03/12/2019 / 10:55
EUROPA PRESS


Imagenes

Trasladados dos varones al hospital tras resultar intoxicados en una habitación de un hotel de Cabanillas

Fueron encontrados inconscientes. El incidente únicamente afectó a esta habitación. El sistema de calefacción ya ha sido arreglado y el hotel funciona con normalidad.


La fuga de dióxido de carbono ocurrida en un hotel de Cabanillas del Campo solo afectó a la habitación ocupada por los dos varones de 41 y 51 años de edad que resultaron intoxicados, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno, que han informado de que el sistema de calefacción ya ha sido reparado.

Fuentes del Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 112 de Castilla-La Mancha han informado de que los hechos sucedieron sobre las 21.30 horas de este lunes, en el hotel situado en la calle Francisco Medina y Mendoza de la localidad de Cabanillas del Campo, cuando dos varones fueron encontrados inconscientes.

En la tarde de ayer lunes 2 de diciembre, en el Hotel Torcal, ubicado en el Polígono de Cabanillas, hacia las 21:45 horas, se detectó que dos clientes se encontraban gravemente indispuestos y se avisó al 112.  Los afectados fueron evacuados “con intoxicación por inhalación de monóxido de carbono” según dictaminaron los servicios médicos, han pasado la noche en el Hospital Universitario de Guadalajara y se espera que esta mañana les den el alta médica. Asimismo, otro cliente, decidió acudir también por sus propios medios al hospital, sin mostrar los síntomas de los otros dos afectados.

 Un equipo del Parque de Bomberos de Azuqueca de Henares inspeccionó y buscó el posible origen del gas nocivo, mientras efectivos de Guardia Civil y el personal del hotel, fueron informando de la situación y requiriendo a los clientes, 61 personas, que abandonaran sus habitaciones y se acomodaran en los salones e instalaciones de la planta baja.

 

Tras la revisión de los bomberos y al no detectarse situación alguna de peligro, hacia las 23:40, se permitía a los clientes regresar a sus habitaciones y por precaución se apagaron las calderas que abastecen el agua caliente, únicos aparatos del hotel que funcionan por gas. Y el establecimiento volvió a su ritmo habitual.

 

Desde primera hora de la mañana de hoy, bomberos, policía judicial y la empresa encargada del mantenimiento de las calderas y la climatización del hotel revisan minuciosamente todas las instalaciones sin haber encontrado ninguna fuente u origen del problema. La investigación sigue abierta.

 

El Torcal está sometido a los lógicos controles y revisiones de seguridad, y el pasado 14 de noviembre pasó la última revisión de la instalación de calderas sin presentar ninguna anomalía. El hotel está funcionando con total normalidad y quiere agradecer a sus clientes la confianza depositada, así como su paciencia y comprensión ante el incidente acaecido.

 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.311 seg., Memoria Usada: 1.26 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019