01/12/2018 / 23:07
P.M.S.


El Quabit Guadalajara se vacía ante el Bidasoa... sin fortuna final

Derrota en el último suspiro (30-31) en un partido tremendamente igualado y competido, por la que dice adiós a la posibilidad de jugar la Copa Asobal.


El Quabit Guadalajara nadó todo lo que pudo -y más- para morir finalmente en la orilla. Los de César Montes cosecharon la segunda derrota consecutiva y lo hicieron después de realizar un gran partido ante el segundo clasificado, el Bidasoa Irún, con el que llevaron el duelo igualado -y por muchos momentos hasta dominando-, pero acabaron perdiendo en los últimos segundos.

El partido entró al último minuto igualado (30-30) después de que el Quabit Guadalajara remontara una desventaja de dos goles con los que llegaba a los últimos cinco minutos (27-29). Javi García puso la igualdad a 30 goles a un minuto para el final con un público en pie y que estaba alentando a los suyos para lograr el triunfo. 

El técnico del Bidasoa, Jacobo Cuétara, solicitó tiempo muerto. Le salió bien la jugada porque frenó el ímpetu tanto del equipo morado como de la hinchada alcarreña. Sin embargo, el Quabit regresó concentrado, defendiendo con uñas y dientes la jugada ofensiva de los irundarras, que, al borde del pasivo, lograron marcar el 30-31 cuando apenas restaban 29 segundos para la conclusión. No importaba. El Quabit, en una lección de fortaleza mental como la demostrada durante todo el partido, comenzó la jugada mentalizado de que podría conseguir al menos el empate, buscando a Mellado, situado en una clara posición, pero que se topó con el meta Rangel Da Rosa, deteniendo el último lanzamiento, y dejando helados tanto a los jugadores como al cuerpo técnico y aficionados del Quabit Guadalajara.

Contra todo
Estos últimos instantes del encuentro resumen a la perfección lo que fue un querer y no poder para el Quabit Guadalajara ante el Bidasoa Irún. Los morados se vaciaron, derrocharon hasta la última gota de sudor -santo y seña de identidad de este equipo- y, a pesar de las bajas ya consabidas y de otros factores como el arbitraje, se mantuvo con opciones de victoria en todo el partido, en un choque en el que tuvo que remar desde el principio ante un Bidasoa Irún muy fuerte y competitivo, que tampoco dio ningún balón por perdido, que creyó en sus posibilidades y que llegó al tramo final mejor que los locales físicamente.

Los dos equipos se mostraron irregulares. Por momentos, fuertes en defensa, y en otros, desacertados. Así, no fue extraño ver cómo el Bidasoa se colocó rápidamente con 1-3 a su favor (minuto 5) tras cuatro minutos sin anotar por parte del Quabit, para después permanecer los irundarras hasta cinco minutos de sequía ante una muy buena defensa morada, que le posibilitó reducir la desventaja de tres goles por el minuto 11 (4-7) hasta ponerse por delante por primera vez en el minuto 21 (9-8).

Pero las discutidas decisiones arbitrales comenzaron a hacer mella al Quabit en el tramo final de la primera parte. Con el duelo igualado, Antonio Serradilla vio dos exclusiones muy seguidas y muy rigurosas (minutos 22 y 27) e incluso el Quabit jugó los últimos minutos de la primera mitad con doble inferioridad tras la exclusión de Javi García en el 28. Aún así, a coraje (Solari le llamaría h...), no gana nadie a este Quabit Guadalajara, que mantuvo la inferioridad sin permitir que el Bidasoa Irún rompiese el partido. Incluso los morados lograban ponerse con 13-12 por delante a un minuto del descanso tras un gol de Víctor Vigo. Aguantando el tipo ante la adversidad, el Quabit llegó al intermedio con 13-13.

Con opciones
Tras la reanudación, ambos equipos se mostraron más acertados en el apartado ofensivo. El Quabit tenía que hacer ‘de tripas corazón’ en defensa con Serradilla en el banco, pero aún así, el partido se mantenía intenso, emocionante y abierto (20-20 en el primer tercio del segundo período).

El Bidasoa alargaba las jugadas demasiado, al borde del pasivo, y muchas de ellas finalizaban en gol, algo que podría mermar anímicamente a los morados. Pero los de Montes son fuertes y reaccionaron a tiempo hasta el punto de volver a ponerse por delante en el minuto 41 gracias a una acción de Víctor Vigo (21-20)

Fue entonces cuando el Quabit Guadalajara veía cerca una opción real de victoria, sobre todo cuando la defensa volvía a funcionar desde Jota en la portería, y cuando al brazo de Pablo Paredes no había quien le detuviera (fue el máximo goleador del partido con 8 goles). Y así, los morados se colocaron con dos goles de ventaja (25-23 y 26-24), encarando los diez últimos minutos decisivos.

Pero de nuevo, el Bidasoa reaccionó, con una defensa fortísima que propiciaba malos ataques del Quabit, con lanzamientos en posiciones complicadas. Y en un abrir y cerrar de ojos el partido se puso otra vez cuesta arriba para los de Guadalajara (27-29, a cinco minutos para el final).

Ante tal situación, otro equipo de España se hubiera hundido y hubiera bajado los brazos... menos el Quabit Guadalajara. Con ataques rápidos de los morados, aprovechando su superioridad numérica por exclusión rival, una defensa al límite y el público apretando lo suyo desde la grada, los de César Montes salvaron el ‘match ball’, entrando al último minuto con 30-30, pero en el cara o cruz final, esta vez al Quabit le salió cruz, cayendo finalmente 30-31.

La derrota ante este rival directo aleja definitivamente al Quabit Guadalajara de la posibilidad de disputar la Copa Asobal, en la que participó la temporada pasada.

QUABIT GUADALAJARA, 30; BIDASOA IRÚN, 31
QUABIT GUADALAJARA
: Hombrados (22,5%), Javi Parra (1), Chema Celada, Víctor Vigo (7), Nacho Moya (4 -1 de 7m.-), Javi García (7 -3 de 7m.-), Pablo Paredes (8) -equipo inicial-, Sergio Mellado (1), Antonio Serradilla, Alberto Sanz (1) y Jaime Gallardo (1).
BIDASOA IRÚN: Da Rosa (20,6%), Zabala (2), Odriozola (5), Joaquín Salinas (1), De la Salud (2), Renaud (3), Rodrigo Salinas (7) -equipo inicial-, Ledo (0%), Cavero (4 -2 de 7m.-), Aldaba (1), Serrano (3), Barthe (2), Tesoriere y Seri (1).
ÁRBITROS: Merino Mori y Moyano Prieto.  Excluyeron a Antonio Serradilla (2), Javi García y Pablo Paredes, por el Quabit Guadalajara, y a Barthe (2), Joaquín Salinas, Tesoriere y Seri, por el Bidasoa Irún.
PARCIALES: 1-3, 4-5, 7-7, 8-8, 11-11, 13-13 -descanso-, 16-18, 20-20, 23-22, 26-25, 27-29 y 30-31 -final-.
INCIDENCIAS: Encuentro de la 12ª jornada de la Liga Asobal, disputado en el polideportivo David Santamaría ante unos 800 espectadores.

 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.4286 seg., Memoria Usada: 1.25 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018