15/10/2022 / 08:28
P.C.V


Imagenes

La Asociación Tierra Molinesa entrega sus Premios Emprendedores Molineses 2022

La Asociación Tierra Molinesa hizo entrega en la tarde de ayer, en un acto celebrado en el establecimiento El Molino de El Batán (Molina de Aragón), de sus Premios Emprendedores Molineses 2022 que, una edición más, pretenden reconocer la valía personal y el esfuerzo profesional de los galardonados.


En esta ocasión, los merecedores de tal reconocimiento en 2022, la décima edición de estos galardones, han sido el general de División Juan Francisco Arrazola; Andrés Pérez Martínez, fundador de las empresas Pérez y Cayuela y Reciclados Castellar; María Inmaculada Concha Martínez, propietaria de una empresa de alimentación de Cobeta; la Cofradía Orden Militar de Nuestra Señora del Carmen y la Asociación de Amigos del Museo de Molina.

El acto, al que asistieron todos los premiados, fue presentado por la periodista molinesa Marta Perruca, y presidido por el presidente de la Asociación Cultural Tierra Molinesa, Ernesto Esteban.

Asimismo, contó con la presencia del vicepresidente 4º de la Diputación Provincial, David Pardo de la Riva; el viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán, y el presidente de la Comunidad de Molina y alcalde de Molina de Aragón, Francisco Javier Montes, quienes fueron los encargados de entregar los galardones a los premiados.

El presidente de la Asociación, Ernesto Esteban, felicitó a los galardonados, que se suman a la lista de molineses referentes y embajadores de la comarca. “Este año cumplimos diez años y no pensábamos llegar con tanta salud y músculo, y teniendo una cartera enorme de posibles premiados. Eso es fruto de que el corazón molinés sigue latiendo”, señaló, no sin lamentar la difícil situación que viven los pueblos del Señorío.

En esta línea, recordó que desde el nacimiento de Tierra Molinesa “hemos trabajado en proponer ideas para impulsar nuestra tierra y frenar la despoblación”. En este sentido, agradeció la mayor sensibilidad de la administración regional en los últimos tiempos para intentar dar una solución a la ya conocida como España Vaciada, con la creación de una ley contra la despoblación que contempla una fiscalidad diferenciada para estas zonas, una demanda histórica de Tierra Molinesa. Igualmente, agradeció el trabajo de la Diputación provincial, “que hace posible la supervivencia a los pueblos de la provincia”, así como por importante inversión en la comarca en la presente legislatura.

No obstante, Esteban reivindicó más medidas como son “la instalación de fibra 5G, la apuesta por la biomasa impulsando la creación de una mancomunidad para la producción de pelles en la zona o la creación de un título de grado de gestión ambiental, con sede en Molina,” en torno al cual también se forme en otros oficios relacionados como bomberos forestales, generando empleo y facilitando el asentamiento de población.

Todos los premiados agradecieron a Tierra Molinesa este galardón y manifestaron su orgullo por recibir este reconocimiento. El general de División Juan Francisco Arrazola, en nombre de todos los premiados, señaló la valía de cada uno de los galardonados, cuyo esfuerzo y trayectoria vital y profesional les ha hecho merecedores de este reconocimiento, y aseguró que, en su caso, recoger este galardón “me resulta muy emotivo y emocionante”.

El general manifestó su optimismo respecto al futuro de esta tierra. “La vida es cambio y creo que hoy en día, con iniciativas como esta de Tierra Molinesa, las aportaciones de entidades y personas como las hoy premiadas y el apoyo decidido de las instituciones, el cambio va a ser a mejor”, afirmó.

 

Tierra de futuro, con capital humano y natural

En esta misma línea, el viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán, aseguró que “hay que ser optimistas porque tenemos dos cosas fundamentales en esta tierra dura y también resistente: su capital humano, nuestras gentes, que siempre vuelven, y su capital natural”.

En opinión de Marchán, “tenemos los ingredientes necesarios para poder sacar mucho partido y hacer que sean una herramienta efectiva contra la despoblación”, no sin reconocer que esto pasa por un esfuerzo integral de todos, sociedad civil y también administraciones.

Por su parte, el presidente de la Comunidad de Molina y alcalde de Molina de Aragón, Francisco Javier Montes, destacó a los premiados “como ejemplo de esta tierra y sus gentes”.

Por último, el vicepresidente 4º de la Diputación Provincial, David Pardo de la Riva, agradeció la tarea que realiza Tierra Molinesa y “todos los que trabajan por los pueblos de la comarca del Señorío de Molina” y reiteró el apoyo de la institución provincial para hacer posible esta labor.

Estos premios están patrocinados por la Diputación Provincial de Guadalajara y cuentan con la colaboración del Ayuntamiento de Molina de Aragón.

 

Sobre los premiados:

Juan Francisco Arrazola Martínez, aunque nacido en Madrid, su familia es de origen checano y permanece muy vinculada a su tierra y a sus gentes. Ha alcanzado un alto puesto de mando en el Ejército por su dedicación, empeño y valores tanto humanos como profesionales. Es General de División, y desde marzo de 2020 jefe del Mando de Apoyo a la Maniobra en La Coruña, y representante institucional de las Fuerzas Armadas y del Ejército de Tierra en las Comunidades de Asturias, Cantabria, Castilla y León, Galicia y País Vasco.

Andrés Pérez Martínez, fundador de las empresas Pérez y Cayuela y Reciclados Castellar, dos sociedades volcadas con la comarca molinesa desde su constitución, la primera en los años 90 y la segunda hace ocho años. Andrés llegó a la comarca de Molina de Aragón en el año 1972, acompañando a su padre con una cosechadora desde Murcia, su tierra de nacimiento, afincándose posteriormente y de manera definitiva en la ciudad molinesa, convirtiéndose en un molinés más comprometido con nuestra gente y nuestros pueblos. Actualmente, Andrés y su hijo David, ya molinés de nacimiento, gestionan de manera ejemplar estas firmas dedicadas a prestar servicios básicos de todo tipo a los pueblos de la comarca y que dan trabajo a veinte empleados.

María Inmaculada Concha Martínez, propietaria y cabeza visible de la empresa de alimentación ubicada en Cobeta, que data de los años 70 y que mantiene su carácter familiar desde entonces, desarrollando un trabajo de extraordinario valor social y económico para la comarca de influencia y demostrando como con trabajo, dedicación y compromiso se pueden desarrollar actividades de éxito en el medio rural. Su mayor oferta al cliente son los productos elaborados por ellos mismos de manera natural, con especialidad de productos de matanza utilizando materia prima de la zona. Da servicio ambulante a una docena de pueblos de su zona de influencia y ahora trabaja en la expansión online para el servicio de mensajería tanto a todo España como a otros países, como medida esencial para mantener vivo el negocio en el mundo rural.

Cofradía Orden Militar de Nuestra Señora del Carmen, institución singular de Molina de Aragón profundamente arraigada en la vida social, religiosa y cultural molinesa, que actualmente integra a más de 600 cofrades y sin cuya existencia sería difícil entender la histórica molinesa. La base de su constitución es el culto a María Madre del Hijo de Dios y la caridad para con el prójimo. Así determinan las ordenanzas que rigen la cofradía desde el 15 de mayo de 1740, fecha de la fundación de la cofradía. Esta manifestación popular de la devoción a la Virgen María en su advocación del Monte Carmelo ha sido durante 282 años la celebración de las fiestas del Carmen, declaradas de Interés Turístico Provincial en 1975 y de interés turístico regional en 1.994. Estas fiestas se han venido celebrando desde 1740 de manera prácticamente idéntica a lo largo de los siglos, tal y como consta en los libros de actas y en los libros publicados referentes a la cofradía.

Asociación de Amigos del Museo de Molina, organización de carácter altruista que ha conseguido poner en marcha un ambicioso proyecto cultural ejemplar en la provincia y en Castilla-La Mancha. Esta asociación no lucrativa inició su andadura hace veinte años, gracias a la ilusión, empeño y trabajo no siempre valorado ni reconocido de un entusiasta grupo comprometido con Molina de Aragón y la comarca. Ha conseguido crear de la nada un museo comarcal emblemático en el antiguo convento de San Francisco, que cuenta con varias salas perfectamente equipadas para que todos podamos conocer la realidad de nuestra comarca; ha apoyado sin fisuras y ha sido la gran impulsora de otro proyecto extraordinario para Molina, como el Geoparque, y extiende su positiva influencia a todos y cada uno de los pueblos del Señorío.

 

 

 

 

 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.4887 seg., Memoria Usada: 1.03 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2022