01/10/2010 / 09:45
Hemeroteca


Sarkozy y Bruni se habrían casado en secreto en medio de la Cumbre Hispano-francesa


El periódico francés ‘L'est republicain’ asegura la unión entre el político y la cantante
El pasado jueves, cuando José Luis Rodríguez Zapatero acudió a París junto a una nutrida representación ministerial a la Cumbre Hispano-francesa, el presidente galo, Nicolas Sarkozy, encontró tiempo en su agenda para hacer algo que la opinión pública francesa estaba esperando de un momento a otro: casarse con Carla Bruni. El pasado martes, en una rueda de prensa en el Elíseo, el jefe de Estado galo ya advirtió que su historia de amor con la ex modelo es “una relación seria” y que no sería “el periódico del domingo el que fijará la fecha” de una posible boda.
El periódico francés L'est republicain cita a “buenas fuentes cercanas a uno de los testigos” que habría asistido a la ceremonia íntima por la que el presidente de la República y su novia la cantante habrían contraído matrimonio. El hecho de ser el jefe de Estado de Francia habría jugado nuevamente a favor de Sarkozy, pues, según el artículo 169 del Código Civil galo, la publicación del bando del matrimonio debe ser pública salvo causas graves. En este caso, ser amigo del fiscal general del Estado, que habría considerado que la serenidad necesaria para presidir la República podría verse alterada de hacerse público el matrimonio, es toda una ventaja.
La versión del rotativo francés apunta que Nicolas Sarkozy, de 52 años, se habría decidido la semana pasada a dar rienda suelta a la pasión de su amor por Carla Bruni, de 40 años, y a poner fin al sufrimiento de los jefes de protocolo de los países a los que el presidente francés tiene previsto viajar próximamente. Los quebraderos de cabeza en este sentido afectaban incluso a la Reina de Inglaterra, que, según el Sunday Times iba a obligar a la pareja a dormir en habitaciones separadas por cuestión de protocolo. En Arabia Saudí e incluso en la India, le habrían pedido directamente al presidente que se abstenga de viajar con su novia si antes no contrae matrimonio con ella, también por razones de protocolo.
Recientemente, el diario Indian Express recalcaba que “una modelo no puede recibir las mismas consideraciones que el presidente, porque una novia no puede ser considerada como su mujer o su esposa”, un asunto que llegó a las altas esferas diplomáticas, aunque es poco probable que eso decidiera a Sarkozy a dar el paso definitivo con Carla Bruni. En todo caso, el presidente francés ha demostrado ser tan rápido en sus gestiones diplomáticas -ahí queda lo ocurrido en el Chad- como en su vida amorosa: en octubre anunció su divorcio tras 11 años de matrimonio; en noviembre se dice que conoció a Bruni; en diciembre se les vio juntos por primera vez; y ahora, sin tiempo para digerir la relación, ya han sonado las campanas de boda.

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.2818 seg., Memoria Usada: 1.21 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2020