01/09/2019 / 11:33
Fernando Almansa


Imagenes

Cobrar por hacer, ser o estar

Me llama la atención el lenguaje sobre el mundo del trabajo, me escandalizan los pensamientos que subyacen tras ese lenguaje.


Me llama la atención el lenguaje coloquial sobre el mundo del trabajo. Y más allá de llamarme la atención el lenguaje, frecuentemente me escandalizan los pensamientos que subyacen tras ese lenguaje.

Es frecuente oír expresiones como: “se ha colocado muy bien”; yo me imagino a alguien quedándose bien encajado en un sitio, para que nadie le moleste y donde por supuesto se cobre un buen salario.  ¡Colocarse!,  es decir buscar el “locus” donde quedarte quietecito…

O esta otra expresión, “tener un buen puesto”, vuelve sobre la misma idea, como si se tratara de un puesto de caza o de francotirador; apostarse y esperar a que pase la perdiz. Posicionarse, acomodarse, colocarse, que así lo relaciona todo el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

Y qué decir de “ascender a un puesto muy bueno”, como si de la ascensión a los cielos se tratara; subir para separarse del polvo terrenal, y cobrar los beneficios de las alturas.

Recuerdo en un curso, de aquellos que dan puntos en la función pública, que un participante dijo, “yo vengo a este curso para ascender, trabajar menos y cobrar más, que es de lo que se trata”, lo decía con orgullo, como si sus ojos brillaran de inteligencia y sagacidad suprema, cuando en realidad, su culo hundido en el asiento señalaba sus bajezas morales sin dejar rastro de duda.

Y qué decir de las “oposiciones”, no se sabe aún a ciencia cierta a quien se oponen, si unos contra otros, o contra la llana ciudadanía, o contra el trabajo….

Y que iluminador resulta preguntar de forma ingenua por el trabajo a alguien, y comprobar si la respuesta tiene que ver con el hacer, con el estar o con el ser. Por ejemplo “yo enseño”, “escribo libros”, “trabajo en el hospital, “ etc., tiene que ver con el hacer.  Otros contestan: “estoy en la Diputación”, “estoy de conserje”, “estoy….”, se diría que es el hecho de ubicarse en, lo que da la razón del trabajo. Otros aspiran a bienes superiores y contestan cosas como “ soy político” “soy funcionario” “soy médico”, …..

El trabajo tiene mil formas de entenderse, desde el que es y hace; el que solo es; el que solo está, y todas las combinaciones posibles, de ser, estar y hacer.

Ojalá un día las ideas sobre el trabajo evoluciones algo más y se oiga con más frecuencia: expresiones como “yo colaboro con…”, “yo sirvo a…”, “Me dedico a …” “trabajo para que…”, “mi vocación es…”, “mi profesión es…”

Hacer y ser y menos estar. Ojalá nunca se pagara a nadie por estar, sino por ser vocacionado para hacer con dedicación.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.2318 seg., Memoria Usada: 1.42 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019