31/05/2019 / 12:46
Marta Velasco


Imagenes

Elecciones variadas

He cumplido mi deber como ciudadana y espero que los elegidos cumplan con los suyos como gobernantes. 


Avanzamos hacia el verano sin disfrutar de la primavera, una estación tradicionalmente cuajada de rosas y alegría, ahora aquejada de sucesivas, tediosas y dudosamente afortunadas elecciones políticas. Es la vida mártir, que dice Omar en Supervivientes, unos pocos ganan, todos los demás pierden.  Y no nos dejan ni ver la serie favorita, porque tras cualquier anuncio aparece la jeta de algún rufián o rufiana hablando de subir impuestos o de bloques secesionistas; ni dormir la siesta, pues justo a esa hora llama Errejón, Carmena, el PP, una señora que quiere comprar tu piso mientras te vas muriendo, y un timador que quiere revisar el gas por cincuenta euritos a tocateja… Como diría Jeeves, el mayordomo de Bertran Wooster, hay una concatenación de circunstancias que nos conducen a la desazón y al desasosiego.  Y así estamos la mayoría, atribulados.

He cumplido mi deber como ciudadana y espero que los elegidos cumplan con los suyos como gobernantes, pero me han decepcionado tantas veces con sus trapicheos y sus pactos encubiertos que lo que me pide el cuerpo, cuando veo nuestro Parlamento, es entrar en el Congreso, templo de la democracia española, y sacudir a diestra y siniestra con el látigo para desalojar a los mercaderes, como hizo Jesucristo en el templo judío con mucha razón. Además del mercadeo, el Congreso se ha convertido en un circo, guardado por dos leones y en el circo romano las rugientes fieras se merendaban a cristianos y enemigos del Imperio sin discriminar, un espectáculo que entretenía mucho a la plebe. Creo que, si los leones de la puerta del Congreso cobrasen vida, al primero que se merendarían sería a Junqueras, que tiene ese aspecto tan tierno y churruscado. En cambio, Iglesias se salvaría, sorprendiendo a las fieras con la chaqueta super trendy que lleva cuando va a casa de Sánchez a pedir un ministerio.

Pero entre los políticos de cualquier ideología hay muchas personas inteligentes y altruistas, que ponen trabajo y voluntad al servicio de los ciudadanos y tratan de construir un lugar mejor para los más desfavorecidos.  A estas personas les debemos mucho y les doy las gracias.  No todos están ahí por motivos espurios, el dinero y la ambición de poder solo son importantes para los que se representan a sí mismos.

Lo cierto es que la noche de elecciones fue como una final de fútbol. Cambios, esperanza, nervios, pesimismo, apuestas, alegrías y decepciones…y un poco de diversión por wasap con los amigos afines. Hubo un momento muy amargo, cuando salió en TV Otegi triunfante y dando gracias a los que le apoyan. Me escandaliza.

Dicen los políticos que han ganado todos, incluso los que han perdido. Pero no es cierto: En cada confrontación se hace más profunda la brecha que separa a los españoles y se filtra un poso de odio que, si no se elimina ya, irá creciendo y no beneficiará a nadie. Necesitamos tratamiento urgente.

 

*Deseando mucho éxito a Mª Jesús Merino, primera alcaldesa de Sigüenza. Enhorabuena.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.251 seg., Memoria Usada: 1.24 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019