03/02/2019 / 12:12
Luis Monje


Imagenes

Mujeres

El machismo lo define la R.A.E. como “actitud de prepotencia de los varones respecto a las mujeres”, lo cual, para muchas de ellas, ya es un punto de vista machista.


En vísperas de febrero, la proximidad de Santa Águeda presta actualidad al tema de las mujeres, una cuestión siempre propicia al comentario, y mucho más en estos tiempos en que el asunto está politizado de manera tan radical que resulta arriesgado y, por tanto,  poco recomendable, intentar escribir sobre ello, por lo que intentaré hacerlo de la manera más aséptica para que no me coja el toro del feminismo. Hasta a la Real Academia Española, con gran mayoría de hombres, le está costando dar su espaldarazo al neologismo “hembrismo”, cada vez más extendido, quizá porque le obligaría a definir ese vocablo igual que dice ahora de “machismo”, pero al contrario, lo que tal vez le parezca poco serio en una asamblea de conspicuos varones. El machismo lo define la R.A.E. como “actitud de prepotencia de los varones respecto a las mujeres”, lo cual, para muchas de ellas, ya es un punto de vista machista. Confío en que ninguna de ellas haya leído el libro en el que incluí en su sección de humor varios artículos sobre las mujeres: por ejemplo: Las ventajas del matrimonio, del que reproduzco algún párrafo para completar la columna: ”Aunque sabios anglosajones aseguran que los casados viven más que los solteros y entre ellos hay menos locos, los maridos consultados por mí han dicho que si al estar casado se le puede llamar vivir quizá sea verdad lo que dicen los científicos, pero lo dudaban, y añadían que “quizá no es que viven más, sino que el tiempo se les hace más largo”.  

Algunos sabios, hablaron bien del matrimonio, Ariosto dijo que el  matrimonio era la suma perfección y Stele, el tío, que es la más exacta imagen del cielo”, frases que no pierden su valor porque ambos fueran solteros. Más rotundo fue Disraeli al opinar que todas las mujeres deberían casarse, pero los hombres no. Alguien ha añadido que el matrimonio (esposa, suegra, varios hijos, y, a lo peor, cuñada) es una escuela de formación, aunque maliciosos hay que piensan que los descubridores y conquistadores  es que prefirieron el riesgo de los océanos a la presunta paz hogareña.  En cuanto a la festividad de Santa Águeda, el cinco de febrero, yo les recomendaría a las féminas que la vivieran en Cogolludo y, sobre todo, en Espinosa de Henares, donde, si  se mantiene la tradición que conocí y divulgué, los hombres salen al paso de la procesión con la Santa con el mandil de cocina puesto y escoba en mano en ademán de barrer Y en el baile de la tarde son las féminas las que invitan a bailar a los hombres.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.2453 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019