31/12/2021 / 13:24
Antonio Yagüe


Imagenes

Perseverancia

Deberíamos agradecer a la NASA habernos recordado esta palabra de origen latino que significa constancia, tesón o firmeza.


En España seguimos obsesionados eligiendo como palabras del año el tiempo o las vacunas. En el diccionario Cambridge se ha impuesto perseverancia. El nombre de la misión espacial a Marte (perseverance) se ha buscado en su web  243.000 veces en 2021. Los editores la consideraron perfecta y necesaria, además de para hacer aterrizar una nave en el planeta rojo, ante desafíos mundiales como los Covid, desastres climáticos, inestabilidad política y conflictos.

El diccionario inglés la define como “esfuerzo continuado para hacer o conseguir algo, incluso cuando esto es difícil o lleva mucho tiempo”. En español y para la RAE es la acción de mantenerse constante en la persecución de lo comenzado, en una actitud o en una opinión.

Algunos defienden que perseverancia es la palabra-reto para la economía española. Para lograr que los fondos europeos no pasen de largo, como ocurrió en los 40 con el plan Marshall por no cumplir las condiciones ordenadas por el general americano. Para vencer la inflación, ese impuesto añadido sobre todo para los más pobres, y para superar la crisis de suministros, porque no somos soberanos desde un punto de vista industrial.

También se necesita perseverancia en la política. Para no caer en el enfrentamiento y mantener los acuerdos que nos han hecho disfrutar del mayor periodo de prosperidad en la historia de nuestro país, y para hacer que sea uno de los mejores del mundo para vivir. Nuestra democracia la necesita y con fuerza suficiente para que no caiga ante los ataques populistas y nacionalistas totalitarios.

Deberíamos agradecer a la NASA habernos recordado esta palabra de origen latino que significa constancia, tesón o firmeza. Perseverante es ese niño que termina de construir su nave espacial sin dejarla a medio pintar, la deportista que supera su tiempo récord, la abuela que se entrega por completo a sus nietos, nuestros  campesinos siempre haciendo algo, o cualquiera que se empeñe en llegar a una meta cueste lo que cueste.

“Si te caes siete veces, levántate ocho”, dice un proverbio japonés. Y, en línea, nuestro Unamuno: “El modo de dar una vez en el clavo es dar cien veces en la herradura”.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 1.0361 seg., Memoria Usada: 0.92 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2022