los niveles para la Comunidad de Castilla-La Mancha. Ese mismo viernes 13, popularmente considerado un día de mala suerte, parecía que no lo era para los estudiantes, las clases se cancelaban hasta nuevo aviso. Sin embargo, la crisis sanitaria alargó este periodo, afectando especialmente a aquellos estudiantes que se examinaban de la EvAU (Evaluación de Bachillerato para el acceso a la Universidad). Nueva Alcarria ha podido entrevistar a los expedientes académicos más brillantes del curso 2019-2020 de Guadalajara. Clara Sánchez, alumna del IES Castilla, y Alonso Sancho, alumno del IES Liceo Caracense, no solo obtuvieron una media de diez en el bachillerato tecnológico, sino que en la prueba de la EvAU consiguieron una puntuación de 13’825 sobre 14.

Ambos se examinaron de las mismas asignaturas troncales (historia, lengua, inglés y matemáticas), pero escogieron distintas materias  transversales. Clara prefirió examinarse de física y dibujo técnico, y Alonso de física y química. A pesar de ello, las facilidades y dificultades que encontraron durante el proceso de estudio fueron muy parecidas. En un inicio la autogestión del tiempo y los contenidos parecía que les iba a facilitar la labor de estudio, pero poco a poco comenzaron a echar de menos una tutorización. “Ibas a tu ritmo, pero según pasan los días empiezas a perder el tiempo, se hace más duro”, comenta Alonso. No contaron con clases de preparación apenas, solo tenían los apuntes. Debido a la crisis sanitaria y el confinamiento, la tercera evaluación no se pudo desarrollar con normalidad y las notas se pusieron en base a trabajos. Además, las fechas de la prueba de acceso a la universidad se vieron modificadas.  “Llegué a pensar que lo iban a cancelar, por una parte quería, pero por otra prefería hacerlo, ya lo habíamos preparado” cuenta Alonso. Tanto él como Clara creen que la organización diaria y el establecimiento de una rutina de estudio fueron claves para obtener una buena nota. 

Los exámenes de la EvAU de la Universidad de Alcalá de Henares, con campus en Guadalajara,  se realizaron el 6, 7 y 8 de julio. “Con dos semanas lo habría estructurado de otra forma”, afirma Clara Sánchez, que asegura que la tranquilizó saber que tenía más tiempo. Aunque también es cierto que “si hubiésemos tenido clase la tercera evaluación, muchas cosas habrían estado más recientes” y no tendrían que habérselas estudiado tanto. Así que, al fin y al cabo todo se contrarresta. 

Respecto a la dificultad de la prueba los estudiantes reconocen que “los ejercicios como tal no han sido más fáciles que otros años, pero el hecho de poder elegirlos, hace más fácil el sacar buena nota”. A pesar de sus brillantes expedientes, los alumnos son modestos, y Clara cree que “habría sacado buena nota, pero no tanta” si el examen hubiese sido como otros años. Y aseguran que ninguno de ellos se esperaba la nota. 

En cuanto a las claves de sus sobresalientes, Alonso cree que todo es fruto del trabajo: “Yo no creo que tenga más capacidad que nadie, pero le he dedicado muchísimo tiempo”. A lo que Clara añade la organización: “He sabido qué tiempo dedicarle a cada asignatura”. 

Después del esfuerzo realizado, los alumnos que finalizan Bachillerato suelen organizar escapadas de fin de curso y realizar la tradicional graduación y fiesta de fin de curso. Sin embargo, este año los alumnos se han tenido que adaptar, y tanto Clara como Alonso organizaron viajes a diferentes casas rurales de la provincia.“Desde mi instituto se está contemplando la opción de organizar la graduación en septiembre, pero aún es pronto para saber algo” , comenta la alumna del IES Castilla. 

Aspiraciones profesionales
Lo que sí tienen muy claro es hacia donde quieren enfocar su futuro. “Yo espero poder estudiar Ingeniería Industrial en la Universidad Carlos III”, afirma Clara. Un sector que aún cuenta con pocas mujeres, y que tiene como nota de corte un 11,084.  Por su parte, Alonso “tenía claro que quería Matemáticas, antes y después de ver la nota” en la Universidad Complutense de Madrid, para la que le solicitan un 12’174. A pesar de la incertidumbre sobre el próximo curso, tanto Clara como Alonso esperan con ganas e ilusión el comienzo de las clases, y todo lo que la experiencia universitaria implica. 

Marcos Caballero de Mingo, un expediente académico brillante

Marcos Caballero, estudiante del IES Castilla, también ha obtenido en la prueba de la EvAU un 13’825 que le permitirá optar al Grado en Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos. Aunque reconoce que ha dudado, porque de pequeño siempre quiso ser director de cine.  Respecto a su excelente nota, Marcos cree que la clave es “ir con tranquilidad. Si has trabajado durante el curso, no tiene por qué haber problema”.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.5385 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2020