01/06/2021 / 10:19
J. Pastrana


Imagenes

Familia, violencia, Clint y unos acordes de guitarra


Hay canciones capaces de definir un personaje, una película… y un género. Escuchen Claudia´s Theme, de Sin Perdón. Ahí está William Munny, un héroe oscuro, melancólico y con un alma condenada. Después busquen Blue Morgan, de Million Dollar Baby, la versión en guitarra. Encontrarán a Frankie Dunn, otro cowboy, a su manera, lleno de cicatrices al que cumplir con su deber le acabará costando todo.

En Uno de nosotros, las primeras notas musicales también son las de una guitarra, las de The Break of Dawn, y con ellas Thomas Bezucha nos sitúa en otra historia crepuscular, árida, llena de silencios. ¿Qué es el western? No es solo atrezo, ni siquiera forma, que también. El buen western es un héroe solitario atrapado en su propia turbulencia, paladeando el estallido violento antes de que ocurra. Son esos tres o cuatro segundos en los que debe dicidir si está dispuesto a frontar la violencia física o emocional que implicará hacer lo que debe hacer, aunque no sea lo correcto ni le guste. Es Inmanuel Kant con pistolas

Hace 20 años, es fácil que el George Blackledge de Kevin Kostner hubiera sido interpretado por Clint Eastwood. Es ese hombre al que se le intuye violencia encima. Violencia y dolor. Sólo hay que ver el estoicismo con el que aguanta cada golpe de la vida y la funesta certeza con la que afronta la misión, que no aventura, en la que le embarca su mujer. Está solo en ese presentimiento. Preferiría quedarse en casa y mascar su pérdida, apurar días, pero el deber y el amor que siente hacia su esposa e hijo le llevan a la carretera.

Clint no habría interpretado mejor a George de lo que lo hace Kevin, pero puede que sí hubiera sido más sincero a la hora de dirigir la película que Thomas Bezucha. Por otro lado, impecable en el ritmo y la fotografía, en la forma de retratar los silencios de un hombre y la complicidad sin estridencias que tiene con su pareja. Ella se casó con un tipo serio y lo sabía. Sin embargo, tras manufacturar un agobiante y magistral pasaje violento dentro de la habitación de un hotel, pierde su realismo a la hora de afrontar el gran embate final.

 

 

Los Blackledge son honorables y así los quiere representar hasta el último momento, cuando en medio de la guerra poco importa ser honorable, solo disparar a matar. Es un porcentaje muy pequeño de la película, pero que marca la diferencia. El Clint director lo sabe y por eso William acaba primero con su rival más peligroso. Por eso el drama de Frankie Dunn está contado como está contado. Los Blackledge se merecían ser salvajes en la defensa de los suyos, tener pecados que perdonarse en el futuro.

Uno de nosotros nos ofrece la historia de dos padres, Kevin Costner y Diane Lane, que viven en un rancho (hay que tener mucho valor para poner a ambos actores en estos papeles después de que ya los encarnaran en El hombre de acero, por cierto). Con ellos vive su hijo, la mujer de éste y su nieto. Un trágico accidente lleva a la muchacha a contraer nuevas nupcias con un tipo de dudosa reputación. Comienza ahí un viaje en el que los Blackledge tendrán que conducir hasta la América profunda para rescatar a su nieto de las garras de un peligroso clan familiar.

La última pata de este banco tiene género femenino. A Diana Lane, siempre majestuosamente fuerte, aunque también algo inconsciente en este caso, se enfrenta Lesley Manville, la matriarca de los mezquinos Weboy. El protagonismo que acapara Kevin termina desdibujando el enfrentamiento entre sus dos personajes, pero ambas son lo suficientemente poderosas como para elevarlo a otra categoría, situando definitivamente el drama por encima del thriller.

Uno de nosotros (horrible título en español, por cierto) es cine disparado al corazón. No acierta de pleno, pero agradará al cinéfago que guste de paladear historias en las que la tragedia se intuye desde el minuto uno y son resultado de las propias emociones humanas. Catarsis emocional imperfectamente ejecutada, pero muy bien planteada. Un buen western, de los que se anuncian con una guitarra melancólica ya desde sus primeras imágenes. Seguro que Clint le ha dado su visto bueno.

 

Twitter: @CinefagoDe

 

FICHA TÉCNICA: 

Let Him Go (2020, EEUU)

Director: Thomas Bezucha

Guion: Thomas Bezucha basado en la novela de Larry Watson

Reparto: Kevin Costner, Diane Lane, Lesley Manville. 

Música: Michael Giacchino.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 1.2669 seg., Memoria Usada: 1.00 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2021