25/11/2019 / 10:05
Redacción


Imagenes

Gran Selección: 30 años reconociendo la calidad de los productos castellano-manchegos

Una tapa de quesos regada con un buen vino. Carne de cordero con un sabor muy agradable. Una berenjena como el mejor aperitivo. La miel y sus numerosas propiedades culinarias y para la salud. El pan de Cruz para acompañar en cualquier momento a una ración de jamón serrano. Son sólo algunos de los ejemplos de productos castellano-manchegos que cada año se reconocen en los Premios Gran Selección. 


Castilla-La Mancha es una tierra de sabores. Numerosos productos agroalimentarios se sitúan al primer nivel en cuanto a calidad, de ahí que sean demandados en cualquier ocasión, pero principalmente en las fechas que se acercan. Serán muchos los encuentros familiares y de amigos que se organizarán en las próximas semanas alrededor de una buena mesa. En ellos no podrán faltar el queso, las carnes,  el jamón, el pan, la miel, el vino... Y los mejores ejemplos se seleccionan cada año gracias a los Premios Gran Selección. Estos galardones son otorgados por la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural con el objetivo de fomentar y promocionar los productos de calidad diferenciada elaborados por el sector agroalimentario de Castilla-La Mancha. También se busca poner en valor el esfuerzo y dedicación de todos aquellos que hacen posible que esta comunidad autónoma sea conocida en todo el mundo por la extraordinaria calidad y riqueza de su variada gastronomía.

    Con estos premios se reconoce actualmente a 12 productos, 11 acogidos a figuras de calidad, es decir, los productos de calidad diferenciada de Castilla-La Mancha amparados por figuras de calidad de vino, queso, aceite de oliva Virgen Extra, miel, azafrán de La Mancha, jamón serrano, berenjena de Almagro, melón de La Mancha, ajo morado de Las Pedroñeras, cordero y pan de Cruz de Ciudad Real; y los productos elaborados de carne de caza. Para conocer los orígenes de estos reconocimientos hay que remontarse hasta 1990, por lo que este 2019 se ha celebrado la trigésima edición.  Y precisamente este año se ha producido un aumento de casi un 2 por ciento en el número de muestras totales presentadas con respecto al año anterior, dado que se ha pasado de 546 en el año 2018 a 556 en el año 2019. El aumento entre las solicitudes del concurso se ha concentrado principalmente en el vino.

 

Los mejores quesos

Para los amantes del buen queso, cuatro han sido los seleccionados este año. Dentro de la categoría calidad diferenciada semicurado destaca Corcuera, elaborado por la empresa Quesos Corcuera de La Puebla de Montalbán, Toledo. Durante tres meses es madurado con esmero, obteniendo una corteza natural  y una pasta firme mantecosa, con un gusto y olor característico de la leche de procedencia Manchega, con la garantía de Denominación de Origen Protegida. El premio al mejor queso de calidad diferenciada curado, para la marca Maese Miguel Curado, de Industrial Quesera Cuquerella, SL, de Malagón (Ciudad Real). Se trata de un queso elaborado con leche pasteurizada de oveja, obtenida exclusivamente de rebaños certificados por la Denominación de Origen Queso Manchego. Durante todo el proceso de elaboración se mantienen las técnicas tradicionales de siempre y un perfecto equilibrio entre artesanía y nuevas tecnologías, que nos garantizan su excepcional calidad después de su largo y esmerado proceso de maduración en bodega. En su sabor podemos destacar su intensidad, con notables toques a frutos secos y piñones tostados, además de un agradable, y ligeramente picante, retrogusto final. Por otro lado, el mejor queso artesano semicurado, ha sido para Pérez Arquero, de Viñedos y Bodegas Pérez Arquero, de Ocaña (Toledo) de la DO Queso Manchego. Está elaborado a base de leche cruda sin pasteurizar, tiene una corteza impregnada con aceite de oliva virgen extra ecológico, en el corte aparece ojos pequeños y desiguales con su color amarillo marfil, con una textura que se deshace en boca, con paladar suave, pero con matices característicos del queso manchego con una curación de tres a seis meses. Por último,  el premio artesano curado, para la marca Marantona, de Quesos La Casota de La Solana (Ciudad Real). Es un queso de pasta prensada, elaborado con leche de oveja de la raza manchega, con una maduración mínima de ocho meses y máxima de 12 meses en cueva natural. Se presenta con corteza natural, dura de color amarillo pálido a verde negruzco y pasta firme y compacta con color variable desde blanco, hasta marfil-amarillento. Sabor ligeramente ácido que se incrementa con la curación; sensación matecosa con ojos pequeños y desigualmente repartidos.

 

El aceite, imprescindible

En cuanto al aceite de oliva, uno de los productos clave de la Dieta Mediterránea, el premio Gran Selección 2019 fue entregado a Casas de Hualdo, de Casas de Hualdo SL, ubicada en El Carpio de Tajo (Toledo) y amparado bajo la DO Montes de Toledo, una de las cuatro denominaciones de origen existentes en la región. A partir de las aceitunas cultivadas en la finca Hualdo se elabora, bajo la Denominación de Origen Protegida Montes de Toledo, Casas de Hualdo Cornicabra. Mediante un cuidadoso paso por el molino se obtiene este aceite con una elevada cantidad de antioxidantes. Dichos compuestos le confieren multitud de aromas: verde hoja de olivo, aguacate maduro y especias, que combinan a la perfección con el marcado amargo y picante. Robusto, amargo y picante son los atributos que definen este extraordinario producto, con marcada intensidad y matices herbáceos. En boca desprende sensaciones frescas de lechuga, alloza, endivia y canónigos. Se trata de un aceite armonioso, equilibrado y complejo.

 

La miel de aquí

En la categoría de miel de calidad diferenciada, donde Castilla-La Mancha cuenta con una denominación propia, la de Miel de la Alcarria, fue para la marca Nectarius Multifloral, de la empresa Alcarria Esencial Nature, situada en Cifuentes (Guadalajara). Miel color ámbar medio, su aroma recuerda a quesos fuertes y notas a mantequilla tostada, sabor intenso entre toffee y cítrico. Excelente antiséptico  genera sensación de alivio respiratorio. Marida bien con carnes, caza, escabechados, quesos curados y postres con lácteos.

Un azafrán único

El premio Gran Selección 2019 al mejor azafrán de La Mancha fue para la marca Zaffralia, amparada bajo la DOP Azafrán de La Mancha, de Hermanos Cabra Carrasco, de la localidad toledana de Madridejos. Este azafrán proviene de la comarca de Madridejos, al sur de Toledo. Debido a las condiciones climáticas, el terreno y un proceso de elaboración totalmente artesano se obtiene este producto. Zàffrãlia cuenta con una gran experiencia en este cultivo. “Controlamos desde la siembra hasta la cosecha, pasando por la limpieza y selección de bulbos, hasta la monda y desecación de los estigmas. Este último proceso lo realizamos en 24 horas para que el azafrán llegue al consumidor con la máxima frescura”, señalan. El producto final posee un sorprendente potencial de color, sabor y aroma en el uso gastronómico. Además, Zàffrãlia elabora su azafrán bajo el sello de calidad y garantía de la Denominación de Origen Protegida Azafrán de la Mancha. Teniendo en cuenta los parámetros organolépticos resultantes mediante analítica, afirman que tienen el mejor azafrán.

 

Un jamón gran reserva

Además, el premio al mejor jamón serrano ha recaído en la marca Jaseto, gran reserva, de la empresa Jamones El Chato de Torrijos (Toledo). El Jamón serrano Gran Reserva Jaseto,  gracias a su proceso de curación lento y tradicional, aporta gran aroma, bouquet, sabor, infiltración y poca sal. En el corte despliega todas sus cualidades jugosas e inunda el paladar con su gran sabor. Jamones El Chato selecciona las piezas de cerdo, una a una por su peso, grasa, calidad de la carne y textura. Tras la salazón se someten a la curación y maduración en las bodegas naturales de esta empresa manchega, minuciosamente controlado por el maestro jamonero. Distinguido con el premio Gran Selección en 2011, 2014, 2015 y también 2019.

 

La berenjena de Almagro

En la gala del pasado 6 de noviembre se premió como la mejor berenjena de Almagro, a la realizada por la marca Conservas Antonio, de Conservas Manchegas Antonio, perteneciente a la IGP Berenjena de Almagro, de Bolaños de Calatrava (Ciudad Real). La berenjena de Almagro es el aperitivo por excelencia de nuestra tierra. Un producto saludable y apetitoso que es elaborado artesanalmente a base de ingredientes naturales de primera calidad.

 

El melón Tomil

En la categoría de melón de La Mancha se entregó un reconocimiento a la marca Tomil, de la cooperativa Santiago Apóstol de Tomelloso (Ciudad Real). Estos melones IGP de la Mancha reciben el nombre comercial Tomi. Son melones de la variedad botánica saccharinus, de los cultivares Piel de sapo, en cualquiera de sus variedades comerciales, destinados a su venta en estado fresco a los consumidores. Son melones de categoría I, con un contenido en azúcar mínimo (índice refractométrico de la pulpa) de 13 Brix (0,5) y un peso unitario entre 1,8 y 4 Kg.

 

Ajo morado

Siguiendo con productos únicos de la región, el premio al mejor ajo morado de la IGP ajo morado de Las Pedroñeras, fue entregado a la marca Ajosanto, de la Cooperativa San Isidro El Santo de Las Pedroñeras (Cuenca). Ajosanto es el auténtico ajo morado del pueblo de Las Pedroñeras que la Cooperativa San Isidro El Santo selecciona y certifica. Por su situación geográfica, altitud sobre el nivel del mar y climatología, Las Pedroñeras y la comarca que le rodea es un lugar privilegiado para el cultivo y conservación del ajo.

 

Raza manchega

El premio al mejor cordero de calidad diferenciada fue para Isidoro Ortega Toledo, de la IGP cordero manchego, empresa ubicada en Albacete. La carne de Cordero Manchego procede exclusivamente de la raza manchega. Esta raza que se conoce desde antiguo, ha desarrollado un sistema de producción caracterizado por el aprovechamiento de diferentes pastos naturales y residuos de cosechas, para lo cual los animales tienen que efectuar diariamente largos desplazamientos. La carne de Cordero Manchego con IGP es de color rosa pálido y tiene un sabor suave muy agradable que difiere de otros tipos con sabores más fuertes. Además la estricta clasificación de sus canales hace que la conformación y el engrasamiento sea el idóneo para asegurar su máxima calidad.

 

Pan de Cruz

El premio al mejor Pan de Cruz Gran Selección 2019, por su parte, fue para Juan Pedro e Hijos, de La Solana (Ciudad Real), perteneciente a la IGP Pan de Cruz de Ciudad Real. El producto amparado por la Indicación Geográfica Protegida (IGP) se define como el pan formado por una pieza compacta y densa, de trigo candeal, bregado de miga consistente y blanca, en forma de hogaza abombada, con corteza lisa, en cuya cara anterior lleva dos profundos cortes perpendiculares en forma de cruz, de la que toma su nombre y el código correspondiente al número de registro de la industria panadera elaboradora, y en su cara posterior porta el anagrama o logo de la IGP.

 

Carne de caza

Para finalizar, en la categoría de productos elaborados de carne de caza el galardón se entregó a la marca Jespep de la empresa Exclucentro, de Motilla del Palancar (Cuenca). La principal obsesión de la empresa Jespep ha sido siempre mimar su producto líder, la Perdiz Escabechada. En ese trabajo siempre han puesto mucho miramiento en seleccionar la principal materia prima la perdiz.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.2875 seg., Memoria Usada: 1.30 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019