17/08/2020 / 12:52
Rocío Pardo / M. Pérez


Imagenes

Brihuega entera se involucra para que su encierro sea de interés turístico nacional

El encierro del 16 de agosto en Brihuega estará más presente que nunca en la villa a partir de ahora. El proyecto para su catalogación como Fiesta de Interés Turístico Nacional, se iniciaba este domingo, coincidiendo con lo que hubiera sido su celebración, con el Ayuntamiento de la localidad y la Asociación Taurina como principales abanderados. 


Brihuega coparía hoy toda la actualidad de los medios con el balance de su popular encierro campero, único en toda la geografía y esa subida nocturna de los astados a San Felipe que tanto gusta a los brihuegos pero, ayer 16 agosto, no hubo suelta. El coronavirus ha hecho que el histórico encierro se suspendiera junto con todos los festejos patronales en honor a la Virgen de la Peña. No por eso, la señalada fecha no tuvo su tinte taurino en la villa.

Ayer, la Fábrica de Paños acogía la presentación del proyecto 16 de agosto, Fiesta de Interés Turístico Nacional, impulsado por el Ayuntamiento de la localidad y el colectivo que difunde y promociona la idiosincrasia de esta cita, la Asociación Taurina 16 de Agosto.  “Con la extrañeza y la frustación de lo que nos ha tocado vivir queremos darle un mayor impulso a este encierro y empezar un camino para la catalogación nacional pero que también va a ir acompañado de una actividad cultural, social y actos conmemorativos para que todo el mundo lo conozca como patrimonio inmaterial que es de todos los brihuegos”, señala el alcalde Luis Viejo, quien ha adelantado que una gran escultura en bronce, de Sergio del Amo, lucirá en el casco urbano de Brihuega en homenaje a su histórico encierro. “Queremos que todo aquel que nos visite lo conozca y sepa que nos sentimos orgullosos de nuestro encierro, que es único”, subraya el regidor.

El Ayuntamiento, en colaboración con la Asociación Taurina 16 de Agosto, “que son un apoyo indiscutible en esta causa”-puntualiza Luis Viejo- y arropados por todo un pueblo, quieren que la catalogación regional, de la que goza la cita desde el año 2009, suba un nivel más por puro merecimiento. Y con ese ánimo comenzaba ayer este proyecto, cuyo expediente adminsitrativo será elevado a Pleno próximamente pero que conllevará actividad durante todo tipo por parte del Consistorio y la Asociación 16 de Agosto, quien ya lo venía haciendo con actividades para todos los públicos, desde los más mayores a los más pequeños durante todo el año y que, ahora, se verá reforzada con las citas municipales. 

De hecho, coincidiendo también con lo que hubieran sido sus fiestas, el viernes se inauguraba la exposición Sintiendo el toro, de José Luis Condado, vecino de la pedanía briocense de Valdesaz y cuyas acuarelas muestran el sentiiento de todo un pueblo estos dáis en elconvento San José.  

Desde el colectivo, que se fundó en 2016  con el fin de “ayudar, cuidar y promocionar el encierro”, tal y como recuerda su presidente,  Antonio Romera el objetivo estaba claro y, hoy lo ve más cerca. “Desde que en 2009 se declaró el acto de interés turístico regional la mirada estaba puesta en intentar lograr algún día el reconocimiento del evento como interés turístico nacional y sin saberlo, la asociación se ha convertido en un requisito clave para conseguirlo”. 

 Y es que el acto “es único, no hay otro igual en ningún lugar” como afirma José Viejo, ganadero que lleva realizando este acto desde hace treinta años, estos últimos 5 con sus propias reses. Coincide también con el pensar de la Asociación 16 de agosto explicando que “en ningún otro lugar se sueltan cuatro toros al campo del trapío que se hace aquí, y están sueltos hasta que se intentan encerrar de nuevo en el pueblo durante la madrugada. Es esta última parte, la más llamativa (denominada “La Subida”), ya que es la que de verdad lo hace diferente del resto de los eventos que se realizan en cualquier parte del país”, insiste.

Las reses que participan en el acto taurino, son elegidas y cuidadas de una manera distinta para el encierro de Brihuega. “Empezamos a preparar el evento desde octubre, este encierro siempre es diferente, quizá por su envergadura. Elegimos las reses y las apartamos del resto para entrenarlas de una manera específica para el 16 de agosto, embueyándolos con los cabestros en el corredero que tenemos en la finca”, explica el ganadero José Viejo.  

Para conseguir que el encierro de Brihuega pase a ser declarado como Fiesta de Interés Turístico Nacional tienen que pasar 5 años desde la declaración a nivel regional y cumplir con una serie de requisitos que tienen que ver con su historia, arraigo, originalidad, duración en el tiempo, valor cultural, participación ciudadana y, desde la última actualización del BOE en 2019, poseer un impacto mediático en los medios de comunicación, teniendo en cuenta que las redes sociales juegan un papel muy importante en el día de hoy. 

Esta catalogación supondría para el pueblo de Brihuega “subir un escalón más, pasar de ser conocidos en toda Guadalajara y Castilla- La Mancha, a serlo en toda España”, dice el ganadero, repercusión que ya la tiene, pues son muchos los aficionados que acuden a la villa por esa fecha, llegados desde toda España. “Sería un orgullo para todos los briocenses, entre los que me incluyo. Serviría de homenaje a toda la gente que durante años ha hecho posible que nuestro encierro se convierta en un acto único y diferenciador. Pero además, para mí como ganadero, sería un orgullo que mis reses y mi ganadería siguiesen formando parte de un encierro de tal envergadura a nivel nacional”, subrayaba.

Esta suelta, sin duda, es un valor añadido a una villa monumental, icono turístico de la región y que está volcándose por recuperar y poner en valor un patrimonio material e inmaterial del que se enorgulecen.Por ello, desde el Ayuntamiento va a dedicar una partida presupuestaria para darle más visibilidad al encierro, con la organización de exposiciones, conferencias y otras citas que promocionen su historia e importancia. “Nuestro encierro lo merece, es nuestro patrimonio”, insistía el alcalde. 

Este año, tanto los briocenses como los amantes del mundo del toro en general, que son muchos los que tienen la cita del 16 de agosto marcada en rojo en sus calendarios, tendrán que esperar con resignación para poder disfrutar de su popular encierro. “Sepamos esperar, sepamos entender, sepamos que todo llega”, reza el lema que desde el Ayuntamiento de Brihuega se ha hecho llegar a través de un emotivo video con motivo de las fechas en las que se hubieran celebrado sus fiestas. “Nuestra última Noche en el Ruedo, que con tanto cariño, y con todas las precauciones, hemos organizado, tenía que ser para el encierro. Esperemos que al año que viene podamos celebrarlo en las calles”, terminaba Luis Viejo, quien aseguraba que está siendo  “mucho más dificil” gestionar esta situación extraordinaria, que lo que hubieran sido las fiestas propiamente dichas.   
     
 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.457 seg., Memoria Usada: 1.25 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2020