17/04/2021 / 10:26
Antonio Yagüe


Imagenes

Ecopolémicas

Periódicamente saltan las ecopolémicas, mejor con gobiernos conservadores y ecologistas siempre con la escopeta (metafóricamente) cargada.


Salir en los periódicos y otros medios para bien, como decían en mi pueblo, cada día es más complicado. Los habitantes del medio rural casi nunca tienen voz, salvo para ser objetos de chascarrillos. O de idealizaciones en magazines televisivos cuando los/as periodistas pijos acompañan a recoger lechugas al huerto o huevos de gallina al corral a alguna persona mayor de pueblo empleando en las entrevistas un penoso tono infantil.

Periódicamente saltan las ecopolémicas, mejor con gobiernos conservadores y ecologistas siempre con la escopeta (metafóricamente) cargada. Sobran ejemplos en el Señorío. En los noventa fueron los parques eólicos, a instalar sin importar el entorno ni la biodiversidad. Después, la amenaza eel ‘fracking’, técnica para extraer hidrocarburos del subsuelo que puede contaminar los acuíferos subterráneos.

Luego llegaron las macrogranjas porcinas con sus purines contaminadores y espanta personas.

Lo último son las megaplantas fotovoltaicas o “huertos solares”, denominación edulcorada de los promotores de estos proyectos “independientes”, como el anunciado en Maranchón. Las administraciones suelen hacer de maquilladores para evitar evaluaciones rigurosas en los papeles, pero no en los espacios naturales perjudicados. Los ayuntamientos y algunos propietarios también se benefician, mientras los agricultores se quedan sin tierras para sus labores ante el pago por arrendamiento que quintuplica el tradicional.

Los vallados eléctricos son letales para las aves esteparias. Las autoridades defienden las plantas por considerarse energía renovable, pero no puede ser excusa para cometer tropelías. Los ecologistas piden que se fiscalicen con más rigor los proyectos y los jóvenes agricultores supervivientes que no se permita instalar más de 100 hectáreas por término.

La penúltima. Un proyecto financiado por la Junta de Castilla-La Mancha prevé ubicar un helipuerto para apagar incendios encima de restos arqueológicos junto al castillo de Santituste (Corduente), declarado Bien de Interés Cultural (BIC). La cercanía a algunas viviendas entrañaría riesgos si operan los vuelos y afectaría a la fauna y entorno del Alto Tajo, con numerosas bruiteras y refugios de otras especies.

Falta (si lo hay) el informe de impacto ambiental con sus untos y afeites, la voz de los ecologistas en el Parque Natural (Dalma y Argallón) y del vecindario.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 2.5804 seg., Memoria Usada: 0.96 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2021