19/10/2019 / 17:45
S.Lafuente


Imagenes

Un aleteo de sueños alrededor de Fandiño


Un aleteo de niños ante el ídolo caído. Una bandada de sueños recentales  girando sobre un eje común: la escultura de Iván Fandiño. En el lugar de la tragedia, a los pies del ruedo de Aire sur l’Adour, se erige Iván imponente como un dios broncíneo semidesnudo. Arrastrando la chaquetilla como blasón de guerrero. Encarnación perfecta del torero que todo lo dio. E incluso, su propia vida.
 Sin la sospecha de un dedo apuntador, juegan los niños al toro. Tan lejos de los complejos de la cultura española, dejan que su murmullo rompa el sol de la mañana francesa.  La admiración y el respeto prende la chispa de sus ojos y sus miradas se encaraman sobre la escultura. Con inocencia, prudencia y titubeo, se atreven a alcanzar con sus dedos los contornos moldeados por Sergio del Amo. El torero como dios de valor y superación. Ídolo de niños y no tan niños. Esencia de la tauromaquia.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.2244 seg., Memoria Usada: 1.21 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019