09/04/2022 / 08:35
PACO CAMPOS


Imagenes

Un pantano de Guadalajara albergaría plantas solares flotantes

El Gobierno se encuentra en pleno proceso para garantizar un sistema viable que garantice el abastecimiento eléctrico frente a la crisis relacionada con la dependencia energética producida por la guerra de Ucrania.


España se podría perfilar como garante del suministro de energía eléctrica a la Unión Europea, y más ahora cuando se pone sobre la mesa el bloqueo de las importaciones de gas y petróleo ruso. Numerosos informes, entre otros, el elaborado por Fitch Solutions Macro Research, sitúan a nuestro país en la categoría de superproductores. Los autores definen esta tipología como aquellos mercados que registrarán un crecimiento sustancial de la capacidad durante los próximos diez años.

Y más ahora, que la invasión Rusia de Ucrania ha acelerado exponencialmente la transformación requerida, hasta tal punto que no sería de extrañar un sustancial avance de plazos para la creación de un sistema eléctrico con un 74% de generación renovable para 2030. El autoabastecimiento acorta sus plazos: cuanto más se acelere el alcance de este objetivo, menor será la dependencia energética del exterior y mayor será el abaratamiento de la factura de la luz y, por ende, de los precios que se repercuten al consumidor y la inflación.

En esta línea, el Ministerio para Transición Ecológica y el Reto Demográfico se ha apresurado en sacar a consulta pública el real decreto que regula la instalación de plantas fotovoltaicas flotantes en el dominio público hidráulico o en otras infraestructuras hidráulicas de titularidad pública que estén conectadas a las redes de transporte o distribución de energía eléctrica.

De esta forma, se pone en marcha una de las medidas aprobadas el  martes de la semana pasada en el marco del Plan nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania.

A juicio del departamento que encabeza Teresa Ribera, la instalación de estas plantas solares flotantes sobre embalses y otros elementos del dominio público hidráulico supondrá un impulso a la capacidad de generación eléctrica de origen renovable, "algo fundamental para acelerar la transición energética y reducir la vulnerabilidad de España a situaciones excepcionales como la que vivimos hoy".

Además, facilitará la consecución de los objetivos recogidos en la Ley de cambio climático y transición energética, que prevé alcanzar un 42% de penetración de energías renovables en el consumo final y un sistema eléctrico con un 74% de generación renovable para 2030.

Esta capacidad solar flotante se sumará a la energía producida por las centrales hidroeléctricas y permitirá aumentar la producción de las instalaciones y optimizar las infraestructuras de evacuación. Estas plantas, además, tendrán mayor rendimiento energético que los sistemas terrestres gracias a los efectos de enfriamiento del agua y la disminución de presencia de polvo, según el Ministerio.

El objetivo de este decreto es determinar qué condiciones deben incluir las autorizaciones y concesiones administrativas para la puesta en funcionamiento de estas plantas fotovoltaicas, que permitirán un uso más sostenible del dominio público hidráulico y una mejor protección del estado de las masas de agua.

LISTADO DE EMBALSES DE TITULARIDAD ESTATAL, ESTADO TRÓFICO Y ESTIMACIÓN DE LA SUPERFICIE ÚTIL TOTAL (MITECO)

EN MÁS DE UN CENTENAR DE EMBALSES

La normativa contempla un máximo de tres instalaciones por embalse y una cobertura parcial según el estado trófico de cada uno: cuanto peor sea la calidad de sus aguas, mayor podrá ser su cobertura.

En este sentido, se limitará el porcentaje máximo de superficie total cubierta a un 5% si el embalse está catalogado como mesotrófico, es decir, si tiene un nivel moderado de productividad biológica; a un 15% si es eutrófico, que tiene una productividad biológica alta, y a un 20% si es hipereutrófico. No se instalarán plantas en embalses oligrotróficos (con poca productividad biológica y por tanto buena calidad del agua), ni en lagos o lagunas de origen natural.

Actualmente, en España hay alrededor de un centenar de embalses de titularidad estatal sobre los que podrían ubicarse este tipo de instalaciones. El Ministerio y los organismos de cuenca harán un seguimiento "exhaustivo" de cada uno de ellos, pudiendo establecer el ritmo de cobertura con el fin de garantizar el cumplimiento de los objetivos ambientales.

En el listado aparece el embalse de Pálmaces, situado en la localidad de Pálmaces de Jadraque, calificado como mesotrófico, es decir, tiene un nivel moderado de producción biológica. Esto significa que la acometida de instalaciones solares fotovoltaicas en su superficie no podrá ser superior al 5%. De sus 175,7 ha, podrán ser susceptibles de implantación de este tipo de estructuras 8,8 ha.

CONCESIONES TEMPORALES DE HASTA 25 AÑOS

Las instalaciones de generación eléctrica solar fotovoltaica flotante en el dominio público hidráulico se otorgarán mediante concesiones temporales con una duración máxima de 25 años. Los interesados deberán tener permiso de conexión a un punto de la red de transporte o distribución de energía eléctrica y presentar estudios sobre el posible impacto de estas placas en la masa de agua.

Además, los organismos de cuenca podrán reclamar al concesionario informes técnicos para valorar los efectos de la instalación sobre la gestión del dominio público hidráulico, la seguridad y explotación de infraestructuras, la compatibilidad del aprovechamiento con el respeto del medio ambiente y la garantía de los caudales ecológicos o las demandas ambientales previstas en la planificación hidrológica.

PROGRAMAS DE SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN

En opinión del Ministerio, la instalación de este tipo de plantas será beneficiosa tanto para la producción energética como para el medioambiente. Entre otras ventajas, se espera una reducción de la evaporación de las masas de agua y una menor presencia de floraciones de algas en agua dulce gracias a la sombra que proporcionarán estas placas sobre la superficie líquida. También evitarán la modificación de los terrenos que se produce en las instalaciones en tierra firme.

Dado que el concepto de fotovoltaica flotante aún es reciente, se establecerán programas de seguimiento para conocer mejor las características de estas instalaciones, plantear los posibles impactos que pueden tener y estudiar los requisitos que sean necesarios para su puesta en marcha. Para tal fin, el Ministerio elaborará manuales, guías técnicas o recomendaciones que permitan orientar su implantación y seguirá muy atentamente la evolución de estas plantas.

 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 1.558 seg., Memoria Usada: 0.99 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2022