12/09/2021 / 10:52
Eduardo Díaz


Imagenes

Una persona que fue muy querida en Guadalajara: José Nolasco 'Pinchanubes'

Cuando Francisco Espada “Morenito” se jubiló como cohetero municipal, José Nolasco tomó el relevo tras realizar un curso sobre lanzamientos de cohetes y obtener por primera vez en la historia de Guadalajara el título de Manipulador de Productos Explosivos.


La ciudad de Guadalajara siempre ha tenido a personas que de manera desinteresada han luchado y trabajado por mantener las tradiciones locales. Una de ellas  fue José Nolasco que desde su niñez perteneció a la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Guadalajara y que posteriormente fue el cohetero oficial de la ciudad.

José Nolasco nació en el año 1943  en el ya desaparecido barrio del “Cerro del Pimiento” y desde su niñez pasó a formar parte de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos, portando sobre sus hombros al Cabezudo “Sancho Panza”. Debido a su cariño y destreza con las figuras de cartón, su hermano Félix le animó para que portara y bailara al Gigante “Chino”, una labor que era difícil de cumplir debido al enorme peso de la figura festiva. 

Cuando Francisco Espada “Morenito” se jubiló como cohetero municipal, José Nolasco tomó el relevo tras realizar un curso sobre lanzamientos de cohetes y obtener por primera vez en la historia de Guadalajara el título de Manipulador de Productos Explosivos. Igualmente ingenió un artilugio para evitar cualquier incidencia con los cohetes que consistía en una tabla de madera que incorporaba dos soportes para sujetar el cohete, antes de ascender al cielo una vez prendida la mecha. Pese a la seguridad de este procedimiento en el lanzamiento de cohetes, durante la celebración de la procesión de la Virgen de la Antigua, un 8 de septiembre, un cohete se quedó enganchado en la madera y le produjo una grave quemadura en la mano. Por este motivo, y de manera definitiva, sustituyó el artilugio de madera por un tubo metálico que recogía totalmente la cabecera del cohete y únicamente quedaba al descubierto la mecha del producto explosivo. A partir de ese momento José Nolasco ya no volvería a tener ningún incidente con el lanzamiento de los cohetes.

José Nolasco era el encargado de anunciar con el lanzamiento de cohetes los actos festivos y religiosos del Ayuntamiento de Guadalajara como el comienzo de las procesiones de la Virgen de la Antigua, la salida de los Gigantes y Cabezudos desde la plaza de toros, el inicio de los actos festivos para los más pequeños o el disparo de los tres cohetes reglamentarios del encierro de Guadalajara. Por este motivo sus admiradores le pusieron el simpático apodo de “Pinchanubes”.

Uno de los barrios en donde más querido era José Nolasco fue en el Alamín en donde residió durante muchos años su madre María Roche “La Chispi”, ya que durante la celebración de las fiestas del barrio el anunciaba los actos con el lanzamiento de cohetes pagados de su propio bolsillo.

El 8 de noviembre del año 2011, José Nolasco fallecía en su domicilio y su puesto de de cohetero en actos oficiales fue ocupado por Miguel Garcés” Churri” y por Aureliano Fernández “ Pelirrojo” en los actos taurinos.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 3.3868 seg., Memoria Usada: 0.95 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2021