21/04/2022 / 17:36
FCV/Diana Pizarro


Imagenes

Un Cristo crucificado hecho en Cifuentes llega a EE UU desde La Alcarria

El Cristo que el escultor Jesús Arevalo creó en el Centro Cultural Santo Domingo de Cifuentes ya ha llegado a su destino, la iglesia Queens of Angels en Austin, Minnesota, en Estados Unidos. 


Desde el Ayuntamiento se da la enhorabuena “a Jesús Arevalo por su gran trabajo y nuestra satisfacción por haber ayudado a que un artista de la tierra pueda desarrollar su arte y compartirlo con los vecinos y vecinas de Cifuentes”.

El Cristo en el que ha trabajado en Cifuentes está realizado en maderas encoladas, previamente secadas y tratadas según leyes fitosanitarias que se ajustaron para su exportación a Estados Unidos, Arévalo trabaja principalmente la talla directa en troncos de cedro, una técnica en la que se adentró en la Facultad. “Por las mañanas trabajaba como encofrador en Barajas y allí, en la obra, hubo que cortar un cedro que después me regalaron y que utilicé para mis primeras obras: una maternidad y unos torsos masculinos principalmente”.

Estos trabajos, que se pueden ver en su web www.jesusarevalo.com, le valieron una Matrícula de Honor y un puesto de trabajo en esos talleres una vez finalizase la carrera. “Fui progresando en esta técnica e incluso llegué a ser solicitado por la Fundación de Amigos del Museo del Prado para dar dos conferencias dentro de los Cursos sobre Técnicas Artísticas”. 


Esta talla directa en tronco, cuenta el escultor, permite un encuentro con una obra que comenzó a realizarse “en el momento en que germinó la semilla”. Además, para Arévalo, “el entorno del árbol y su potencia vital determinan su forma, su inclinación, la disposición de sus ramas... y una vez caído y muerto, la disposición de sus grietas y policromía final”.

Todo esto hay que tenerlo en cuenta “desde el primer hachazo hasta el último golpe de lija”, lo que le lleva a asegurar que “no se trata de hacer una escultura en un tronco, sino de entender el tronco para sacar la obra”. ¿Y de dónde saca estos grandes troncos? Pues de árboles derribados por el viento o que han sido “apeados” por muerte, enfermedad o constituir algún peligro. Algunos ejemplares centenarios de cedro del Líbano le fueron donados por la Presidencia de Patrimonio Nacional con mediación de la Facultad de Bellas Artes. Otros cedros proceden de talas y derribos irremediables. “Una vez tallé un tronco de pino de 140 años arraigado en el parque Felipe VI de Valdebebas, un encargo del Ayuntamiento de Madrid, la Virgen del Abrazo; pero salvo ésta y otras raras excepciones, siempre son troncos de cedro, que es una madera fascinante y legendaria”.

Más info sobre el escultor:
https://nuevaalcarria.com/articulos/jesus-arevalo-el-escultor-de-arte-sacro-que-toca-el-cielo-desde-cifuentes
 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.7196 seg., Memoria Usada: 0.95 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2022