24/11/2021 / 19:12
E.H.


Imagenes

Vocación y profesionalidad en Yunquera de Henares de la mano de la farmacia Álvarez Plaza

Ofrecen servicio de SPD y cuentan con un laboratorio de formulación magistral


Pilar Álvarez y Sheila Plaza querían un cambio de vida y lo hicieron. De trabajar en la zona norte de Madrid pasaron a regentar su propia farmacia en Yunquera de Henares. Amigas y compañeras de profesión, cuando hace cinco años y medio el antiguo titular de la que hoy es la farmacia Álvarez Plaza decidió jubilarse, vieron la oportunidad perfecta para cumplir su sueño. 
“Al principio, como la compra de una licencia es una inversión muy grande no podíamos reformar”, recuerda Pilar añadiendo que, con el paso del tiempo “queríamos darle nuestra esencia y nos propusimos mejorar un poquito los servicios que prestábamos a la población”. 
El momento llegó hace ya casi un par de años, cuando adquirieron la planta de arriba del edificio donde se encuentra la farmacia, para albergar un despacho y un laboratorio de fórmulas magistrales, dejando la planta inferior de exposición, detalla la farmacéutica. 

De esta forma, gracias al laboratorio prestan servicio no sólo al pueblo, sino a otras localidades colindantes, a las que suministran medicamentos y productos que de otra manera resultarían mucho más complicados de conseguir, “como soluciones de omeoprazol, vaselinas salicílicas o productos para las llagas”, detalla Pilar. La formulación magistral permite además la modificación de las dosis de algunas medicaciones que no se encuentran comercializadas, explica.    
Y no sólo eso. Aparte de la ampliación de productos de ortopedia como sillas de ruedas, andadores o rodilleras, “un servicio que el pueblo no tenía y había que acercarse a Guadalajara”, observa la farmacéutica, destaca la preparación, desde su establecimiento, de SPD o sistemas personalizados de dosificación, de los que se benefician más de 40 personas polimedicadas. 

Estos pastilleros completamente individualizados ayudan a los pacientes a controlar su medicación. “Son personas que a lo mejor toman seis, siete u ocho pastillas cada día y a veces ya no saben si se la han tomado en la comida o en la cena”, comenta Pilar. “Vimos que esto era una buena opción y que se facilita un servicio a la población”, añade. Sobre el SPD, la farmacéutica reconoce que “nos ha llevado mucho trabajo, sigue dando algunos problemas”; en alusión al “papeleo” y a la comunicación constante entre médico, paciente y farmacéutico para evitar errores en la administración de las medicinas. “Es un estudio complicado”, afirma. En esta línea, Pilar pone de manifiesto su deseo de que las ayudas recibidas a través de la Diputación provincial puedan continuar en el futuro. 

    
Un balance más que positivo

Un magnífico equipo de profesionales es el que han logrado conformar esta madrileña y su compañera valenciana Sheila; compuesto además de por estas dos socias, dos farmacéuticas y dos auxiliares más; que atienden a gente no sólo de Yunquera, sino de localidades vecinas como Málaga del Fresno.Después de cinco años al frente del negocio, Pilar asegura que la aceptación por parte de sus vecinos ha sido muy buena. “El balance es positivo; el pueblo es una maravilla, nos han aceptado muy bien”, afirma con una gran sonrisa. 


 Lo mejor de su trabajo, un día a día en el que “conoces a todo el mundo, son clientes de siempre y que ahora está viniendo mucha gente joven con niños”, señala con alegría, poniendo de manifiesto su deseo de continuar dándose a conocer en la comarca. Junto a las medicinas, los estantes de la farmacia también ofrecen productos de alimentación infantil, dermocosmética o de homeopatía, detalla Pilar. “Estamos trabajando mucho el cuidado de la piel, vitaminas y productos naturales”, determina, añadiendo que “son cosas bastante demandadas”, además de los “antigripales”, comentando con humor que “no todo es Covid”.  Para quienes quieran ver la variada oferta de productos y servicios, invitan a visitar su perfil en Instagram y Facebook, @farmaalvarezplaza.
    
Ayudas al desarrollo rural
Por otro lado, estas socias no olvidan el papel fundamental que desempeñan los grupos de desarrollo rural como ADAC -Asociación de Desarrollo de la Alcarria y la Campiña-, que permitió, con una subvención, que la ampliación y remodelación de la farmacia fuera una realidad, con un 38 por ciento de una parte de la inversión, tal y como indica Pilar.    

La farmacéutica señala que, a pesar de que “es muy complicado acceder a las ayudas por todo lo que piden merece mucho la pena”. “Al final dices me meto en esto y no sabes si vas a poder salir adelante; pero si tienes este apoyo hay muchas cosas que podemos llevar a cabo  y es gracias a ellos”, afirma convencida y agradecida a partes iguales. 


    


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.8272 seg., Memoria Usada: 0.95 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2021