24/01/2020 / 12:25
D.Pizarro


Imagenes

La provincia finalizó 2019 con cinco muertos en carretera, mínimo histórico

De los cinco fallecidos en 2019, tres de ellos fueron en vía interurbana y dos en zonas urbanas ,uno un atropello en Guadalajara capital y otro en Alovera.


El pasado 2019 se produjeron en la provincia de Guadalajara cinco fallecimientos en accidentes de tráfico. Esa cifra es el mínimo histórico desde que se tienen registros, además de suponer un importante descenso en comparación con 2018, cuando hubo nueve muertos en carretera. El jefe provincial de Tráfico, Francisco de las Alas- Pumariño, asegura que todo lo que esté por debajo de 10 víctimas es una “buena cifra”, aunque matiza que el objetivo es siempre lograr las cero víctimas.

De los cinco fallecidos en 2019, tres de ellos fueron en vía interurbana y dos en zonas urbanas ,uno un atropello en Guadalajara capital y otro en Alovera, cuando un vehículo se salió de la vía y chocó contra un árbol.

Sí hubo incremento en el número total de accidentes, con 223 más respecto al año anterior al registrarse un total de 2.019. Estos accidentes registrados durante los últimos 12 meses se dividen en aquellos solamente con daños materiales, y los que dejan daños personales. Los primeros se han incrementado en el último año, al pasar de 1.469 en 2018 a 1.709 en 2019, un total de 240 accidentes más. Por el contrario, los accidentes con víctimas han pasado de 327 a 310 en el último año. Los siniestros mortales, por su parte, bajaron de siete a cuatro.

En el balance del año 2019 también se recogen 30 heridos graves y 412 leves, frente a los 30 y 443, respectivamente, de 2018. “Las cifras son francamente buenas, dado que la progresión ha sido positiva”, reconoce el jefe provincial de Tráfico. Esto hace que sea “difícil” mejorar, aunque el objetivo es “obviamente” que no haya víctimas. La mejora en los datos se debe, según De las Alas, a un “compendio” de diferentes factores: mejora del estado de las vías, mayor vigilancia y concienciación de los conductores. Recuerda De las Alas que en 2019 no se ha registrado ningún fallecido en la A-2, algo que coincide con el primer año de encendido nocturno de la A-2 desde la entrada a Guadalajara hasta el kilómetro 62. También en 2019 se estableció un efectivo de vigilancia “intensiva” desde el límite provincial con Madrid hasta la ciudad de Guadalajara, “donde el tráfico es más intenso y, por tanto, donde hay más accidentes”.

 

Más seguridad
Entre las medidas que se hicieron efectivas el pasado año para mejorar la seguridad en la circulación están las bandas sonoras que se colocaron en los márgenes laterales y en el eje central de la CM-101, medidas que se encuentran habitualmente en las autovías y autopistas. Esto evita las salidas de vía, al producir una vibración cuando el coche se desvía de forma no intencionada. Esta carretera lleva ya, según datos del jefe provincial de Tráfico, dos meses sin registrar accidentes con víctimas mortales. Esta medida de seguridad también se encuentra en algunos tramos de la N-320.

Por otro lado, el pasado año se llevaron a cabo 14 campañas de la Dirección General de Tráfico en la provincia: contra el consumo de alcohol y droga al volante; de vigilancia del cinturón de seguridad; contra la distracciones; y por la seguridad del transporte escolar y de menores, entre otras.

 

 

Más de 1.000 muertos
A nivel nacional, 2019 finalizó con 1.098 fallecidos en carretera, mínimo histórico de víctimas mortales en esta materia  y la primera vez en la historia desde que hay registros que se cierra un año sin víctimas en autocar en vías interurbanas, según Europa Press. Los 1.098 fallecidos en accidente son 90 menos que el año anterior, un 7,6 por ciento menos. También bajan los heridos, que pasan de los 4.569 de 2018 a 4.395 (3,8 por ciento menos).

En cuanto a las causas de esta mejoría en las cifras, se resalta la bajada de fallecidos durante los meses de verano (46 menos que en 2018), que durante 37 días del año pasado se contabilizaron cero fallecidos y que la siniestralidad en vías secundarias descendió un 9,5 por ciento –pasando de 884 en 2018 a 800–. Hay que recordar que el pasado año se redujo la velocidad máxima de 100 a 90 kilómetros por hora en carreteras secundarias. En aquellos tramos donde se ha aplicado esta nueva medida se redujeron las víctimas un 9 por ciento, mientras que aquellos en los que la máxima ya estaba limitada a 90 kilómetros, bajó un 2.

Las franjas de edad con más siniestralidad son entre 45 y 54 años y 65 o más. Las salidas de vía siguen siendo la principal causa de muerte (432 del total) y mientras se va reduciendo la cifra de víctimas que viajaban en turismo –de 598 en 2018 a 505 en 2019–, aumentaron los muertos considerados del colectivo vulnerable. En total, de los 1.098 fallecidos, 420 forman parte de este colectivo y, aunque los peatones fallecidos se redujeron en 22 hasta sumar 115 víctimas; fallecieron 40 ciclistas (cuatro más) y 264 motociclistas, 47 más.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.6233 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2020