04/04/2021 / 10:43
Redacción


Imagenes

Emotivas y profundas palabras del cineasta Pedro Solís a su hijo Nico tras su muerte

Especial pésame de NIPACE, donde estuvo ingresado varios años y Hospital de Guadalajara, además de diversas personalidades institucionales, entre ellas, el alcalde capitalino, Alberto Rojo.


Guadalajara se encuentra conmovida por la muerte de Nicolás, Nico, el hijo de Pedro Solís, ganador en 2014 de un Goya por su cortometraje ‘Cuerdas’ basado en la relación entre Nicolás y su hermana María. Su propio padre le dedicó unas emotivas y profundas palabras a través de sus redes sociales en las que se despedía de él diciéndole “descansa mi vida, se acabaron las operaciones, las terapias, los dolores.... si los besos hubiesen curado, habrías sido el niño más sano del mundo (...) Siento que no hayas tenido el mejor padre del mundo, pero a cambio si has tenido la mejor madre y hermana”.  

Uno de los más conmovedores mensajes fue el lanzado por la Fundación Nipace, donde fue tratado durante años: “Nuestro Nico se ha ido al cielo y con él su sonrisa que nos tenía a todos enamorados, aunque el cielo era él. Siempre estarás en nuestro corazón. Tú creciste con NIPACE, siempre estuviste a nuestro lado y nosotros al tuyo. Nos dejas un vacío enorme (…) Muchos besos para Lola, Alex, Pedro y toda su familia. Estamos a vuestro lado y compartimos vuestro dolor”.

 

Una relación especial

Nico, que ahora contaba 16 años, era el protagonista real de “Cuerdas”, el célebre cortometraje de animación con el que Solís  el “Goya” en 2014.

En una entrevista que concedió Pedro Solís a Mediaset, Solís recuerda que Nico nació cuando su hija Alejandra tenía 6 años. “Le faltó oxígeno al nacer, porque hubo un problema en el parto, y nació con una parálisis cerebral severa”.

Sin embargo, Alejandra, su hermana, “en vez de apartarse de él, como les puede ocurrir a muchos hermanos, que se ven desplazados porque de repente les destronan, y más en estos casos, en los que el pequeño, al nacer con una dificultad, requiere una atención especial, lejos de sentir celos, desde el principio le quiso con toda su alma”.

Describía una situación muy dolorosa que ha vivido él y toda su familia minuto a minuto: “Mi hijo Nico no habla, no anda, y nunca lo hará” Pese a todo Alejandra, desde que nació su hermano, siempre ha intentado introducirle en sus juegos diarios: “le sentaba, le ponía cojines, le pintaba, le cogía con una cuerda para tirarle del brazo... ¡le trasteaba de mil maneras! Y siempre le ha querido muchísimo”.

Una foto que encontró Pedro Solís representa el amor infinito que todos sentían hacia él y de forma muy especial y cercana Alejandra: “Ella agarraba a su hermano, que era un cachito de carne con seis meses, y estaba con una sonrisa de oreja a oreja, mirando a la cámara orgullosa como diciendo: “Éste es mi hermano, ¡mírale!”. Y esa es la relación de Nico y María en el corto”.

Por último una despedida muy especial del jefe del Servicio de Pediatría del Hospital de Guadalajara, Alfonso Ortigado: "Cuando visitó el edifico enfrente del hospital, algo no va bien. Hoy es un día triste, muy triste, hoy despedimos a una persona única e irrepetible. Cuando la vida te pone trampas desde la misma línea de salida, desde tu nacimiento, y esa carrera la tienes que realizar ya con desventaja frente a otros desde el inicio y luego, un obstáculo tras otro, pero respondes a esta vida con una sonrisa, sin duda, eres ESPECIAL. Pero todo reto necesita un gran equipo detrás, en este caso, el mejor equipo, sus admirables padres y su adorable hermana, fuente infinita de cariño, amor y cuerdas. Adiós mi pequeño amigo, hoy empiezas una nueva carrera, una carrera limpia ya sin trabas, una nueva vida, la vida eternamente feliz que te mereces. Aquí nos demostraste que ser SUBCAMPEÓN TIENE MUCHO VALOR! Hasta siempre amiguito mío!".

A continuación plasmamos íntegras por su interés las emotivas y profundas palabras que Pedro Solis, director de Cuerdas, ganador de un Goya en 2014, dedica a su hijo en su perfil de Facebook tras su fallecimiento:

"Adiós mi niño.

Perdóname por haberme enfadado algunas veces por lo que el destino me trajo, porque el destino no se pudo portar mejor conmigo.

Descansa mi vida, se acabaron las operaciones, las terapias, los dolores.... si los besos hubiesen curado, habrías sido el niño más sano del mundo.

La suerte es una ramera que te dio malas cartas, pero te agarraste a la vida con todas tus fuerzas, con esos ojos que hablaban y esa sonrisa que partía el alma de amor.

Siento que no hayas tenido el mejor padre del mundo, pero a cambio si has tenido la mejor madre y hermana..

Adiós, mi Nico.

Adiós, mi vida".


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 1.2125 seg., Memoria Usada: 0.98 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2021