30/08/2021 / 16:07
E.H.


Imagenes

Oleosan, productor de uno de los mejores ‘oros líquidos’ de la Alcarria

La almazara se encuentra en Yebra y trabaja principalmente con agricultores de la zona


Entre castellanas o verdejas -aceitunas autóctonas de la Alcarria-, arbequinas y cornicabras -una variedad proveniente de Toledo- ha crecido uno de los actuales propietarios y gerentes de la almazara de aceite de oliva Virgen Extra, Oleosan, en Yebra, Luis Miguel Sánchez.  
 Camino de la cuarta generación de oleicultores, la almazara siempre ha estado ubicada  en esta localidad, “desde mis abuelos que empezaron con ello”, recuerda Luis Miguel, quien comenta que “trabajamos con un 80 por ciento de agricultores de la zona”. 
Los tiempos de recolección marcan las distintas variedades de aceituna que, a su vez, proporcionan distintos sabores y matices en el paladar. En el caso de la zona de la Alcarria “el 99 por ciento de la producción” procede de la variedad castellana o verdeja, comenta el gerente de Oleosan. Como resultado, “dan aceites muy afrutados, que no amargan mucho, aunque luego todo depende también del año y de la recolección”, valora. 
También trabajan con la variedad arbequina, de recolección temprana. “Se recoge en verde y da mayor calidad”, explica Luis Miguel. “También tenemos aceite ecológico”, detalla, poniendo de manfiesto que “todo se hace de forma manual, no se pueden echar  herbicidas ni abonos químicos para conseguir una mayor producción; sólo se utilizan abonos orgánicos”. 


Una mayor concienciación ciudadana sobre los hábitos de consumo y la importancia del cuidado de la alimentación se han visto reflejados en los últimos años en un aumento de la demanda del aceite ecológico Virgen Extra. “La gente sabe de la importancia de llevar una vida más saludable y natural”, valora el gerente de Oleosan y determina que la diferencia con un aceite normal, es decir, no ecológico, es que “a éstos últimos sí se les pueden echar herbicidas y abonos en el campo”, aunque matiza que ésto se produce de forma totalmente controlada y garantizada por los  correspondientes certificados de calidad. 
De sus aceites, desde Oleosan recomiendan su empleo en prácticamente cualquier plato de la cocina diaria. “Tenemos envases de cristal o en lata, que quizás son más cómodos para tomar en crudo, para aliñar, por ejemplo, ensaladas”, en comparación con formatos de mayor tamaño, como las garrafas; muy útiles en el uso cotidiano. 


 A través de su página web -http://oleosan1929.com/- es posible adquirir cualquiera de estos productos. “La tienda online está funcionando bien; debido al Covid se incrementó bastante el número de pedidos”, asegura Luis Miguel añadiendo que “al no poder venir durante todo este tiempo con el confinamiento todo se ha hecho por la web”. 
 En ella también es posible encontrar una cuidada selección de productos como jamón ibérico de cebo, queso, miel de la Alcarria e, incluso, una línea de productos cosméticos, elaborados a base de aceite. 

 La clientela que demanda sus aceites de oliva Virgen Extra de gran calidad es de toda España, con un elevado porcentaje procedente de Madrid. Las exportaciones a nivel europeo también tienen su cuota de mercado, con envíos ocasionales a países como Alemania o Austria. El escaso rendimiento de la cosecha de este año en países de la cuenca mediterránea como Italia o Grecia ha provocado un incremento de hasta “un 20 o 30 por ciento del precio” afirma Luis Miguel, quien pone de manifiesto la inestabilidad en la que vive el sector en los últimos tiempos y que queda reflejada en los vaivenes de la oferta y la demanda. 
En este sentido, desde Oleosan aseguran notar también la diferencia entre el rendimiento de unas cosechas y otras, con una diferencia de incluso “un 50 por ciento”, valora su gerente. De este  año en concreto, destaca que “en esta zona, el paso de Filomena ha estropeado mucho el olivar”.


     
Cambio de hábitos
Luis Miguel lamenta el descenso en el consumo del aceite de oliva Virgen Extra que, a su juicio, se está produciendo en los últimos años. “Antes nuestras abuelas cocinaban con aceite de oliva; ahora la gente lo usa más para tomar en crudo pero no tanto para cocinar”, valora en alusión al cambio de hábitos y mentalidad detectado por los oleicultores. 
El lado positivo, lo han enconrado, en cierta medida, en la pandemia; ya que, con el confinamiento domiciliario y la gente “sin poder salir de casa” sí se ha podido producir un ligero incremento en el volumen de ventas del aceite de oliva. Este aumento de la demanda también se refleja en el mercado global, donde el llamado oro líquido cada vez está mejor valorado a nivel Europeo y mundial. “En otros países hasta se le considera como una medicina”, observa. “Aquí, al tenerlo tan cerca, a lo mejor se le da menos importancia”, opina. 

Sobre las dificultades de llevar un negocio en el medio rural, un “buen incentivo” es lo que, a ojos del gerente de Oleosan, suponen las ayudas de grupos como la Asociación para el Desarrollo de la Alcarria Sur (Adasur), de las cuales ellos también ha podido beneficiarse, con una cuantía cercana a los 6.700 euros, que les ha permitido realizar la adquisición de nueva maquinaria para “cambiar el sistema de molienda de la aceituna”, detalla. 
De esta manera, casi un 40 por ciento del total de la inversión -aproximadamente de unos 17.000 euros- estará cubierta por Adasur.  “El dinero al principio lo tienes que tener pero está claro que esto te anima un poquito; es un pequeño empujón”, comenta agradecido; sobre todo, en municipios de entornos rurales, “donde cuesta un poco más salir adelante”. 
    
Diferencias de aceites

Aunque el consumidor cada vez está más familiarizado con el sector, Luis Miguel destaca las diferencias entre los tres niveles de calidad existentes entre los aceites: Virgen Extra, “los mejores, sin duda”; Virgen, “que pueden tener algún pequeño defecto y más acidez” y, por último, los lampantes; “no aptos para el consumo y que necesitan ser refinados”. 
“Cuanto más adelantamos la cosecha, mejores aceites; y con menores rendimientos, mejor calidad de la aceituna, porque viene concentrada”, observa.     


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 1.3566 seg., Memoria Usada: 0.97 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2021