02/12/2022 / 18:21
Redaccion


Imagenes

De paseo por la Alcarria Alta: gran riqueza patrimonial

La segunda parada de nuestro particular viaje por los Bienes de Interés Cultural (BIC) de la provincia nos lleva esta vez hasta la Alcarria Alta, una zona con una gran riqueza patrimonial.


La riqueza patrimonial de la provincia es indiscutible, por eso no es de extrañar que encontremos edificios protegidos como Bien de Interés Cultural (BIC) por toda ella. Estos significan una revalorización y un compromiso. En esta nueva entrega de Planes Culturales de Otoño nos iremos de paseo por la Alcarria Alta para conocer sus edificios más llamativos, que encierran grandes historias dignas de conocer y visitar para así constribuir a su conservación.


En este viaje, la primera parada es Torija, la puerta de entrada a la provincia y a la Alcarria. En esta localidad encontramos dos BIC: el castillo y la iglesia parroquial. El castillo, que hoy alberga el Centro de Interpretación Turística de la Provincia de Guadalajara, es de planta cuadrada, con tres cubos cilíndricos y la torre del homenaje. Precisamente en esta se encuentra el primer museo del mundo dedicado a un libro: El Viaje a la Alcarria de Camilo José Cela.


A pocos metros del castillo se encuentra la iglesia parroquial, cuya construcción se remonta al siglo XVI, aunque fue restaurada en los siglos XVIII y XX. El templo es de planta basilical, de tres naves con crucero que no sobresale en planta y ábside rectangular elevado.


Si continuamos por la carretera CM-2011 llegaremos a Brihuega, el Jardín de la Alcarria, Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico, cuyo patrimonio artístico da buena muestra del importante pasado que tuvo la Villa. Ejemplo de ello son los notables edificios existentes como las iglesias de Santa María de la Peña y San Felipe, el Convento de las Bernardas y las Jerónimas, el Castillo de Peña Bermeja, los restos de las murallas, sus mansiones blasonadas, entre otras, así como la Real Fábrica de Paños y la iglesia de San Simón.Estos dos últimos edificios también son Bien de Interés Cultural. En cuanto al último, es un pequeño templo difícil de ver desde el exterior, ya que se encuentra entre varios edificios. Se cree que pudo construirse sobre la antigua mezquita de Brihuega. Tiene una nave con ábside semicircular.


La Fábrica de Paños es uno de los ejemplos más destacados de arquitectura industrial del siglo XVIII, cuyo diseño es responsabilidad de Manuel de Villegas. Es una construcción sobria y cerrada en la que destacan sus jardines.


En las pedanías encontramos dos monumentos también destacados: la iglesia parroquial de Romancos, de tipo catedralicio con tres naves, construida entre finales del siglo XV y principios del XVI; y el ayuntamiento de Tomellosa, del que destaca su soportal y el corredor existente sobre él, construido entre los siglos XVI y XVII.


Desde la localidad briocense, la carretera nos llevará hasta Cifuentes cuya iglesia de El Salvador es Bien de Interés Cultural. Este templo es un ejemplo de arquitectura religiosa con diferentes estilos, desde el primer románico, pasando por el gótico y el renacentista. Tiene planta basilical con tres naves y varias capillas. Una de las partes más destacadas es la portada de Santiago, situada en la fachada de poniente, en la que también está el rosetón gótico, cuyos radios forman columnas bizantinas y arquillos góticos.


Y siguiendo la N-204 hasta su desvío por la CM-2115 en Gárgoles de Abajo y en dirección a Trillo podremos ver el Monasterio de Santa María de Óvila. En su origen tuvo una función religiosa y repobladora de las tierras alcarreñas. Su construcción empezó junto a otros monasterios de la orden cisterciense como Monsalud y Bonaval. En la actualidad queda poco de la grandiosidad de este edificio, que además sufrió el expolio y parte de este monasterio se llevó a principios del siglo pasado a Estados Unidos.


Nuestra ruta por los BIC puede desviarse también hasta Hita, que igualmente tiene la categoría de Conjunto Histórico. Su Festival Medieval, que se celebra cada año el primer fin de semana de julio y que en este 2022 ha celebrado su 60 aniversario también es BIC, como bien inmaterial. Hita, municipio situado entre la Alcarria y la Campiña, ha tenido una gran importancia a lo largo de su historia. Su tramado urbano es de origen medieval y posee notables edificios como sus casonas, su iglesia, el arco de Santa María, las ruinas de la iglesia de San Pedro, las bodegas, el castillo o la casa museo dedicada a Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, que escribió el Libro del Buen Amor.


Y próximo a esta localidad se puede visitar otro monumento destacado: el Monasterio de Sopetrán. De este antiguo monasterio, que estuvo bajo la observancia de la Orden Benedictina, se conservan parte de los muros y de su iglesia, así como una ermita y un claustro, cuyo patio interior es  uno de los más monumentales de la provincia.

En Atanzón, localidad situada a menos de 20 kilómetros de la capital alcarreña, su iglesia de Nuestra Señora de la Asunción también tiene el privilegio de tener esta figura de protección. Es un edificio renacentista con remates barrocos distribuido en tres naves. Solo tiene una puerta de acceso. Se construyó entre la segunda mitad del siglo XVI y el siglo XVII.

 

Las características botargas, en proceso para ser también Bien de Interés Cultural

A la larga lista de Bienes de Interés Cultural (BIC) que hay en la provincia está previsto que se sume, en la categoría de patrimonio inmaterial: las botargas. Estas animan fiestas de muchos municipios de la provincia ataviados con sus característicos y coloridos trajes. Sin su presencia difícilmente podrían entenderse determinadas fiestas, pues estas siguen presentes como un elemento diferenciador de su municipio, aunque esté afectado por la despoblación.

En el inicio del expediente de la Viceconsejería de Cultura y Deportes para declararlas BIC se señala que “por distintas circunstancias (apego a la tradición, protección institucional, etc.), en Guadalajara se han conservado un gran número de botargas “vivas”, que hacen de este patrimonio un auténtico tesoro único, numeroso y variado en  pleno  siglo  XXI”.

Las botargas siguen un calendario fijo de fechas festivas a lo largo del año, que van desde Año Nuevo, San Sebastián, La Candelaria, San Blas, Carnaval, la Octava del Corpus al Santo Niño, entre otras muchas.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.9087 seg., Memoria Usada: 0.97 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2023