22/01/2017 / 18:40
Redacción


Imagenes

La llama de San Vicente ilumina el corazón de la ciudad de Sigüenza

Este sábado la ciudad del Doncel ha vivido una de sus tradiciones más arraigadas, con el prendimiento y quema de la Hoguera de San Vicente y la música popular de las dulzainas y tamboriles sonando sobre  las calles empedradas.


Intenso día de víspera de fiesta en la ciudad del Doncel. El lomo de la sierra pintaba blanquecino, por las precipitaciones de ayer, no tan generosas como hubiera sido deseable. Concluidas las primeras propuestas del calendario de festejos, un poco antes de las siete de la tarde terminaba la novena en la Iglesia de San Vicente que empezaba el pasado viernes, día 13 de enero. Las últimas luces del día iluminaban la Iglesia, destacando su portada maravillosa, mientras se sentían ya sonar las gaitas y los tamboriles en su ascenso, una Travesaña detrás de la otra, hasta la Plaza del Doncel.

 

Desde el siglo XII es parroquia seguntina esta iglesia de San Vicente, cuya advocación está estrechamente relacionada con la historia de la reconquista de la ciudad. Fue el 22 de enero de 1124, día dedicado a este santo diácono y mártir, cuando las tropas castellanas, al mando del obispo D. Bernardo de Agén, conquistaron el castillo de Sigüenza a los musulmanes. Mañana hará 893 años.

 

En recuerdo de esta victoria, se dedicó a San Vicente una de las parroquias que se alzaron en la ciudad a mediados del siglo XII. A principios del XIII se amplió el templo primitivo. Su interior es hoy un ejemplo del estilo protogótico, magníficamente rehabilitado y presidido por su Cristo Gótico, y también por una espléndida talla de San Vicente, que naturalmente, es  centro de atención en estos días.

 

Los dulzaineros, seguntinos y segovianos, han esperado al párroco de San Vicente, Jesús Montejano, a la salida de la Iglesia para acompañarlo musicalmente hasta el número seis de la Travesaña Alta.  En esa casa, con puerta de madera, de las de doble hoja, la familia de Bernabé Cabrera, hermano mayor saliente de la Cofradía de San Vicente, ponía a la venta las rosquillas del Santo que todo el mundo compra para los días de fiesta. El párroco las ha rociado con agua bendita, y las dulzainas con sus sones. Con paciencia, los seguntinos han esperado cola para comprarlas. De nuevo las ha horneado el repostero Carlos Rupérez, de Pastelería Las Delicias. Se han vendido hasta ochocientas docenas en un santiamén. VER ENTREVISTA BERNABE CABRERA

 

El foco de atención se ha trasladado entonces hasta la Plaza del Doncel. Allí, perfectamente colocada, estaba ya la pira de la Hoguera de San Vicente, cuya leña se encargan de recopilar los hermanos cofrades. Este año tenía generosas dimensiones. En su centro, un pino, entresacado de La Pinarilla, con los puntitos de color que le daban las naranjas y mandarinas. Según cuentan, hacen alusión al lugar donde el santo fue martirizado. Además, siempre fue costumbre en el “bibitoque” del día 23, entregárselas a los niños, en una época en la que no eran tan frecuentes.  

 

Después de que el párroco de San Vicente bendijera la hoguera con el hisopo, JESUS MONTEJANO BENDICE LA HOGUERA Enrique Mayor, uno de los hermanos cofrades, siempre voluntario y voluntarioso cuando se trata de echar una mano y mantener las tradiciones -lleva cuarenta años ejerciendo la tarea- y Jesús Canfrán, la prendían. SE ENCIENDE LA HOGUERA. En pocos minutos, la temperatura subía, de manera que, los cero grados que hacían a esa hora se convertían en más de veinte, al menos en la Plaza de San Vicente, teñida de rojo por el reflejo de las llamas.

 

Los niños, expectantes, se arremolinaban en torno a la hoguera, esperando el momento, que ha tardado en llegar más que otros años, en el que los troncos se han convertido en carbón, para tiznarse con ellos las caras, tiznárselas a los amigos, y también a algún incipiente amor. A partir de entonces, los fieles volvían a la Iglesia para rezar las vísperas y venerar la reliquia del Santo que se conserva en el lugar.

 

Con el crepitar de las llamas, los Dulzaineros de la Cofradía, apostados bajo el mismo arco de la puerta de la Casa del Doncel, hacían mover los pies a diestro y siniestro a los cientos de seguntinos que se dieron cita en la Plaza, acompañados por los tamborileros. ENTREVISTA AL DULZAINERO JOSE ANTONIO ARRANZ.

 

PROGRAMA SAN VICENTE 2017

22 de enero

12:00 h. Iglesia de San Vicente

Solemne función en honor a San Vicente Mártir, acto seguido procesión.

Organiza: Cofradía de San Vicente.

 

13:30 h. en El Torreón

Segontia Folk. Vermouth a cargo de Javier Palancar, José Ramón Jiménez y Javier Barrio.

Organiza: AES, Ayuntamiento de Sigüenza y CD Sigüenza.

 

Segontia Folk. 19:30 h. en El Pósito. XXX Certamen de Dulzaina, José María Canfrán.

 

00:30 h.

Verbena popular. Lugar: Ver programa aparte. Organiza: Cofradía de San Vicente y Dulzaineros de Sigüenza.

 

23 de enero

17:30 h. en la Plaza Mayor

Tradicional Bibitoque: Juegos japoneses, cabezudos, caramelos…

Organiza Cofradía de San Vicente

 

28 de enero

10:00 h. en el Campo de futbol de "La Salceda"

III Torneo de Futbol de San Vicente con las categorías inferiores del CD Sigüenza. Organiza: AES, Ayuntamiento de Sigüenza y CD Sigüenza.

 

20:30 h. en El Pósito

Segontia Folk. Concierto de Irish Treble

Organiza: AES, Ayuntamiento de Sigüenza.

 

 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 1.0947 seg., Memoria Usada: 0.99 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2021