08/07/2020 / 12:24
Alberto Moreno


Imagenes

Anderson: “Jamás olvidaré lo que viví en Guadalajara: su afición ha sido lo mejor”

El ala brasileño, ya retirado del fútbol sala, repasa su trayectoria con la camiseta del Gestesa.


Para muchos ha sido el mejor jugador de fútbol sala que ha pasado por Guadalajara. Militó durante cinco temporadas en el recordado Gestesa FS (2003-2008), en la que fue su tercera aventura en España, tras el paso por Caja Segovia y Carnicer. Fue internacional con Brasil (1996) y con la camiseta morada se ganó el cariño de la afición alcarreña –“la mejor que he visto”, recalca–. Hoy, doce años después de su marcha, su juego brillante, su lucha constante, sus goles, su sonrisa permanente y sobre todo esa cercanía con los aficionados, aún se recuerdan. Es el brasileñoAnderson de Andrade (28/02/1976). Ahora retirado del fútbol sala y en su ciudad natal (Quedas do Iguazú), recuerda una etapa que ya forma parte de la historia de nuestro deporte.

P La pandemia que se está viviendo en todo el mundo nos obliga a comenzar esta charla preguntando por esta situación, ¿cómo está afectando a Brasil y a usted personalmente este terrible virus?

R En Brasil estamos pasando por una situación delicada, como ocurrió en España no hace mucho. Está esto creciendo cada día. Donde vivo yo (Quedas do Iguazú) hay una triple frontera con Paraguay y Argentina y la cosa está difícil: la frontera, cerrada, los puentes, cerrados... La gente lo pasa mal porque dependen de la frontera para trabajar. Pero estoy convencido de que vamos a salir adelante. Es una cosa nueva y nadie estaba preparado para esto. Dentro de poco creo que podremos salir de esta situación. En mi familia, afortunadamente, estamos todos bien, Nos cuidamos mucho, pero reconozco que el momento es delicado.

P Cuando dejó el fútbol sala nos sorprendió ver cómo llegaba a la política y fue concejal de Deportes de su ciudad, ¿por qué decidió dar ese paso?

R Siempre me ha gustado la política. Mi abuelo era político y me encanta. Todos hacemos política todos los días, en nuestras casas y en el trabajo. Primero fui concejal de Deportes de Foz de Iguazú y soy responsable en la provincia de Paraná en 13 municipios. Es mucho trabajo y soy consciente de que las cosas tardan en resolverse, pero hay que seguir trabajando y tratar de hacer las cosas bien. En mi país hay muchos problemas por resolver y ahí andamos, tratando de ayudar.

P Hablemos ya de su etapa en el Gestesa, ¿cómo recuerda su fichaje por el club morado procedente del Carnicer, en la temporada 2003/2004?

R Me acuerdo muy bien. El primer equipo que me abrió las puertas en España fue el Caja Segovia. Jugué allí un año y después me fichó José Carnicer, una persona a la que echo mucho de menos y que me entristeció mucho su fallecimiento. Ya no está con nosotros, pero era un gran amigo que me dio el deporte. Luego fui a Guadalajara, Me fichó Santiago (Ranz) y ha sido, sin duda, el mejor momento de mi vida como jugador. Jamás olvidaré cómo disfruté en Guadalajara. Pasé por momentos malos por temas de lesiones, pero en mi vida profesional fue el momento en el que más disfruté como jugador. Me encantaba jugar, me encantaba entrenar, me encantaba vivir en Marchamalo y estar en Guadalajara. Me encantaba la afición, la gente... Echo mucho de menos todo eso porque eso se quedó en mi corazón y me hizo muy feliz.Mi hijo nació en España y creció en Marchamalo, mi hija también. Vivimos años maravillosos, no solo yo, también mi mujer y mi familia.

P Se convirtió en poco tiempo en un ídolo para la afición, ¿por qué cree que fue tan querido?

R Siempre busqué disfrutar de todo lo que hago en mi vida y también en el fútbol sala. Intentaba ser el mejor en todo, en los entrenamientos, en los partidos, con la gente, con la afición... Nunca me preocupó ser un ídolo. Siempre he tenido en mi cabeza ser el mejor en todo lo que hago y en el deporte no es distinto. Recuerdo cuando metía un gol en el Gestesa, cómo saludaba a la gente y daba una vuelta a la pista celebrándolo con el público y después del partido, cómo hablaba con todos los que bajaban a la cancha. Hubo veces que en Marchamalo, a las tantas de la mañana, la gente cantaba en la ventana de mi habitación y eso me emocionaba y aún lo recuerdo con nostalgia. Hice muchos amigos y me llevaba muy bien con los jugadores en el vestuario. Para mí ha sido unmomento inmejorable.

P Le propongo hablar de la temporada 2005/2006, en la que vivió el ascenso a la máxima categoría con el Gestesa (el segundo del club alcarreño). Además, ese mismo año el equipo hizo la pretemporada en su localidad natal, en Brasil, ¿cómo vivió esa experiencia?

R Fue una experiencia única, acercar a mi casa al Gestesa, una localidad que tiene las famosas cataratas, fue espectacular. Era increíble cómo se acercó la gente al Gestesa y los jugadores disfrutaron y conocieron Brasil y mi ciudad y conocieron cómo era la gente y donde vivía yo. Hicimos partidos en la zona y fue algo que ha quedado para siempre en mi recuerdo. Cuando hablo del Gestesa, en Brasil, se acuerdan muchos de ese momento, de ese viaje. Además, eso nos sirvió para estar muy unidos y fue importante para lograr el ascenso, un ascenso que completaba un sueño. Fue maravilloso cómo lo vivimos.

P En su etapa no pudo evitar las lesiones.

R Si hay algo negativo en esta época fueron mis problemas de rodilla, que los sufro hasta hoy. En Guadalajara me operó el doctor Gago y después el doctor Guillén, eran buenísimos e hicieron un gran trabajo, pero sufrí mucho por las lesiones. Soy un enfermo por el fútbol; si pudiera jugar todos los días lo haría y sufro mucho no seguir jugando por la rodilla, pero es lo que me toca. Siempre hago deporte, gimnasio, bici, pero llevo años sin jugar al fútbol sala.

P Ha compartido en Guadalajara vestuario con muchos jugadores y con varios entrenadores, ¿de quién guarda un especial recuerdo?

R La verdad es que el recuerdo es grato de todos. Siempre que puedo miro videos y fotos de aquella época y recuerdo a todos los entrenadores que he tenido en Guadalajara: Triguero, Banana, Andreu, Isma Mínguez... y también los preparadores físicos y todos los miembros del cuerpo técnico. Tengo una amistad de hermano con Fernando (jugador brasileño con el que coincidió en Guadalajara),hemos vivido momentos maravillosos y también nuestras familias. Hablo mucho con jugadores como Corvo o Gus. Echo de menos a tanta gente... a Santiago, Jesús Fuentes, Alberto Moreno, Raúl Peinado, Martín, Ramiro, a Moraga (fallecido recientemente) a Uge, Ángel, Lozano, a Kenny que era más rápido que Usain Bolt… al conductor del autobús que iba con él en todos los viajes hablando, a su lado y lo pasaba muy bien durante el trayecto. Me llevo muy bien con todos.

P La afición ha sido históricamente uno de los factores más importantes en la aventura del Gestesa, ¿cómo vivía ese apoyo desde dentro?

R La afición era lo más importante del Gestesa. El cariño, el trato. Lo hemos pasado mal muchas veces y la gente nos apretaba y era normal porque la gente se volcaba con el equipo. A veces llegábamos al pabellón y la gente estaba fuera, animándonos. No viví nada igual en ningún sitio como lo que viví con la afición del Gestesa. Era un patrimonio. Había una proximidad muy grande y nosotros disfrutábamos dentro de la pista. Recuerdo el ascenso en Tres Cantos cuando nos recibió la gente en Guadalajara, en el Ayuntamiento. Fue impresionante. La afición del Gestesa es algo que ha quedado marcado para toda la vida.

P En el año 2008 puso punto final a su etapa en Guadalajara, ¿qué pasos siguió después?

R Fue un año raro, de hecho me despedí del Gestesa antes de terminar la temporada, pero a los pocos días volví y de nuevo marché. Cuando salí del Gestesa tuve oportunidad de jugar en el Nápoles y estuve tres meses y luego en el Malwee, de Jaraguá del sur, un equipo muy importante en Brasil, donde jugaban los me-jores de la selección brasileña y jugué un año. Luego estuve en el Kairat Almaty (Kazajistán), donde coincidí con Barbosa y Maiky y logramos dos Copas UEFA; después ya me retire en Brasil en el equipo de mi ciudad.

P ¿Cómo vivió desde la distancia la desaparición del proyecto de fútbol sala en Guadalajara?

R Lo viví de forma muy triste. Fue un proyecto que nació pequeño y por el que han pasado muchos de los jugadores importantes del fútbol sala mundial como Franklin (portero campeón del mundo con Brasil), Claudino, Fernando... eso en cuanto a brasileños, pero también estuvieron allí grandes jugadores españoles como Dani Fernández, Aranburu, Gus, Contreras, Miñambres, Uge, José Ruiz… ¡cuántos cracks hemos tenido allí! Es triste cuando desaparece un proyecto que nos ha dado muchas alegrías y sobre todo muchas amistades, que es lo mejor para un jugador, pero son cosas que en el deporte pasan, infelizmente, por la gestión o por la falta de patrocinadores, pero yo al Gestesa solo tengo que darle gracias por todo lo que ha hecho en mi vida. Ha sido lo mejor que me ha pasado en el terreno deportivo.

P ¿Sigue teniendo relación con la gente de Guadalajara?

R Con muchos de ellos. En Guadalajara pasé unos años sensacionales en lo deportivo y en lo personal y jamás lo podrá olvidar. Es algo que quedará en mi recuerdo para toda la vida.

El ´malabarista´ o el ´divino calvo´, los motes de la afición del Gestesa

Su intensidad en el juego y sobre todo la espectacularidad en sus acciones le dejaron el apodo de ‘malabarista’ entre la afición del Gestesa. Anderson desde el primer momento que llegó a Guadalajara fue perfectamente recibido por un público que estaba necesitado de ídolos. Y él lo fue. ‘Divino calvo’ o ‘El rey’ fueron otros de los nombres que recibió el ala brasileño. Anderson llegó a Guadalajara en la temporada 2003/2004, procedente del Carnicer de Torrejón. Era la primera del cuadro alcarreño en la máxima categoría del fútbol sala nacional. El brasileño iba a ser la pieza principal que serviría de engranaje para el resto del equipo y que comenzó con Pepe Martín en el banquillo. Sin embargo, en el primer partido de liga, en Castellón, ante el Playas, se lesionó de gravedad. Su rodilla sufrió y le tuvo toda la campaña apartado de las pistas. Cuando el equipo descendió a Plata, prometió recuperarse lo antes posible para volver a ascender. Y lo consiguió en un play-off intenso que se resolvió en la localidad madrileña de Tres Cantos dos años después.

Compagina ahora política y deporte

Anderson continúa vinculado al fútbol sala, aunque no como jugador y compagina la vida política con la empresarial. Es el distribuidor de la marca Munich para Brasil y Paraguay y forma parte de la empresa deportiva mundo futsal.com.br. También organiza diferentes torneos como ha hecho con la Copa mundial sub-20. De igual forma, pertenece a una empresa de representación de jugadores en Brasil.

Una despedida soñada en su ciudad natal

En marzo de 2013 Anderson jugó su último partido. Fue el de su despedida. El pabellón de Foz de Iguazú se llenó para disfrutar de una cita con varios amigos del ‘crack’ de su época de la selección brasileña y del fútbol sala de Paraná. Anderson fue el máximo anotador de la noche, sumando cuatro goles, tres con la camiseta de fútbol sala de Foz y un gran gol, con una volea, con la camiseta de Brasil.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.1816 seg., Memoria Usada: 1.28 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2020