03/03/2019 / 12:42
Pedro Villaverde Martínez


Imagenes

Prestigiar la política

 La Política debe ser algo más que honrada y transparente, ejemplarizante.


Muy fuerte nos parece aquello de Baroja cuando decía que “la Política era un juego sucio entre compadres”. La Política es necesaria como muy bien se dieron cuenta los dioses al tener que dotar al hombre con el arte político para su supervivencia, según el mito de Prometeo, pero del uso al abuso hay mucho trecho.  Los límites del poder han de estar muy bien delimitados y parece que sólo los políticos sean los encargados de ponerlos. Ahora hay libertad de muchas clases pero sólo puede hacer uso de ella a quien se le permite y los límites a esa libertad lo ponen quienes mandan o gobiernan. Y dirán que el soberano es el pueblo, que lo es, para votar como haremos en repetidas ocasiones los próximos meses, pero pronto pierde esa soberanía en cuanto la hacen abdicar en la clase gobernantes. La Política debe ser algo más que honrada y transparente, ejemplarizante. En la antigua Grecia, cuna de la democracia, los más mayores, los más sabios, eran respetados. Suponía un prestigio y un orgullo ocupar cargos políticos. En estos tiempos algunos dijeron que la política no debería ser profesional, que cualquiera valía para ello durante un tiempo de su vida. Nosotros pensamos que cualquier función necesita de formación y experiencia, aunque tampoco nos agrade que algunos pasen toda su vida en política hasta el punto de necesitarla porque si pierden los cargos no tienen donde volver. Tal y como hoy como está el cotarro en que nos encontramos recordamos aquel soneto de Quevedo cuando decía: “y no encontré donde posar mis ojos que no me recordaran destrucción y ruina”. Estamos asistiendo a una política que necesita regenerarse más que deprisa. Nos viene a la memoria la frase casi beatífica de “Seamos tú y yo buenos y habrá dos malos menos” pues hoy pudiera acuñarse otra muy distinta por tanta corrupción.  A esto se suma el desafío independentista que nos lleva a un callejón sin salida. Puede que exageremos pero muchas veces la realidad suele superar cualquier situación. Dar crédito a la política deberá ser una prioridad para que cumpla con su finalidad, dar soluciones a los ciudadanos y la mejor de la vida posibles, además de garantizar una estabilidad, las libertades y derechos de todos, y una convivencia en paz. 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3896 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019