06/05/2020 / 13:04
J.E.


Imagenes

Manuel Millán: “Espero que nos hayamos dado cuenta de la fragilidad del ser humano”

Este médico jubilado ha regresado a ejercer su amada profesión para ayudar en la lucha contra el Covid-19.


Se suele decir popularmente que no todos los héroes llevan capa. Y es cierto, porque hay otros, como es el caso de Manuel Millán Catalán, que llevan una bata y la solidaridad por bandera. Tras jubilarse hace cuatro años, este médico de Guadalajara, de origen aragonés, ha regresado durante unas semanas a su amada profesión para ayudar a combatir el coronavirus, aunque la mejora que estamos viendo tanto en cifras como en el desconfinamiento, ha hecho que vuelva a su situación de jubilado.

Manuel Millán Catalán es un médico que durante 36 años ejerció en la sanidad. Cuándo tuvo que dejarlo, hace cuatro años cuando era médico en Brihuega, no fue fácil. Entonces se despidió de sus antiguos compañeros con la frase: “Ejercer la medicina es como el amor, sufres, sufres, sufres  pero jamás quieres dejarlo”, y ahora comenta que “ha sido muy gratificante volver a sentirme médico en ejercicio”. Para paliar levemente esa sensación de pérdida, se ha dedicado a realizar voluntariados en tierras lejanas. De esta forma no dejaba de ejercer, ayudaba a los más necesitados, y vivía experiencias únicas. Sin embargo, la desgraciada aparición del Covid-19, hizo que volviese al trabajo: “Al comenzar el estado de alarma a mediados de marzo me puse en contacto con el Colegio de Médicos ya que el Consejo General había hecho un llamamiento pidiendo médicos jubilados voluntarios dada la situación tan complicada en que se encontraban los Servicios Públicos de Salud. Una vez puesto en contacto con la Gerencia del Sescam se me ofreció la posibilidad de comenzar a trabajar”. 

Durante el tiempo en que ha estado trabajando, ha ejercido en el Centro de Salud Gu-Sur ya que había cuatro compañeros de baja laboral por el dichoso coronavirus. Allí, Manuel Millán ha pasado consulta como Médico de Familia, primando siempre la consulta telefónica para minimizar el riesgo de contagios. Recuerda así el momento de su incorporación: “Fue muy agradable sentir la gratitud de todos ellos por la ayuda que yo les ofrecía.  Me he sentido uno más del equipo y no han escatimado esfuerzos en ponerme al día de las dudas que me han ido surgiendo”. El volver suponía un riesgo, y es que uno de los gremios más expuestos a un posible contagio es el de los sanitarios: “Siempre se tiene miedo, sobre todo por el temor a infectar a las personas de la propia  familia ya que una vez terminado  el trabajo vuelves a la casa donde están tu mujer y tus hijos.  A finales del mes de marzo, cuando empecé a trabajar,  ya se habían tomado medidas en la distribución de espacios del Centro de Salud y puesto en marcha una nueva organización de tareas con el fin de proteger a los pacientes y al propio personal  sanitario”, sin embargo, Manuel Millán hace una crítica y es que “debo resaltar que la dotación de materiales de protección (EPIs) por parte del SESCAM  ha sido más que deficiente: una mascarilla a la semana, una pantalla de protección de factura artesanal  y una sabanilla cortada a modo de poncho para cubrir la bata. Lo único que no nos ha faltado han sido guantes”.

La mayoría de las noticias hablan de los hospitales, por lo que tenemos un mayor grado de desconocimiento de cómo se está viviendo la situación en Atención Primaria, algo que Manuel Millán quiere resaltar: “Sin quitar ni un ápice de valor al trabajo tan complicado que han asumido los hospitales y siguen asumiendo hay que reconocer que el papel jugado por Atención Primaría ha sido fundamental. La selección y seguimiento de pacientes en un tanto por cien muy elevado, la hemos llevado los médicos de Atención Primaria y se ha visto  que regiones como Asturias donde la atención primaria ha tenido mejores medios han podido controlar mucho mejor la pandemia".

Debido a su gran experiencia y conocimiento, su opinión sobre lo que se está haciendo bien, y qué es lo que se está haciendo mal, es a tener en cuenta: “No se pueden discutir las medidas de confinamiento, otro tema será valorar si llegaron en el momento oportuno y llegaron tarde.  Mal se han hecho unas cuantas cosas: lo primero  por parte del Gobierno Central no decir claramente la verdad. Desde el principio teníamos que saber que no teníamos equipos materiales suficientes para proteger a los sanitarios ni tests para poder descartar a los trabajadores asintomáticos que estando frente al público iban a ser una fuente de infección que al final resulta caótica. A fecha de hoy siguen sin llegar pruebas para  mis compañeros  cuando ya se ha anunciado que los futbolistas las tendrán a su disposición para repetirlas con frecuencia y así poder comenzar la Liga, ¿en qué país vivimos?”, y añade que “fue otro error anunciar el confinamiento con anterioridad a haber bloqueado ciudades como Madrid y Barcelona por las fuerzas de seguridad. La diáspora  que provocó dicho anuncio fue también una fuente de extensión de la pandemia en territorios limítrofes a estas capitales”.

Para finalizar, Manuel Millán espera que hayamos aprendido la lección: “Espero que nos hayamos enterado de la fragilidad del ser humano, cosa que por otra parte ya nos vienen advirtiendo grandes pensadores desde hace mucho tiempo.  Yo personalmente, me reafirmo en mi opinión de antaño: “Lo más valioso de la vida es lo que menos cuesta” : abrazar  a una persona querida, disfrutar del aire, del sol y de la lluvia y así cada una de las cosas que este mundo nos brinda y que muchos días pasamos por ellas si hacer el menor aprecio.

De haber un repunte, sería más moderado

La duda que asalta a todo el mundo ahora mismo es: ¿Y si hay un repunte? Manuel Millán en este sentido refleja la opinión de la mayoría de los epidemiólogos: “Creen que si, aunque en esta ocasión el aumento se espera más moderado  sin llegar al caos hospitalario que por desgracia hemos vivido”. Además, piensa que la sociedad está concienciada y que se cumplirán las normas que se están dictando para la fase de desescalada de confinamiento: “Creo que sí, la población en general ha tomado conciencia de la situación y desde mi punto de vista las normas de distanciamiento y actitudes personales de higiene se están cumpliendo con normalidad y esto debe tener resultados positivos”.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.4075 seg., Memoria Usada: 1.25 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2020