24/04/2021 / 12:37
María y Laura Lara/doctoras, escritoras, Profesoras de la UDIMA


Imagenes

Felipe de Edimburgo, bye bye, Philip (I)

Felipe no quería un funeral de Estado. No obstante, había previsto todos los detalles de la ceremonia. 


Por las doctoras María Lara y Laura Lara

En la capilla de San Jorge, en Windsor, el 17 de abril de 2021 se dio el último adiós a Felipe de Edimburgo. El 16 de febrero el duque de Edimburgo fue nuevamente internado en el mismo hospital al manifestar que «se sentía mal». Se confirmó que padecía una infección no especificada y fue intervenido quirúrgicamente del corazón. Se le dio el alta el 16 de marzo de 2021, regresó al castillo, pero murió en la mañana del 9 de abril de 2021. En el momento de su óbito se convirtió en el tercer miembro más longevo de la historia de la familia real británica, solo después de la princesa Alicia, duquesa de Gloucester, que feneció a los 102 años en 2004, y de Isabel Bowes-Lyon, la reina madre, que vivió 101 años, hasta 2002.

Felipe no quería un funeral de Estado. No obstante, había previsto todos los detalles de la ceremonia, incluido el coche y la música con coro y gaita. Fue rector de la universidad de Cambridge y de la de Edimburgo (donde fue sustituido por su hija Ana en 2011) y sus conocimientos marciales lo llevaban a tener gran solvencia en la organización de eventos planificados al minuto.

El féretro fue trasladado por el Primer Batallón de Granaderos de la Guardia, donde Felipe fue coronel durante 42 años.

A Windsor se habían retirado Isabel II y su marido en la primavera de 2020 para protegerse ante el coronavirus. Por las restricciones de la pandemia, al sepelio solo pudieron asistir 30 personas, todas ellas con mascarilla, por supuesto. En condiciones normales se habrían reunido casi 800 personas.

Entre la treintena de invitados, estaban el príncipe Guillermo y el príncipe Harry, que caminaron juntos detrás del féretro de su abuelo, aunque en lugar de ir uno junto al otro, lo hicieron separados por su primo Peter Phillips, que iba un paso detrás de los hermanos. El 6 de septiembre de 1997, en el entierro de Lady Di, Felipe de Edimburgo quiso acompañar a sus nietos caminando detrás del féretro de su ex-nuera, con la que había tenido etapas de llevarse más que como suegro como si fuera un padre.

En la iglesia, el 17 de abril de 2021 Isabel II estuvo sentada sola y fue la primera en abandonar la capilla, arropada por el Arzobispo de Canterbury y el decano de Windsor. Hubo un minuto de silencio en todo el Reino Unido. Y el ramo de flores del jardín privado lo depositó Isabel II con una nota de despedida a su marido.

El 21 de abril de 2021 Isabel ha cumplido 95 años. Aunque parece contar con una salud de hierro, de vez en cuando se reabre el debate sobre una posible abdicación. Con todo, las encuestas no se ponen de acuerdo sobre la preferencia mayoritaria de los británicos acerca de quien debería sustituirla en el trono: si su hijo Carlos, príncipe de Gales, o su nieto, el príncipe Guillermo, duque de Cambridge.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.6908 seg., Memoria Usada: 0.98 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2021