09/03/2020 / 18:01
Europa Press


Imagenes

La mujer presuntamente degollada por su marido en Azuqueca murió desangrada, según los forenses


Los forenses del Instituto Forense de Guadalajara que han participado en el levantamiento del cadáver de la vecina de Azuqueca muerta presuntamente a manos de su marido el 28 de diciembre de 2017 han aseverado que la víctima murió desangrada tras degollarla el acusado con el cuchillo cuando estaba viva.

En su declaración, en el cuarto día del juicio seguido contra el acusado en la Audiencia Provincial de Guadalajara, los forenses han basado su declaración en que había rotura de vasos sanguíneos en los ojos que confirman ese hecho así como los cortes que ella presentaba en las manos y dedos, lo que demuestra que se defendió del acuchillamiento y que murió por una "pérdida de sangre masiva" al cortarle la arteria y la vena, y no por asfixia.

Esta declaración ante el jurado popular no coincide la realizada por el procesado, quien cuando fue interrogado aseguró que la cogió por el cuello pero que ella la había atacado con un cuchillo y que él reaccionó.

En este sentido, otras dos médicos forenses que han declarado posteriormente han señalado que, contrariamente a la versión del acusado, que afirmó que ella le apuñaló primero y que él reaccionó tras cogerla antes por el cuello, no hubo tal asfixia sino que la degolló, ya que otros dos peritos han coincidido con posterioridad en la sala, que las heridas que él tenía podría haber sido infringidas por él mismo.

Así, médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de Guadalajara han manifestado igualmente que los cortes que él acusado tenía en el cuello y en la región torácica no eran de gran profundidad , lo que a su juicio indicaba que dichas heridas podían ser "compatibles" con una autolesión y no que se las hubiera causado ella en la discusión.

Así lo han apuntado a preguntas de la Fiscalía, explicando que no visualizaban lesiones por forcejeo o por defensa ni tampoco factor sorpresa, aunque han reconocido que no es descartable totalmente que las lesiones de él hubieran sido infringidas por otra persona pese a reiterar que "es compatible la autolesión" y sobre todo porque no hubo muestras de resistencia por parte del procesado.

En cuanto al informe sobre la capacidad cognitiva y volitiva del acusado, según los peritos, de acuerdo a las entrevistas personales sostenidas con él y a la documentación médica del centro penitenciario de Alcalá Meco (Madrid), sabía lo que hacía y lo hizo libremente, ha indicado de forma precisa una de ellas.

No se ha detectado ninguna enfermedad que justificara su manera de proceder cuando acabó con la vida de su mujer en presencia también de tres menores en casa --uno hijo de ambos y otros dos de ella--, han señalado, asegurando igualmente que no se han observado antecedentes familiares sobre problemas de conducta ni tampoco ningún trastorno de la personalidad. "No observan alteraciones ni en la esfera cognitiva ni volitiva", ha apostillado.

Este martes tendrán lugar las conclusiones finales de las partes y es previsible que el mismo miércoles se entregue el jurado el objeto del veredicto.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.57 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2020