21/03/2021 / 13:16
Eduardo Díaz


Imagenes

Breve historia de la Policía Urbana de Guadalajara

Uno de los primeros Jefes de la Policía Urbana fue el inolvidable José Pradillo Moratilla que tomó propiedad de su plaza en septiembre del año 1926.


Los comienzos de la creación de la Policía Urbana de Guadalajara se remontan a la época de la Guerra Carlista ante el temor de las autoridades municipales de que las tropas carlistas llegasen a nuestra ciudad. Es por ello que los liberales de la ciudad fundaron la Policía Urbana para mantener el orden en las calles, llegando a tener más de ciento cincuenta miembros en sus filas.

Con el paso del tiempo sus funciones fueron las de hacer cumplir las ordenanzas municipales y los Bandos del Concejo, que eran elaborados por el alcalde de la ciudad con la aprobación del Consejo Concejil. A finales del siglo XIX la planta baja del ayuntamiento de Guadalajara se convirtió en la sede de la Policía Urbana, que anteriormente había sido utilizada por el cuerpo de la Guardia Civil, hasta su traslado al Palacio de los Guzmanes en el barrio de Budierca. 

Uno de los primeros Jefes de la Policía Urbana fue el inolvidable José Pradillo Moratilla que  tomó propiedad de su plaza en septiembre del año 1926. Durante su mandato se amplió la plantilla y por primera vez se formó la sección de circulación con puestos permanentes de regulación del tráfico rodado a lo largo de la Calle Mayor. Tras un paréntesis como administrativo en el ayuntamiento de Guadalajara, retornó a su plaza de Jefe de la Policía Urbana con motivo del golpe militar del 18 de julio del año 1936, permaneciendo en el cargo hasta la finalización del conflicto bélico.

 

A la llegada de Pedro Sanz Vázquez a la alcaldía de Guadalajara se firmó un decreto de alcaldía en el cual se daba el mando de la Policía Urbana a un cargo militar. Por ese motivo la Jefatura la tomó Carlos Langarica. Una de las principales misiones de los agentes de aquella época era la de facilitar los volantes de pobreza y sostener la sublevación de la crisis obrera que padecía Guadalajara.  Años después y siendo alcalde de la ciudad Felipe Solano Antelo, la Jefatura pasó a manos de Felipe López Millán, el cual creó por primera vez la sección de los motoristas para la regulación del tráfico a la entrada y salida de las fábricas de los polígonos del Henares y Balconcillo. Con la llegada de Javier de Irízar a la alcaldía de Guadalajara, de nuevo se recurrió a un militar para dirigir el cuerpo armado de la ciudad, en concreto fue el comandante Francisco Guerrero Caballero el elegido, el cual se encargó de rejuvenecer la plantilla e incorporar por primera vez en la historia de Guadalajara a trece mujeres, lo que suponía un cambio radical en la estructura de la plantilla. Tras la muerte por enfermedad de este militar el mando fue ocupado de forma provisional por varios subordinados y finalmente en el año 1989 fue nombrado Oficial de Policía Local de Guadalajara, Julio Estables Martínez que había accedido a la plantilla en el año 1982. Permaneció en el mando de la Jefatura hasta su jubilación en el año 2019 y fue sustituido por el actual Jefe, Jorge López.

 

Tres han sido hasta la actualidad las sedes de la Policía Urbana y Local: el Ayuntamiento de Guadalajara, la Estación de Autobuses y la actual Jefatura de la urbanización de Aguas Vivas.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.4677 seg., Memoria Usada: 0.98 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2021