26/07/2021 / 09:25
María Gil


Imagenes

“La lavanda llega al mundo desde Guadalajara y por eso apoyamos sus cultivos”

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, asegura que el Gobierno regional ha conseguido que "ningún agricultor o ganadero se quede atrás en materia de Política Agrícola Común”.


El consejero nació en 1974. Pese a ser un cargo de libre designación, de carácter político, su perfil encaja perfectamente con la labor que desempeña: ingeniero agrónomo por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomo de la Universidad Politécnica de Madrid; diploma de Estudios Avanzados (Suficiencia Investigadora) en Economía Agraria por la Universidad Politécnica de Madrid; y diploma en Estudios Cooperativos por la Universidad Politécnica de Madrid, entre otros. Un cargo político con un alto perfil técnico. 

Los campos de lavanda se han convertido en un ‘boom’  turístico en la provincia de Guadalajara.

Estamos en un momento excepcional, porque la lavanda está en flor y desde hace unos años se ha convertido en un atractivo turístico en la provincia; viene mucha gente de fuera. Esto genera mucho ingreso. Es cada vez más una de las imágenes más importantes de Castilla-La Mancha, vinculada al saber hacer de nuestros agricultores, que han apostado por las plantas aromáticas. Nosotros estamos también trabajando en esa dirección: hay una ayuda específica, de carácter agroambiental, para que ellos puedan desarrollar mejor el cultivo, que se pueda destilar luego aquí esa flor que, con un buen tratamiento, logra unos aromas excepcionales que además llegan al mundo desde Guadalajara, a través de los perfumes que luego encontramos en las tiendas de las multinacionales con las marcas más conocidas que se suministran de la lavanda de los campos de Guadalajara. Es un turismo de naturaleza, de desarrollo sostenible, que supone es un valor seguro y añadido. Desde aquí animo a todos a conocer el proceso de cultivo, la destilación de la flor y la parte turística que tiene ver ese paisaje tan bonito que tenemos de fondo hoy. 

Estamos en plena negociación de la Política Agrícola Común (PAC). ¿Qué es lo que pueden esperar los agricultores y ganaderos de nuestra provincia?

Primero un mensaje: hemos conseguido ya, y ésta es una cuestión muy importante en Castila-La Mancha, y particularmente en Guadalajara, que ningún agricultor o  ganadero, por pequeño que sea, se quede atrás. Para mí era fundamental en la negociación, y lo venimos diciendo desde el año 2018. Hicimos un documento de posición ese año y una de las cuestiones era que todos los agricultores de Castilla-La Mancha, por pequeños que fueran, se quedaran dentro.   Esto no ha sucedido así hasta ahora y es una certidumbre para nuestro sector agrario. Vamos a tener unas ayudas específicas para los jóvenes,   vamos a tener una prioridad para las mujeres, que van a tener un plus de ayuda en la incorporación y también en un pago redistributivo que se va a repartir para las primeras hectáreas de todos los agricultores y ganaderos. 

Además seguimos negociando.  Hemos alcanzado un acuerdo con el Ministerio de Agricultura sobre un documento, que nos tiene que servir de base para hacer el plan estratégico nacional,  que refleja los intereses de Castilla-La Mancha, aunque nosotros queremos que el Ministerio sea más ambicioso. Creo que el documento adolece de falta de ambición y yo espero que en los próximos meses podamos ser más valientes y hacer un cambio en modelo real en la Política Agraria Común para hacerla más justa y que trate igual a todos los agricultores y ganaderos independientemente de dónde se encuentre su explotación. Esto es fundamental y no ha sucedido así hasta ahora. El documento que analizamos va en esa dirección, pero hay que avanzar todavía más. Castilla-La Mancha va a salir beneficiada, estoy seguro. Vamos a tener más recursos de los que hemos tenido en el periodo actual; esa es una buena noticia para nuestro sector y además vamos a organizar mejor los recursos de tal manera que prioricemos a la agricultura familiar, a las pequeñas y medianas explotaciones, que también es una prioridad para nosotros. 

Otras políticas que están sobre la mesa son las concernientes al Desarrollo Rural, que es un concepto que ahora parece que está muy de moda. ¿Para cuándo esas ayudas y cómo van a llegar a la provincia de Guadalajara?

El desarrollo es un concepto muy amplio, también está dentro de la Política Agraria Común, Y también lo debatimos con el ministro y el resto de comunidades autónomas. También tenemos una buena noticia a ese respecto porque vamos a contar con más recursos de fondos europeos en Castilla-La Mancha para el próximo periodo de programación para el 2021-2027. El 2021 y el 2022 son años de transición, pero entran dentro de esa asignación de recursos y vamos a contar con cerca de 31 millones de euros más en Castilla -La Mancha de fondos europeos para apoyar al Desarrollo Rural. Dentro del Desarrollo Rural está por ejemplo la medida que mencionaba agroambiental de apoyo a las plantas aromáticas, a esa lavanda que estamos viendo de fondo. 

Por ejemplo la incorporación de jóvenes agricultores que está siendo muy importante en Guadalajara,  la mejora de las explotaciones agrarias y el apoyo a la agricultura ecológica o la diversificación de la actividad económica en el medio rural que se hace a través de los grupos de Desarrollo Rural que son tan importantes en la provincia de Guadalajara. 

Es una provincia con problemas de despoblación en la que tenemos que afrontar con más hincapié, si cabe, el reto demográfico y la manera que vamos a tener de hacerlo en los próximos años es a través de los grupos de Desarrollo Rural, que están trabajando muy bien y que van a tener recursos extraordinarios a través del programa de Desarrollo Rural, de segundo pilar de la PAC de estos fondos que estoy mencionando. Con lo cual hay buenas expectativas de futuro, porque creo que hemos planteado bien la negociación con el Ministerio. Venimos mucho tiempo trabajando; se ha hecho un esfuerzo muy grande desde aquí y creo que vamos a empezar a ver los frutos reales de cómo llegan más recursos y de cómo nos esforzamos cada día.

¿No temen que las ayudas puedan llegar tarde? Guadalajara tiene muchos problemas de despoblación.

Venimos trabajando mucho desde el año 2015 yo comprometí   desde ese momento que en Castilla- La Mancha todos los jóvenes que se quieran incorporar al sector agrario, chicos y chicas que quisieran ser agricultores o ganaderos, iban a tener el apoyo de su administración agraria, por administración agraria entiendo la Consejería de Agricultura. Hemos puesto encima de la mesa desde entonces tres convocatorias de ayuda; no ha habido un solo joven que se haya quedado fuera de las ayudas por falta de recursos. Esto no había sucedido nunca antes en Castilla-La Mancha; se han incorporado 4.000 chicos y chicas al sector  en los últimos cinco años, la cifra más alta que hemos tenido en la región desde el Estatuto de Autonomía autonomía y también de nuestro país.

Yo creo que se ha hecho un esfuerzo muy grande desde la perspectiva de la incorporación al sector, desde la modernización del sector agrario. Ha habido muchos planes de mejora; ahí es donde está la innovación y ahí es donde está la creación de empleo. Por ejemplo lo vemos aquí en la provincia con, no solamente con las plantas aromáticas, sino también con el espárrago verde, donde Guadalajara se ha convertido en líder a nivel nacional, donde se están incorporando jóvenes y donde se está conquistando mercados permanentemente. Creo que en el ámbito agrario y agroalimentario las cosas van bien y donde hay presencia del sector agroalimentario hay menos problemas de despoblación. 

Nuestro problema es donde no tenemos un sector agroalimentario fuerte. En ese caso por la diversificación de la actividad económica, buscar otras fuentes de inversión.

Tenemos aquí comarcas con problemas con muchas dificultades históricas de población, como el Señorío de Molina por ejemplo, y ahí tenemos que trabajar a través de los grupos de Desarrollo Rural, tenemos que hacer un esfuerzo mayor de liderazgo desde los grupos para movilizar la masa crítica de las personas que están allí, que venga gente de fuera a vivir aquí y que inviertan y emprendan con nuestro apoyo. 

Creo que, probablemente, vamos todos con retraso en ese impulso a la diversificación de la actividad económica en el medio rural, pero hoy Castilla-La Mancha es referencia a nivel nacional. Si alguna comunidad autónoma se caracteriza por su apoyo al enfoque líder, a ese método en el cual son los actores del territorio, los que viven allí, los que deciden las políticas de inversión en sus pueblos, el modelo de desarrollo que quieren para el futuro, pues es Castilla-La Mancha. Somos los que más recursos empleamos en el apoyo a los grupos de Desarrollo Rural,  los que más autonomía les hemos dejado, los que más confiamos en su papel, siendo conscientes a veces de las dificultades.

Creo que esto está también empezando a dar sus frutos. Precisamente días atrás he firmado muchos contratos con emprendedores en el grupo de Desarrollo Rural De Molina de Aragón y el Alto Tajo aquí en Guadalajara, contratos del grupo con los emprendedores para invertir en el territorio, para generar empleo. El grupo es la mayor fuente de financiación en estos momento para aquellos que quieran emprender y esto es gracias a que existe la Política Agraria Común y aquí lo tenemos muy claro. Yo quiero también trasladar ese mensaje de compromiso con el medio rural,  con esas zonas despobladas, que en general el Gobierno transmite de manera concreta con una ley contra la despoblación en la que incluso hemos incluido beneficios fiscales para aquellos que quieran emprender en nuestros pueblos más pequeños.

Llevamos 40 años de trasvase Tajo-Segura. Es toda una ‘losa’ para los municipios ribereños y para el desarrollo también de provincias como la nuestra como Guadalajara. Se ha aprobado un nueva derivación a Levante.  ¿Va a ser la última?

Soy consciente de lo que supone trasvase en Guadalajara. Hoy estoy aquí en Guadalajara, pero otros días en otras provincias de Castilla-La Mancha, en territorios muy lejanos de aquí, por ejemplo en la Sierra del Segura, en la provincia de Albacete. Ésta es una comunidad autónoma muy diversa,  pero en la que tenemos claro, y yo me esfuerzo mucho cada día, que hay que defender los intereses de todos los territorios: Alto Tajo,  Valle de Alcudia en Ciudad Real o la Sierra de Alcaraz, en Albacete,  la Serranía de Cuenca. 

Esta región tiene que defender el interés de los municipios ribereños, lo hace cada día. Yo me esfuerzo todos los días. Tenemos una buena noticia:  este mes de julio el Consejo de Ministros del día 27 va a aprobar por fin la modificación del Real Decreto para que Entrepeñas y Buendía, cuando se encuentren en nivel dos, en lugar de trasvasar 38 hectómetros cúbicos se trasvasen 27 hectómetros cúbicos. Sin embargo, si hubiéramos tenido el Real Decreto en vigor en los últimos seis meses hubiéramos ahorrado 11 hectómetros cúbicos cada mes que, multiplicado por seis, serían 66 hectómetros. Solamente con la modificación de ese Real Decreto va a subir el agua Entrepeñas y Buendía, lo cual es muy importante. 

Yo creo que vamos en la buena dirección; esto es muy complicado.  Usted mencionaba 40 años. Imagínese lo difícil que es gestionar el  agua en un país tan complejo como el nuestro. Aún así después de 40 años, y por primera vez,  está empezando a cambiarse la dinámica, gracias a la sintonía entre el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y el Gobierno de Castilla-La Mancha. Esto está empezando a dar sus frutos. 

En este momento hemos acordado con el Ministerio de Transición Ecológica 40 millones de euros que va destinados municipios muy pequeños, que van a tener un efecto enorme desde el punto de vista del abastecimiento, de la mejora de la los ciudadanos, incluso en inversiones en actividades recreativas en esos municipios. 

Soy consciente de que es muy importante para ellos. De la misma forma esta vez no va a haber cisternas en los pueblos más pequeños como el conquense Chillarón del Rey o la pedanía de Córcoles, en Sacedón. Esto sucede tras un esfuerzo importante. Son avances que yo sé que son pequeños, pero sé que vamos en la buena dirección y espero que dentro de poco podamos decir eso de que la cuenca cedente es prioritaria de verdad y que el agua que está en Castilla-La Mancha y en Guadalajara nos ayuda a generar Desarrollo Rural, desarrollo de verdad, sostenible, y en particular  en Guadalajara,

Tenemos pocos regadíos y cuando surgen proyectos que están asociados al agua todos están en contra. ¿Qué nos pasa a los castellano-manchegos?

Yo creo que es que hay que salvar un poco esa mentalidad que hemos tenido históricamente respecto a la utilización del agua porque el sector agrario utiliza el agua de manera muy eficiente. Estamos invirtiendo en modernización de regadíos y aprovechando cada gota de agua. Somos la región de España que regamos de manera más eficiente Estamos invirtiendo cerca de 20 millones de euros de dinero público de Castilla-La Mancha en la modernización de muchos regadíos en la región; vamos a recibir recursos extraordinarios a través del Fondo de Recuperación y Resiliencia frente al Covid que se aprobó recientemente en Bruselas.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 1.1466 seg., Memoria Usada: 1.01 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2021