07/01/2011 / 20:13
Redaccion


Los pueblos de Guadalajara agasajaron a Melchor, Gaspar y Baltasar


alt src=http://www.nuevaalcarria.com/images/acubillo_buena.jpg 
Foto: Raquel Delgado
Sus Majestades de Oriente no faltaron a su cita con los niños y mayores de la provincia
Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente visitaron a lo largo del pasado miércoles día 5 de enero todas las localidades de la provincia. En muchas de ellas, incluso quisieron saludar a sus vecinos, participando en sus cabalgatas y entregando algunos de los regalos que tenían preparados para pequeños y mayores.
 Un buen ejemplo de ello fue lo ocurrido en Jadraque. Puntuales a su cita, la comitiva partió de Cuatro Caminos a las 19.45 horas. A las ocho en punto, Melchor, Gaspar y Baltasar con sus correspondientes pajes, hacían escala en la plaza del Ayuntamiento para compartir ilusiones con grandes y pequeños. El alcalde, Alberto Domínguez, fue el encargado de recibirlos a su llegada al portal de Belén, instalado en los soportales del Consistorio para preservar al Niño Jesús de la lluvia. Domínguez agradeció en nombre de todos los jadraqueños a los Reyes Magos su visita a Jadraque y a todos los presentes su compañía en una noche nada apacible. Con música navideña, los Reyes Magos recibieron uno por uno a los niños y niñas de Jadraque que les entregaron sus cartas y, a cambio de confesar sus ilusiones, recibieron una bolsa de chuches.
 En Sigüenza, la aparición a última hora de la lluvia no empañó en absoluto la tarde de la Cabalgata de los Reyes Magos. Puntualmente, Melchor, Gaspar y Baltasar salían, a partir de las 19.00 horas, de la Antigua Escuela Hogar. Además de la carroza real, lo hacían también otras dos, una construida por el AMPA del Colegio San Antonio de Portaceli y la otra por los voluntarios de la Cruz Roja. Los Magos y su séquito repartieron 65 kilos de caramelos y más de 650 regalos en los soportales de la Casa Consistorial donde los operarios municipales les habían instalado sus tronos. Por la mañana, los Magos recorrieron las cuatro residencias de mayores –Saturnino López Novoa, Santa Gema, las Hermanas Doroteas y la Residencia San Mateo– repartiendo entre los ancianos regalos y sonrisas, acompañados por la edil de Bienestar Social, Concha Barahona y el alcalde, Francisco Domingo.
 Por otro lado, las celebraciones y los cánticos navideños de Trillo no terminaron hasta ayer, el día de en el que los niños disfrutan de los regalos de Melchor, Gaspar y Baltasar. Los Reyes Magos llegaron la víspera, de nuevo a caballo, a la villa. Su primera parada fue la Residencia de Mayores La Fuentealegre donde repartieron un regalo a cada uno de los ancianos. Posteriormente, en la Iglesia de la Asunción, y después de misa, Melchor, Gaspar y Baltasar entregaron un regalo a cada niño menor de 12 años que quiso acercarse a conocerlos, ya que tenían almacenados más de 500 para esta labor.  
 En Yebra, Sus Majestades también quisieron visitar a niños y mayores a lo largo de la tarde-noche del miércoles. Como ya es tradición, su primera parada fue la casa tutelada de la localidad, donde sus habitantes recibieron a los Reyes Magos con dulces y bebidas. Éstos, por su parte, recompensaron esta generosidad con un regalo para cada uno de ellos. Justo después, el salón de actos del ayuntamiento se convirtió en el centro de las celebraciones, pues todo el pueblo recibió a Melchor, Gaspar y Baltasar en una cálida bienvenida. Tras el agradecimiento de los niños por la visita, los Reyes entregaron los regalos a cada uno, siendo el colofón final la degustación del tradicional roscón que tanto gusta a los yebranos.
 Igualmente ocurrió en algunas de las localidad campiñeras, pues en la tarde del miércoles, sus Majestades de Oriente visitaron los barrios humanenses de Razbona y Cerezo, regalando juguetes a todos los niños. Después hicieron un recorrido por el pueblo de Humanes, haciendo las dos paradas a las residencias de ancianos para dirigirse después de reponer fuerzas con un chocolate y un trozo de roscón, a la iglesia de San Esteban. Una vez allí, la alcaldesa y el párroco les dieron la bienvenida, y a continuación, adoraron al Niño Dios. Acompañados de sus pajes, entregaron a los niños y niñas allí congregados algunos de los regalos que les habían pedido por carta.
 En Casa de Uceda, El Cubillo, Viñuelas, Fuentelahiguera, y Villaseca de Uceda más modernos, llegaron en una lujosa limusina.
 Los Reyes Magos tampoco se olvidaron de los pueblos de la Sierra. A pesar de la lluvia, que estuvo presente durante todo el día, la carroza del rey Melchor salió en busca de los niños que le esperaban, como de costumbre, en la plaza de la Iglesia de Majaelrayo.Con paragüas y chubasqueros los vecinos acompañaron a su Majestad y su paje hasta el Ayuntamiento, y durante el trayecto tuvo tiempo para recoger alguna carta, repartir caramelos y hablar con los niños que se atrevieron a acercarse a él. Melchor repartió regalos con la ayuda de su paje a niños y jubilados; y para todos los asistentes, el Ayuntamiento entregó material promocional de los Pueblos de la Arquitectura Negra. En un ambiente cálido, y tras haber despedido a su majestad, la velada se acompañó de picoteo, roscón de Reyes y se descorcharon unas botellas de sidra. El alcalde, Severino Moreno, animó a todos a seguir con esta cita que cada año se celebra con mucha ilusión y felicitó el Año Nuevo a todos.
 
Una Cabalgata compartida
Los pueblos del concejo de Campillo de Ranas recibieron a los Magos de Oriente en el centro social de Robleluengo, donde repartieron los regalos a niños y mayores y llegaron hasta la iglesia de San Pedro donde adoraron al Niño Jesús en el Belén de la iglesia. Desde aquí, montados en su carroza –decorada con dos elefantes orientales, con luces y adornos navideños–  y al son de villancicos emprendieron rumbo a El Espinar, donde hicieron lo propio, y desde allí, de la misma forma, a Campillejo, Roblelacasa y Campillo. En esta última localidad, Melchor, Gaspar y Baltasar fueron recibidos por la Corporación municipal, encabezada por el alcalde, Paco Maroto. Al final, todos los niños se montaron en la carroza y dieron una vuelta al pueblo. La organización del evento, que estuvo a cargo del Ayuntamiento de Campillo para todos los pueblos, agradeció a Pepe y Joaquín de El Espinar y José de Campillo su participación y colaboración para llenar de ilusión y magia a los niños de estos pueblos.
 Los pueblos de Riba de Santiuste, Valdelcubo y Sienes, también volvieron a compartir Cabalgata, y ya van 24 ediciones. La presentación se hizo en la Riba, en la entrada de la localidad, donde se encontraba reunido todo el pueblo acompañado de la rondalla de Sienes. Los Reyes tiraban caramelos con sus pajes llevando antorchas encendidas, recibiendo el aplauso de los cánticos navideños al son de la música. Continuó la comitiva a la parroquia, donde los Reyes hicieron su presentación con gran alegría al ver tanta gente reunida, siendo cada año más las personas que acuden. Primero tuvo lugar la adoración del niño Jesús, para después seguir con la entrega de regalos a los más pequeños. La rondalla acompañaba con su repertorio hasta la peña del Señor Calvo, donde tenían preparados dulces y espumosos. Una vez retomadas fuerzas, la caravana emprendió el viaje a Valdelcubo, desde allí salieron de nuevo hasta Sienes. Así, fueron a la parroquia, repitiendo los actos de los pueblos anteriores. Tras las intensas cabalgatas, cansados, pero contentos, los Magos continuaron con su recorrido para regresar después a sus países de origen, no sin antes haber hecho felices a los pequeños de toda la provincia de Guadalajara.
 
Atanzón se rindió a Sus Majestades
Fieles a su cita como cada año, sus majestades los Reyes Magos de Oriente estuvieron durante la tarde noche de este pasado miércoles visitando Atanzón.
El sonido de los villancicos, interpretados por la Zambombada, ya presagiaba que en breves momentos la comitiva real se estaba aproximando a la pequeña villa. Acompañados por un nutrido séquito, sus majestades llegaron sobre una bonita carroza por la carretera que une la localidad con la capital de la provincia.
Allí se encontraban impacientes por verles sobre todo los niños y niñas del pueblo, que no se quisieron perder este extraordinario acontecimiento. Los cánticos navideños y los caramelos que se lanzaron a todo el público estuvieron presentes por todas las calles por donde la cabalgata pasó. La fina pero persistente lluvia no amilanó el ánimo de los algo menos de un centenar de personas que se congregaron a la entrada del pueblo, pero en cambio obligó a que se acortara en parte el recorrido establecido, finalizando como es habitual en la plaza Mayor. Desde allí subieron hacia la iglesia, en donde Melchor, Gaspar y Baltasar fueron invitados a ocupar los tronos que se les había preparado para tan solemne ocasión.
En un altar repleto de regalos, Gaspar leyó unas breves palabras agradeciendo la calurosa bienvenida y deseando felicidad, paz y amor a todos los asistentes para el nuevo año que acaba de comenzar. Y sin perder más tiempo, comenzaron los pajes a acercar los regalos a sus majestades para repartilos.
Todos salieron del templo con sus regalos y juguetes llenos de felicidad y satisfacción hacia el centro social donde se reunieron a tomar unos choricitos junto con los típicos dulces navideños, cava y sidra preparados para la ocasión, al calor de más villancicos y cánticos, mientras sus Majestades se marcharon a otros pueblos.

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3091 seg., Memoria Usada: 1.25 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019