30/11/2019 / 18:29
Pedro Villaverde Embid


Imagenes

Distinción a Herguedas

 José Luis Herguedas, conocido en la provincia, principalmente, como gerente de la Feria Apícola de Pastrana en la que lleva trabajando desde sus mismos inicios, es también un segoviano ejerciente desde Guadalajara.


 El sábado se vivió en el hotel Tryp de Guadalajara un momento entrañable, sencillo, repleto de cariño, agradecimiento y justicia a la larga trayectoria de una persona en una institución. El Centro Segoviano que cada año celebra su fiesta anual y rinde homenaje con sus Acueductos de Oro y Plata a quienes resaltan por hacer patria chica, miró hacia dentro y otorgó su máximo galardón a quien durante muchos años ha hecho entrega de los mismos, a su cabeza visible, a quien ha prestigiado y dado vida al colectivo con dedicación, eficacia y esmero. José Luis Herguedas, conocido en la provincia, principalmente, como gerente de la Feria Apícola de Pastrana en la que lleva trabajando desde sus mismos inicios, es también un segoviano ejerciente desde Guadalajara y le gusta viajar, estar y pasar parte de su tiempo con otros compañeros con los que comparte añoranza y pasión por su tierra de origen. El Centro Segoviano es en la actualidad una de las once casas regionales que existen en la región y tiene como función principal ese encuentro que revive el costumbrismo del lugar donde un día se salió. Las casas regionales siguen existiendo en un mundo que mantiene sus sentimientos de cercanía con las raíces y los paisanos. No pudimos estar ese día acompañándole como en otras ocasiones pero desde estas líneas nos adherimos al reconocimiento merecido y deseamos a esta agrupación como a las demás larga vida.

  A nosotros hablar de estos grupos nos retrotrae a los años en que fuimos socios de la Casa de Guadalajara en Madrid, un sitio familiar, de gente agradable, donde se presentaban libros de la provincia, se exponían obras de autores alcarreños, se hacía un boletín, se respiraba guadalajareñismo en pleno corazón de España. Fue muy importante durante décadas cuando allí encontraron  recogimiento los emigrantes de los pueblos en la gran capital, en tiempos de pobreza, de pésimas carreteras, donde las distancias eran más largas. De allí salieron, cuentan, de sus bailes, muchos matrimonios. Era un patrimonio colectivo que  no pudimos o supimos conservar. También la memoria nos lleva a ese local en nuestra capital donde hubo una Casa de Andalucía y donde casi de críos estuvimos en alguna ocasión invitados por su entonces presidente, Juan Garrido. Tampoco olvidamos esa Bellota de Oro que concedió a Nueva Alcarria el Hogar Extremeño, ni el Acueducto de Plata. Felicidades José Luis. 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.396 seg., Memoria Usada: 1.25 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019