11/10/2020 / 12:41
Eduardo Díaz


Imagenes

Un comercio muy recordado en Guadalajara: Ultramarinos Gamo

La tienda abrió sus puertas en 1930 y las cerró en 198. Fue siempre regentada por la familia de Gervasio Gamo y Guadalupe Tómico.


POR EDUARDO DÍAZ

En el rincón de esta semana vamos a recordar un comercio que era un referente en nuestra ciudad, nos estamos refiriendo a los ultramarinos de la familia Gamo. La tienda abrió sus puertas al público en el año 1930 y sus fundadores fueron: Gervasio Gamo Aidapus y su esposa Guadalupe Tómico. El comercio se ubicaba en la plaza del doctor González Hierro, dedicada a este médico de Guadalajara al que fue concedida la Gran Cruz de Isabel la católica por su aportación en la lucha contra el cólera.

Durante la Guerra Civil, el comercio de Gamo siguió abierto para suministrar los alimentos necesarios para la población y debido a la generosidad de sus propietarios, las familias más humildes de la ciudad recibían el género necesario para subsistir de manera benéfica. Este gesto no pasó desapercibido para los medios de comunicación local que existían en aquella época y que destacaban estos actos tan solidarios. 

Una vez jubilados Gervasio y Guadalupe fueron sus hijos Fernando y Emilio los que tomaron las riendas de la tienda de alimentación. Era muy peculiar su atuendo de trabajo con un guardapolvos de color gris en todo momento. Al residir ambos en la vivienda familiar, en el mismo edificio de los ultramarinos, siempre estaban a entera disposición de los clientes incluso domingos y festivos. Con un simple toque del timbre cualquiera de los dos bajaba rápidamente a la tienda para atender las urgencias alimentarias de los fieles parroquianos.

 

Una de las peculiaridades del establecimiento alimentario era que la mayoría de los productos se vendían a granel y por lo tanto pasaban por el plato de la balanza que media el peso del alimento elegido por el usuario. Las especialidades de la casa eran: el café molido, las castañas en la época otoñal, los frutos secos, la sopa Juliana y las sardinas arenques envasadas en barricas de madera.

Sin lugar a dudas el momento más esperado por la clientela era la llegada de las navidades. En esas fechas tan familiares y entrañables los escaparates se llenaban de turrones de Alicante y Jijona de la conocida marca “ El Antiguo”.  Aparte de la clientela local eran muchas las personas que se acercaban al establecimiento procedentes de pueblos de la provincia y ciudades limítrofes para adquirir los típicos productos navideños. 

En el año 1975 el nombre de la plaza del establecimiento “ Gamo” pasó a denominarse del Concejo en recuerdo al edificio municipal del siglo XVI que se encontraba en dicho lugar, en el que se acordaban las decisiones para la vida diaria de Guadalajara. Otra de las peculiaridades del comercio era la exposición de cuadros artísticos de la ciudad de Guadalajara en sus escaparates, que eran realizados por el artista local Luis Gamo Alcalde, hijo de uno de los propietarios de la tienda.

El cierre de los ultramarinos “ Gamo” se produjo en el año 1982 dejando una huella imborrable en la sociedad de Guadalajara, tanto por la calidad de sus productos como por el trato familiar con el que atendían a sus clientes. En la actualidad su lugar lo ocupa un local de ocio nocturno denominado: “ La Discotaberna de Bardales”, el cual es regentado por el conocido empresario local José María Poole.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.7961 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2020