12/05/2019 / 14:08
Luis Monje Ciruelo


Imagenes

Dilema en el parque

¿Debería, a partir de ahora, esperar, mano sobre mano, como la mayoría de los ancianos, la llegada de la inevitable?


No es normal poder uno leer su nombre a los pies, en un bloque, lauda o cipo de mármol o granito sobre la hierba sin estar todavía muerto, y escuchando loas y ditirambos de amigos y autoridades. En este caso, que yo he vivido, lo normal podría ser empezar a pensar si no  sería lo mejor bajar los brazos y dejar que el tiempo corra sin más problemas . Porque ¿qué interés puede tener ya vivir, por ejemplo, cinco años más, en una vida de casi un siglo en la que ha habido tiempo para hacer todo el mal o el bien posible, si ése era el propósito? Alguien puede decirme que con tantos elogios y ditirambos en vida me han cerrado el futuro, insinuándome que como ya he hecho todo lo que quería en la vida, familiar, social y profesionalmente, ahora tengo que dejar paso a quienes llegan con nuevos bríos e ilusiones, aunque no sabemos sus capacidades e intenciones. “Has conseguido lo que querías, pero siempre hay un escalón más que alcanzar”.
“Recuerda que sólo eres un hombre”, tenía que decirle en voz baja un esclavo a  los generales victoriosos cuando entraban en Roma al frente de sus  triunfales cohortes. Y es lo que parece decirme también mi ordenador cuando me pongo a escribir después de haber escuchado loores en vida de mi estilo literario. ”Recuerda que eres un ígnaro en Informática”, entendí que me decía cuando intenté pergeñar una Oda a Antonio Román, alcalde, para agradecerle el haberme “inmortalizado” a pesar de mis libros y artículos, dando el nombre de Parque de Luis Monje Ciruelo al más extenso parque ribereño del Henares.
¿Debería, a partir de ahora, esperar, mano sobre mano, como la mayoría de los ancianos, la llegada de la inevitable, como si uno fuera ya un saco vacío del que nada aprovechable puede sacarse?
Dejaré la respuesta en alto, como hicieron el Caballero de la Triste Figura y el Vizcaíno con sus espadas en la dura batalla de la primera parte del Quijote.

 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3731 seg., Memoria Usada: 1.18 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019