01/01/2022 / 12:50
Pedro Villaverde Martínez


Imagenes

Renovados deseos

Como siempre, más en estas circunstancias, echamos manos de la salud que al fin o a la postre es el principal de los deseos que solemos intercambiarnos. Lo demás por supuesto también es importante pero queda en un segundo plano. 


Dicen que qué vas a esperar de enero sino fríos y hielos. Lamentablemente también nos alertan de semanas duras por el auge de esa pandemia que no parece tener ganas de irse y que condicionará las reuniones de la Nochevieja y las celebraciones posteriores, o debería hacerlo. Son momentos difíciles, aunque, como siempre, si estamos felices el tiempo parece escaparse, si tristes parece eternizarse y en todo caso debemos aclimatarnos al momento que nos ha tocado vivir y a poder ser con esperanza, renovando los deseos propios de estos días, salud y prosperidad para 2022.

  Sin darnos cuenta o todo lo contrario nos encontramos en un nuevo año. Las Navidades, fiestas entrañables, se despedirán con la marcha de esos Reyes Magos que tienen a bien visitarnos cada año y que tanta felicidad traen en especial a los más pequeños. Pasada esa regia visita que también tanto agrada a los mayores nos meteremos en la llamada cuesta de enero, pues los gastos de la Navidad suelen dejar al menos tambaleantes los bolsillos y que este año será más dura por la incidencia del Covid. Esperemos que los buenos deseos tengan reflejo y suavicen la subida. Los niños, ahora de vacaciones, volverán a sus tareas de aprendizaje y los mayores, si han tenido días de asueto, a las suyas. Procuremos que esa cuesta nos cueste lo menos posible. Como siempre, más en estas circunstancias, echamos manos de la salud que al fin o a la postre es el principal de los deseos que solemos intercambiarnos. Lo demás por supuesto también es importante pero queda en un segundo plano. 

   Dejemos ahora los problemas aparcados, si es posible, para disfrutar con los debidos cuidados de este fin de año y pensemos que el año que ahora empieza será el mejor posible. Pongamos aquí un deseo de buena esperanza, que después la realidad nos hará bajar si es que nos hemos subido demasiado a las nubes. La realidad nos irá poniendo en nuestro lugar, pero no vamos a aguarnos la fiesta, pensando en esa empinada cuesta de enero o en los avisos sanitarios, sólo deseemos que se nos presente la situación a todos suave y llevadera. Que la alegría, junto a esa siempre salud tan necesaria nos acompañen en estos días de cambio de año. A todos feliz 2022. 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 1.8746 seg., Memoria Usada: 0.93 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2022