19/04/2022 / 08:37
Andrea Martínez Merencio


Imagenes

Los looks más modernos y las últimas tendencias

El uso de productos naturales para nuestro cuidado, más de moda que nunca



La pandemia ha marcado un antes y después en nuestras vidas, y como consecuencia, también lo ha hecho con las tendencias. Ha cambiado lo establecido y ha puesto sobre la mesa nuevos parámetros y preocupaciones a la hora de cuidarse. Estar tres meses sin poder salir de casa, sumados al teletrabajo, hizo que las personas dispusieran de más tiempo para dedicarse así mismos y a su cuidado. Optar por un estilo de vida saludable, donde la prioridad es cuidarse tanto por dentro como por fuera, ha venido para quedarse. 

El uso de productos naturales o veganos a la hora de cuidar nuestro rostro y nuestro cabello se ha situado en primera línea, aspecto por el que están apostando los centros de belleza cada vez con mayor frecuencia. La eliminación de productos que contienen sustancias químicas y la sustitución de éstos por compuestos naturales es una demanda por parte de la sociedad hacia los centros de salud y belleza que está siendo atendida. 

Aunque esta no es la única tendencia que viene pisando fuerte y que se ha implementado a raíz de la pandemia, el chándal ha cobrado más protagonismo que nunca. Si antes era impensable combinar unos leggins con una americana, ahora se ha convertido en uno de los looks preferidos por los iconos de la moda, que apuestan seriamente por la comodidad en su día a día. 

En el 2020 ya se pudo observar un tímido retorno de las tendencias hacia los años 2000, que ha continuado implementándose hasta la actualidad. Los pantalones pitillo se han visto relegados por la vuelta de la campana y el tiro bajo, y no tiene pinta de que vayan a irse pronto. Este podría ser uno de los más claros ejemplos que le da sentido a la frase “las modas siempre vuelven”. La herencia de aquellos años continúa con las prendas llenas de color, el estampado de animal print, y las camisetas de tirante ancho, quienes han vuelto a ver la luz en el desfile que la firma de alta costura, Loewe, realizó en la semana de la moda en París, anticipando así el retorno de esta prenda. 

HABLANDO DE MODAS...

El cabello está cobrando una gran importancia en nuestros días. Antes una peluquería estaba afianzada y asociada al mundo femenino, ahora las barber shop han logrado consolidarse. Estas peluquerías masculinas, decoradas al más puro estilo americano, están compuestas por profesionales que conocen mejor que nadie el cabello masculino y saben cómo cuidarlo. Aunque además de realizar cortes perfectos y cualquier tipo de degradado, pueden hacer diseños en la cabeza jugando con los diferentes niveles de corte. Pero esto no es todo, también ofrecen un servicio de barbería, como su propio nombre indica, en el que se encargan de arreglar cualquier tipo de barba y bigote y donde aconsejan a sus clientes sobre el estilo con el que se verían más favorecidos según su rostro.

Los aparatos tecnológicos como secadores, planchas y tenacillas también se han situado en el punto de mira. El calor que desprenden estas herramientas contribuye a quemar los cabellos y hacer que éstos se rompan y se debiliten, impidiendo así su crecimiento. Pero la tecnología nos sigue sorprendiendo y ha traído la solución perfecta para sustituirlos, se trata de absolutamente lo mismo, pero trabajan a base de aire frío, por lo que reducen de una manera muy considerable sus efectos negativos y se obtienen los mismos resultados. 

Además, en estos últimos años hemos podido observar cómo las manos están cobrando una notable importancia, llevar las uñas arregladas se ha convertido en un indispensable, y si bien antes se optaba por diseños sencillos y discretos, ahora reina el Nail Art, cuyo significado es arte en las uñas. Esta es una técnica que consiste en esculpir auténticas obras de arte en nuestras manos, desde los diseños más sencillos a los más extravagantes - realizados a mano alzada por manicuristas – pasando por todos los numerosos tipos de largo. Para aquellas personas a las que les suponga todo un reto dejarse de morder las uñas, ahora pueden encontrar un servicio que se ofrece bajo el nombre de reconstrucción de uñas mordidas. Este consiste en aplicar un poco de gel o acrílico y alargar nuestra medida natural, de esta forma no habrá manera de morderlas, y a su vez permitirá que crezca nuestra uña, retirando el producto cuando nuestro largo natural sea el deseado. 

La pandemia también significó que las mascarillas llegasen a nuestras vidas para quedarse en ellas durante un largo periodo de tiempo. Esto ha hecho que las personas pongan el foco en la única parte visible del rostro, los ojos. Si hablamos de las últimas tendencias en medicina estética, someterse a tratamientos con ácido hialurónico que eliminen las ojeras marcadas y realcen nuestra mirada se ha convertido en un requisito para los más presumidos. 

Siguiendo en la misma línea de los que prestan más importancia a la mirada, las extensiones de pestañas es un servicio que actualmente demanda mucha gente, motivo por el que ya existen centros especializados en ello, convirtiéndose así en otra tendencia digna de mención. El resultado que se obtiene con ello es igual o mejor al que conseguimos con el uso del rimmel, pero sin necesidad de recurrir a él. 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.8069 seg., Memoria Usada: 0.99 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2022