01/03/2021 / 11:30
J. Pastrana


Imagenes

Un año del primer caso de Covid-19: La pandemia que lo cambió todo

Hacemos un repaso de los 12 meses transcurridos desde la declaración del primer caso de Covid-19 en la provincia. 


Hoy se cumple un año de la declaración oficial del primer caso de coronavirus en la provincia de Guadalajara. El 1 de marzo de 2020, se confirma el positivo en un vecino de 62 años de Marchamalo que había sido ingresado en la UCI del Hospital de Guadalajara con un cuadro de infección respiratoria. Es el primer contagio de coronavirus en la provincia, pero no la primera noticia que se tiene del virus.

A finales de enero, las mascarillas se agotan en varias farmacias. En estos momentos, la pandemia se recibe con cierto escepticismo e incluso relajación. Los contagios van aumentando poco a poco y para el 4 de marzo ya son 7 los confirmados. El día 6, los obispos recomiendan retirar el agua bendita de las iglesisas y no estrechar la mano en las misas. 

 

A fniales de enero no éramos conscientes aún de la importancia que acabarían teniendo las mascarrillas en nuestro día a día.

El 10 de marzo, numerosos ayuntamientos anuncian la cancelación de actos culturales y deportivos y el 11 la provincia ya suma 29 positivos. El día 12 ya son 45 y Nueva Alcarria publica dos noticias en un mismo día: la primera, que el presidente regional, Emiliano García-Page, propone el cierre de los centros educativos. La segunda, la decisión de un histórico local de de copas deGuadalajara, La Volvoreta, de cerrar sus puertas porque “queremos ser parte de la solución y no del problema”.

El día 13, el Gobierno regional pide precaución a quienes estan llegando “en masa” al medio rural porque “no son 15 días de vacaciones”. Algunos pueblos, como Campillo de Ranas, también advierte sobre este éxodo masivo desde las grandes ciudades. Se suspenden los mercadillos y el uso de instalaciones deportivas. Los contagios suben a 70 y la Conferencia Episcopal llama a suspender la Semana Santa. 

El 14 se aprueba la limitación de movimientos para los ciudadanos. Llegan el Estado de Alarma, el confinamiento y comienzan las movilizaciones para crear El Aplauso de las Ocho en homenaje a los sanitarios, aunque también se irá sumando el reconocimiento a otros servicios públicos y de Emergencias. Para el día 17, la canción Resistiré ya es noticia. 

 

El Aplauso de las Ocho, un clásico durante el confinamiento. 

El día 15 se producen las dos primeras altas en la provincia, que suma 109 positivos y ningún fallecido oficial por coronavirus. Sin ser caótica, la situación sí es confusa. Los sistemas de detección aún tienen mucho campo de mejora y es fácil imaginar que los positivos son más de los que se notifican. Lo mismo ocurre con los fallecidos. De  hecho, informes del Tribunal Superior de Justicia elevaran notablemente los fallecimientos registrados durante estos meses.

El 16, la UME comienza a patrullar la ciudad y otros municipios de la provincia. Se cancela oficialmente la Semana Santa. El día 17, la región pone a disposición del Estado su industria para fabricar material sanitario y equipos de protección ante el evidente desabastecimiento.

 

La presencia de la UME en las calles se volvió una imagen familiar. 

El 18 se notifican 11 ingresos en UCI y 53 en planta en el Hospital. Un día después, se confirman los tres primeros fallecidos por Covid-19, dos de ellos en la residencia de mayores Siglo XXI de la capital.

El 21 ya son cuatro los fallecidos y el Hospital comunica que está realizando cambios para separar a los pacientes con patologías respiratorias y reforzar la atención a los ingresados covid. Grupos de ciudadanos voluntarios elaboran material de prevención y Junta y Diputación se coordinan para colaborar con los ayuntamientos en tareas de desinfección municipales. Para el 23 de marzo ya son 36 los fallecidos y 159 los hospitalizados.

El 24, Nueva Alcarria publica que la actividad en el Tanatorio de Guadalajara se ha multiplicado por seis. El 25 conocemos que Lucía de Luz ha interrumpido su baja de maternidad para asumir las competencias del edil Santiago Baeza, hospitalizado. Además, el traslado de Neonatos, Pediatría, Ginecología y Obstetricia a la clínica La Antigua ya es una realidad y un día después Diputación traslada 40 camas de la residencia de estudiantes al Hospital.

 

El hospital tuvo que adaptarse rápidamente al incremento de hospitalizaciones. 

El 26 de marzo el Hospital comunica que ha ampliado su capacidad hasta las 350 camas de planta y 37 de UCI, además de realizar 320 contrataciones. Justo un día después se produce el mayor repunte de hospitalizaciones de la primera ola, que pasan de 133 en planta a 320. Además hay 28 en UCI y los fallecimientos ya son 75, entre ellos, el alcalde de Cantalojas, Narciso Arranz. La única buena noticia es que se confirman las dos primeras altas de UCI desde el inicio de la pandemia. 

El 28 es noticia la llegada de un cargamento de 1,2 millones de mascarillas que serán repartidas entre los sanitarios. Sanidad valida sus primeros test rápidos, que llegarían el día 29 a Guadalajara. Comienzan a aumentar los recursos para detectar los contagios. 

Para el 1 de abril, ya hay más de 100 fallecidos oficiales en la provincia y Sanidad se ha hecho cargo de las instalaciones de la residencia Siglo XXI, que se convierte en centro de referencia para mayores con coronavirus de la provincia. Se habilitan 12 camas más en el hospital, pero las hospitalizaciones comienzan a reducirse. El día 2 ya están por debajo de 300. Para el 3, ya hay 824 casos oficiales de covid en la provincia. Ahora bien, el Sescam confirma que ha hecho seguimiento telefónico de otros 3.000 pacientes con sintomatología a los que no se hizo test alguno. 

 

La desinfección y limpieza de calles también se volvió una actuación cotidiana. 

El día 4 de abril, Sanidad comunica que por, primera vez, todos los hospitales de Castilla-La Mancha registran más altas que ingresos y que hay muchos casos leves que no figuran en las estadísticas. El 6 se instala un autocovid en Guadalajara para agilizar la realización de test. Para el 12, el número de hospitalizados ya ha bajado a 177. 

El 16, el Hospital da a conocer uno de sus grandes aciertos en la lucha contra el Covid-19: la recién creada Unidad de Cuidados Intermedios Respiratorios. Siguen bajando las hospitalizaciones. 

El 24, Sanidad confirma que casi 120 de los 199 fallecidos oficiales por coronavirus en la provincia estaban ingresados en residencias de mayores. Entre ellos también se encontraba, en una de Mandayona, el artista Enrique Castellón Vargas, conocido como El Príncipe Gitano. Además, días después confirmaría la existencia de otros 220 fallecimientos en residencias con sintomatología compatible, pero sin confirmar. 

 

Las residencias de mayores han sido objeto de un blindaje y protección especiales. 

El mes de abril termina con la provincia bajando, por fin, de los 100 hospitalizados en planta y el 4 de mayo los servicios de Ginecología, Pediatría y Obstetricia volvían al Hospital, que también retomaba la actividad quirúrgica programada. 

El 12 de mayo Guadalajara entra en fase 1 y comienza a funcionar el equipo de vigilancia epidemiológica en la provincia, preparado para contar hasta con 52 personas especializadas en rastrear contagios. Además, el día 13 los estudios realizados por el Estado señalan que el 11% de la población provincial ha pasado ya el coronavirus, el doble que la media nacional.  

 

Imagen del equpo de vigilancia epidemiológica. 

El 22 de mayo, Guadalajara suma por primera vez dos días consecutivos sin fallecidos por coronavirus en la provincia y el día 26 el número de hospitalizados desciende a 16. Guadalajara entra en fase 2 de la desescalada. El 8 de junio entra en Fase 3 con 12 hospitalizados en planta y 1 en la UCI. 

La Nueva Normalidad llega sin sobresaltos, a excepción de un control exhaustivo en residencias de mayores que provoca un repunte de casos a mediados de junio. Además, el 24 se anuncia la adquisición de un TMA que permitirá hacer hasta 1.000 pruebas diarias de covid. Hasta la fecha, se registran 257 fallecidos y 1.432 contagios confirmados, aunque es probable que el número sea mayor. De hecho, entre marzo y septiembre Sanidad contabiliza 284 fallecidos por Covid-19, mientras que los informes del Tribunal Superior de Justicia hablan de 326 más otros 241 posibles, más del doble total. 

El 22 de julio se hace obligatorio el uso de mascarilla en Castilla-La Mancha para todos los mayores de 6 años. 

 

Resulta complicado saber cuántos fallecidos hubo durante la primera ola de la pandemia. 
 

El final del verano
La segunda ola llegó a Guadalajara mucho antes que al resto del país. Ya en agosto el número de casos empieza a incrementarse de forma llamativa y en la segunda semana de septiembre la capital alcanza su pico: 383. En consecuencia, entre el 7 y el 20 de septiembre, la Incidencia Acumulada (IA) crece hasta los 840 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la de la provincia se situa en 616, aunque en su caso la cima de contagios llega entre el 13 y el 20, con 829. 

Durante el verano, la movilidad y las reuniones familiares y sociales son las principales fuentes de nuevos brotes. “Hemos importado casos, sobre todo relacionados con el ocio nocturno de playa donde, al igual que ocurre con los eventos familiares, es más fácil que se relajen las normas de distanciamiento y uso de mascarilla”, explica la delegada de Sanidad, Margarita Gascueña. “Pero son las reuniones familiares, las comuniones que se aplazaron a este mes de septiembre y los encuentros sociales los que se han relacionado con numerosos contagios”.

 

Aunque ahora nos parezca lejano, el uso de mascarillas no fue obligatorio hasta finales de julio de 2020. 
 

La lucha contra el coronavirus se traslada al Corredor del Henares y a finales de septiembre ya hay medidas especiales en Alovera, Azuqueca, Cabanillas del Campo, Marchamalo, Villanueva de la Torre y Guadalajara. “Nos preocupa mucho el intercambio que tenemos con Madrid”, indica Gascueña.

El 23 de agosto, Sanidad decreta medidas especiales en Marchamalo y Azuqueca. Son los primeros del Corredor. Dos días después, el director general de Salud Pública de CLM, Juan Camacho, reconoce que esta parte de la región y la Sagra, en Toledo, son las que más preocupan por su cercanía con la Comunidad de Madrid, una de las más golpeadas por la pandemia.

El 16 de septiembre, justo antes de las ‘No Fiestas’ de Guadalajara, Sanidad adoptaba medidas especiales en la capital de la provincia y el propio Ayuntamiento las refuerza con un aumento de la presencia policial. El 17 también se adoptan en Mondéjar.

Por fortuna, el tan temido regreso a la escuela no tiene el impacto negativo que algunos presagiaban. El 22 de septiembre, dos semanas después del inicio del curso, el delegado provincial de Educación, Ángel Fernández-Montes, señala que los positivos confirmados en los centros educativos vienen de contagios en el ámbito familiar y social y que “por ahora” no se había producido transmisión en las aulas. 

 

El temido regreso a la escuela no se tradujo en un incremento de casos. 

La semana del 14 al 20 de septiembre, la provincia alcanza su pico con 829 contagios. Es en esta semana también cuando comienza a aumentar el número de fallecidos. La provincia suma seis en siete días, los mismos que se habían registrado en las cuatro semanas anteriores.

En Cabanillas del Campo, Sanidad decreta medidas el 22 de septiembre. Y la semana del 21 al 27 es la primera a nivel provincial, desde la del 1 al 7 de junio, en la que descienden los contagios. El descenso continúa la semana siguiente, aunque eso no evita que el 30 de septiembre se decreten medidas en Alovera y Sigüenza. Los test de antígenos entran en escena aumentando aún más la capacidad de detectar contagios, que ya es mucho mayor que en la primera ola.

El Puente del Pilar no supuso un repunte en cuanto a contagios provinciales, pero sí aumentan en el medio rural y el número de  fallecidos: 15 en 7 días. Desde entonces, tan solo en dos ocasiones ha bajado la provincia de los 10 semanales. 

 

La segunda ola ha sido, hasta la fecha, la que menos estragos ha causado. 

El 8 de octubre, Sanidad establece medidas en Villanueva. La situación mejora a un ritmo muy lento.  El auténtico impulso se registra a finales de septiembre y principios de octubre, cuando se aplica el confinamiento perimetral y las medidas de nivel 2 para toda la región, incluido un toque de queda a las 00.00 horas. En cuatro semanas la provincia baja de 700 casos semanales a 287. 

 

La Navidad y la tercera ola

Diciembre llega con optimismo y medidas especiales para la Navidad, pero la realidad es bien distinta. El Estado ha elaborado un semáforo que sirve para conocer la gravedad de la situación sanitaria. Así, habla de riesgo de transmisión alto cuando hay entre 150 y 250 casos quincenales y de riesgo extremo con más de 250. La provincia tiene, según los datos de la consejería de Sanidad, una IA de 256. Tampoco en ocupación hospitalaria estamos mucho mejor, ya que 55 hospitalizados en planta y 16 en UCI nos sitúan en el nivel de riesgo muy alto al superar el 15 y 25% de ocupación.

Las aglomeraciones del Black Friday y el puente de la Constitución pasan factura. En las tres primeras semanas de diciembre se registran los números semanales más altos de fallecidos: 19, 17 y 16. Además, los positivos experimentan un alarmante repunte, pasando de 253 en la primera semana de diciembre a 451 y 475 las dos posteriores, lo que deja la IA provincial en 353 casos por cada 100.000 habitantes. 

 

El consejero de Sanidad pidió moderación de cara a la Navidad e incluso amenazó con endurecer medidas. 

El Gobierno regional endurece las medidas navideñas adelantando a las 00.30 el toque de queda los días 24 y 31, jornadas en las que se iba a relajar para facilitar la celebración de estas fiestas. Además, días antes de Nochebuena el consejero de Sanidad, Jesús Fernandez, advierte que podrían endurecerse aún más para Nochevieja.

Guadalajara llega a la Navidad con dos localidades en Nivel 3: Horche y Villanueva. Además, se produce un importante repunte en la capital, donde los contagios crecen un 183% en la semana del 14 al 20 de diciembre, al pasar de 54 a 153, dejando la IA en 241 y más cerca de un posible Nivel 3. A fecha de 27 de diciembre, la provincia de Guadalajara suma 12.089 contagios y 444 fallecidos oficiales por Covid-19.

El 27 de diciembre, Guadalajara se convierte en protagonista de un momento histórico. La residencia de mayores los Olmos es el lugar elegido para iniciar el proceso de vacunación en todo el país. A las 09.00 horas se realizan las dos primeras vacunaciones. Primero, la residente de mayor edad, Araceli, de 96 años. Después, la trabajadora más joven del centro.  

 

La primera vacuna de España se puso en Guadalajara a Araceli, una mujer de 97 años. 

La semana del 4 al 10 de enero, la provincia ya suma más de un millar de positivos, aunque el pico lo alcanzará entre el 18 y el 24, con 1.800 positivos semanales. La capital y el Corredor superan una tasa de incidencia acumulada de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes y la provincia también se sitúa en torno a un millar. Las hospitalizaciones no dejan de subir y para el 24 de enero ya hay 127 personas ingresadas en planta y 21 en la UCI. 

Unos días antes, el 18 de enero, ya se habían descretado medidas de Nivel 3 reforzado para todo el conjunto de la región. Entre ellas destaca el adelanto del toque de queda a las 22.00 horas, el cierre perimetral de los municipios y el de las grandes superficies comerciales y la hostelería, que solo puede repartir comida para llevar. Se intensifican las movilizaciones en este sector al sentirse especialmente perjudicado en la gestión de la crisis. La cifra continuará descendiendo, pero aún así, entre el 1 y el 7 de febrero se notifican 33 fallecidos. 

El 11 de febrero el Gobierno decide en flexibilizar medidas y permitir la reapertura de grandes superficies y hostelerías. En 14 días se ha logrado pasar de una IA de 1.269 casos por 100.000 habitantes a otra de 644. Adquiere protagonismo la aplicación de un código QR para tener un registro de los clientes de los locales de hostelería. Para el día 20 la IA ya es de 239 y se decreta el paso a nivel 2. A medidados de febrero, la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara decide suspender las procesiones de Semana Santa. 

 

La hostelería, una de las grandes perjudicadas por la pandemia. 

Para la semana del 15 al 21 de febrero, los contagios semanales se sitúan en 289 y parecen haberse estabilizado en esta última semana. De hecho, hay que tener cuidado, ya que incluso podría darse un leve repunte. De hecho, el consejero de Sanidad advierte que mantener o no el cierre perimetral con Madrid dependerá de la evolución de los datos.

En estos momentos hay 59 personas ingresadas en planta y 10 en la UCI. Tras superar esta tercera ola, el número oficial de positivos por Covid-19 según la consejería de Sanidad en la provincia es de 20.614 y el de fallecidos de 576. Esta cifra muestra con claridad cómo ha aumentado la capacidad de diagnóstico respecto a la primera ola, que se saldó con 1.432 contagios confirmados y 257 fallecidos.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.7265 seg., Memoria Usada: 1.07 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2021