25/07/2021 / 23:09
Antonio Yagüe


Imagenes

Vistas al pasado

Antiguamente las fotos eran escasas y caras. Las personas iban al fotógrafo en ocasiones señaladas. 


Junto a fiestas, zongas y otras juergas y ocios mundanos, las exposiciones de fotografía antigua copan en agosto las actividades culturales de los pueblos. Suelen estar organizadas por algún nativo o enamorado de la localidad y sus tradiciones. Son una especie del baúl de los recuerdos, una manera de hurgar en el pasado tratando de recuperar la memoria y de recrear la vida, y la historia en peligro de desaparición que nos ha precedido.

Antiguamente las fotos eran escasas y caras. Las personas iban al fotógrafo en ocasiones señaladas. A los pueblos solía venir El Peco de Molina para eventos como bodas y comuniones, los DNI, libros de familia  y otros documentos.  Así se ganaba parte de la vida. De paso, llegó a atesorar la mejor colección fotográfica del Señorío. Siempre volvía alguien que se había marchado a Los Madriles o Barcelona fardando de cámara fotográfica, el amigo con posibles de Zaragoza que giraba una visita, el padre de la maestra o ella misma.

En estas muestras, compuestas de pequeños retazos de historias personales, se repasan temáticas muy variopintas ajustadas al ciclo vital y los ritos de paso, como despedidas de quintos, escenas de labranza y pastoreo -los trabajos y los días-, la llegada del teléfono, matanzas, fiestas patronales, romerías…  Plasman lo que fue la España rural, retratan la España vacía, vaciada, olvidada y surrealista.

Benito García Martínez ha reunido en un libro sobre su pueblo  Hinojosa, imágenes para el recuerdo (Aache) 116 fotografías antológicas. La  mayoría, en blanco y negro, proceden de baúles de las abuelas y otros escondites donde los antepasados guardaban los documentos importantes. Se mostrarán desde el 7 de agosto en una exposición en el Centro Social “La Sima”.

Benito ha recopilado instantáneas conmovedoras en la procesión, el lavadero, el frontón, la escuela o el rollo. Otras son entrañables, en las eras, juegos, bailes o faenas en parajes de antaño. La del mítico capador de Milmarcos, Clemente Terreros, llegando a Hinojosa a caballo al trote, es única, de antología nacional. La muestra y el pueblo, cuna del historiador Portocarrero y otros hijos ilustres, bien  merecen una visita.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.8218 seg., Memoria Usada: 0.94 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2021