24/05/2020 / 13:46
Fernando Almansa


Imagenes

¡Traed madera, es la guerra!

Evidentemente ni Pedro ni Pablo saben lo que es la guerra. Pero comparar esta lucha con una guerra, cumple la función de tener quietos a los pasajeros mientras se quema el tren.


Vale la pena, en los tiempos que vivimos, recordar estas palabras de Groucho Marx en la película “ Los Hermanos Marx en el oeste”. Mientras los hermanos Marx, se afanan en destrozar el tren, arrancando todo lo que es combustible, y echando a la caldera hasta los equipajes de los pasajeros; la locomotora de vapor avanza a toda velocidad, en un viaje sin sentido y sin protección alguna. Incluso el “mudito” cae momentáneamente a la caldera, y Groucho no para de gritar, “¡traed madera, es la guerra!”. Un despropósito que tiene gran paralelismo con la gestión actual de la crisis del Coronavirus. El Gobierno decretó que esto era la guerra, y empezó a quemar a diestro y siniestro todo lo que encontraba a su paso, poniendo en riesgo la salud de los sanitarios, arruinando el país, mandando al paro y a la dependencia de subsidios estatales a millones de familias, quemando sus equipajes, y dejando el tren del país convertido en una estructura que avanza “unida” hacia la desesperanza, la falta de libertades y la ruina total, sin contar con el dolor ya irremediable de la pérdida de casi 30,000 familiares, amigos, vecinos,…

¡Es la guerra!, grita sin parar Pedro Sánchez, y justifica así tener rehenes a la población española en un estado de alarma infinito, privándonos de nuestros derechos, mientras reclama más madera. Los viajeros con estupor,  no se atreven ni a saltar, ni a reclamar; solo piensan en que se acabe la madera, se acabe el viaje y puedan apearse, aunque sea en medio del desierto.

Evidentemente, ni Pedro ni Pablo, saben lo que es la guerra. Pero comparar la lucha contra el coronavirus con una guerra, cumple la función para tener quietos a los pasajeros mientras se quema el tren.

Me permito recordar al Gobierno, algunos elementos claves de una guerra, que por desgracia, yo si he experimentado, y varias, en diversas partes del mundo.

Una guerra destroza y deja inservible todas las infraestructuras esenciales productivas. Una guerra deja a la población en edad laboral, a los más jóvenes y capaces, diezmados, afectando seriamente a la recuperación posterior del país, por falta de capital humano. Una guerra desmantela las estructuras de gobierno y la maquinaria estatal. Una guerra tiene un enemigo al que hay que combatir con estrategia militar secreta y salvaguardando la información clave y protegiendo los objetivos e intenciones militares.

La lucha contra el Coronavirus, no tiene ninguna de las características anteriores, si bien, Pedro y Pablo, junto con el resto de la tropa ministerial, se han comportado como si lo tuvieran.

Entiendan los lectores, que no critico a las izquierdas, ni a las derechas, critico la incompetencia, mediocridad, falta de lógica y abuso de poder. 

Y finalmente, y para acabar de quemar el tren, ahora se pacta un viaje de más de un mes de estado de alarma, a cambio de intereses políticos mezquinos, que ninguno de ellos tiene que ver con la lucha efectiva contra la pandemia. ¿Verdaderamente, merecemos los españoles que se negocie con nuestra vida, los intereses políticos de los partidos?.

No echen más madera, ni eche ningún partido más leña al fuego; esto no es la guerra, es una pandemia y son nuestras vidas.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 1.1583 seg., Memoria Usada: 0.98 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2021