05/01/2020 / 15:23
D.Pizarro


Imagenes

Un total de 135 municipios de la provincia perdieron población en 2019

La capital y Azuqueca, entre las 129 localidades que sumaron vecinos, según el último padrón oficial publicado por el INE a fecha 1 de enero de 2019. También desciende el número de pueblos con menos de 100 habitantes: pasan de 780 a 179.


La provincia de Guadalajara registró a fecha 1 de enero de 2019 un total de 257.762 habitantes, según las cifras oficiales del Padrón municipal publicadas por el Instituto Nacional de Estadística. Esta cifra supone un incremento de 3.454 vecinos empadronados, un 1,36 por ciento más que un año antes, cuando se contabilizaron 254.308 personas residiendo en la provincia. Si echamos la vista atrás hasta 2010, el incremento en 2019 ha sido del 2,47 por ciento (6.199 personas más). 

Estas cifras son el resultado de que 129 localidades de la provincia ganan población, mientras 24 se mantienen tal y como estaban y 135 se dejan algún que otro vecino por el camino. Como era de esperar, la capital es la localidad que más gana, pues a 1 de enero de 2019 suma 85.817 habitantes, 961 más que hace un año, un 1,13 de incremento. Le sigue en estos primeros puestos Azuqueca de Henares, que vuelve a la senda del crecimiento tras perder 83 habitantes en 2018. Ahora, con 35.009 vecinos empadronados, recupera lo perdido y suma 324 habitantes en el último año. Cabanillas del Campo gana 319 y se queda con 10.442. Llama la atención la posición de Pioz, que es la cuarta localidad que más gana en números absolutos (282 nuevos vecinos en el último año). Yebes (+273); El Casar (+250); Marchamalo (+245); Alovera (+165); Torrejón del Rey (+134); Yunquera de Henares (+107) y Torre del Burgo (+90) son los siguientes municipios que más  crecen en números absolutos. 

En una posición menos cómoda están los municipios que pierden. En números absolutos, los que más se dejan por el camino son Cifuentes (-52), Sigüenza (-47), Espinosa de Henares (-37), Almonacid de Zorita (-35), Albares (-27), Atienza (-26), Pastrana (-23), Jadraque (-21) y Molina de Aragón (-20).

En cuanto a las horquillas de población de los 288 municipios de Guadalajara, en 2019 había 179 con menos de 101 habitantes, uno menos que un año antes. Esa ganancia salió del grupo de 101 a 500 vecinos, donde se contabilizaron 67 localidades. Diez, igual que un año antes, son los municipios que están entre los 501 y los 1.000 habitantes. También se repite cifra en los siguientes grupos: 12 localidades de 1.001 a 2.000 vecinos; seis de 2.001 a 3.000; seis de 3.001 a 5.000; tres de 5.001 a 10.000; tres de 10.001 a 20.000; uno de 30.001 a 5.000 (Azuqueca de Henares) y uno de 50.001 a 100.000 (Guadalajara capital). Al comparar las cifras de 2019 con las del 2010 y 2000 se deja constancia de la pérdida de población que han sufrido los municipios más pequeños. Así, Desde el año 2000 se han incrementado un 37 por ciento las localidades de menos de 101 habitantes, al pasar de 142 a 179. La peor época ha sido la última década, ya que del 2010 al 2019 se contabiliza un 32 por ciento más de localidades en este grupo. 

Como era de esperar, la mayoría de los guadalajareños residen en localidades de más de 10.000 habitantes. Son en total 146.119 los que se incluyen en este grupo que abarca tres horquillas: 35.239 en municipios de 10.001 a 20.000; 35.009 en los de 20.001 a 50.000 (Azuqueca de Henares); y 85.871 en la capital (de 50.001 a 100.000 habitantes). Esto es un 1,3 por ciento más que el pasado año, cuando eran 145.100 los empadronados en estos tres grupos de municipios.

 

El padrón en año electoral

Pueblos de los más pequeños de la provincia han sido los que han encabezado, porcentualmente, los incrementos poblacionales en el último año.  Tordelrábano, con 26 habitantes, fue la localidad que mayor incremento registró entre 2018 y 2019, un 100 por ciento más, al doblar los 13 vecinos del 1 de enero de 2018. Hay que recordar que un año antes, la variación era negativa, al perder un habitante. Le sigue la Olmeda de Jadraque, con 17 empadronados a 1 de enero de 2019, un 89 por ciento más (13 vecinos un año antes). En este pueblo sí se registró en 2018 un crecimiento positivo, al pasar de siete en 2017 a nueve en 2018. Tierzo se queda con la tercera posición, al pasar de 30 a 49 vecinos, un 63 por ciento más. Pero entre 2017 y 2018 se perdieron cuatro habitantes.
Varias pueden ser las razones para estas variaciones positivas, y puede que alguna se encuentre en que 2019 fue año electoral con múltiples convocatorias, pero una especialmente importante para los alcaldes y concejales: las municipales de mayo. Y es que cada uno ejerce su derecho al voto en la circunscripción en la que está empadronado. 

Otros de los que crecieron más que el resto fueron Herrería, Fuembellida, Establés y Riba de Saelices, con incrementos por encima del 20 por ciento. 

Entre los pueblos más habitados que más crecen, el primero que aparece es Yebes, con 3.791 vecinos empadronados en 2019, un 7,7 por ciento más. Le sigue Pioz, con 4.052 habitantes, un 7,5 por ciento de crecimiento. Cabanillas del Campo sumó a fecha 1 de enero de 2019 un total de 10.442 vecinos, un 3,15 por ciento más. Yunquera de Henares, Pozo de Guadalajara, Torrejón del Rey, Trijueque y El Casar también crecen por encima del 2 por ciento.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.4668 seg., Memoria Usada: 1.24 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2020